agesor
. . . . .

Provision Crosi - compra en nuestra web
Actividades del Diputado Martín Melazzi
Centro Profesionales Mercedes
coopace
CarHouse - Mercedes
edil José Lavista - Partido Nacional
Diputada María Fajardo
Edil Raúl Morossini
kechu fletes
@gesor es de acceso completamente gratuito para nuestros lectores, pero si quieres apoyar nuestro trabajo con un donativo, te damos dos opciones, la primera de un único pago de U$S2 (dolares americanos dos) o la segunda con una suscripción de U$S1 (dolares americanos uno) por mes, la que puedes realizar en pagos mensuales o un pago anual.

El equipo de @gesor agradece desde ya vuestro aporte, el que nos permitirá seguir creciendo y brindando cada vez más contenido.
Pago
Opciones de suscripción
Si quieres colaborar con un monto distinto, por favor contacta con info@agesor.com.uy indicando el monto con el que quieres colaborar y te haremos llegar el formulario de pago.
MonedaCompraVenta
41,25 43,65
0,15 0,61
7,22 9,22
47,52 53,00
El Observador El Pais La Juventud La Diaria La Republica El Telegrafo
.
Síguenos Síguenos Canal Instagram
11 de February del 2013 a las 11:50 -
Tweet about this on Twitter Share on Facebook Share on LinkedIn Pin on Pinterest Email this to someone
Carnaval : Fiesta Pagana, Popular y Centenaria
(última parte) Alegría de los “Viejos Verdes”.
(última parte) Alegría de los “Viejos Verdes”.

(por Aldo Roque Difilippo) Tanta euforia provoco cientos excesos como lo denuncio el diario “El Nacional” en 1915: “Por más que al carnaval se le haya extendido la partida de defunción hace mucho tiempo, él se presenta haciendo piruetas y lanzando carcajadas. Le acompañaban mujeres livianas como el rostro cubierto y senos desnudos y es bastante para que lo reciban con alegrías los “viejos verdes” y los jóvenes que creen que al mundo se ha venido nada más que a divertirse. Es una caricatura y una degeneración, pero como nunca falta mamarracho y decadente, siempre tendrá partidarios. El carnaval es una locura en que suenan los cascabeles de la pecadora y el haragán que se disfraza de estudiante. (...) Afortunadamente no dura más de tres días”

 

Todo Cambia

Justo Pozzolo estima que las primeras Murgas comenzaron a incursionar en el Carnaval mercedario a partir de 1915, donde los “Clásicos eminentes” obtuvieron el 1° Premio de $10, y “Los Como Quieras” el 2°, con $6. La formación de las murgas iniciales eran bien diferentes a las actuales: siete u ocho integrantes que al ritmo del redoblante, un bombo con platillos (similar al de los Circos), y a veces una flauta de caña, entonaban versos muchas veces subidos de tono, como criticaba “El Progreso” en 1928: “cada año presenciamos el bochornoso espectáculo de individuos que aprovechan malamente la libertad de esos días, para decir insolencias y hacer alusiones inconfundibles a personas de respeto”. Con el correr de los años las murgas fueron mejorando su presentación, así como su vestimenta, ya que es sus inicios la indumentaria consistía simplemente en pantalón y camisa “porque esa ropa que se compraba o que eran donadas por alguna tienda, después les serbia a los muchachos para salir o para trabajar. Eran otras épocas mucho más difíciles”, nos comenta Justo Pozzolo. Gente modesta, salvo algunas excepciones como la murga juvenil “Buenos amigos”, del barrio del Club Independiente. La mayor parte de los murgueros eran analfabetos , tenían que escuchar ocho o diez veces los versos a los que sabían leer, en torno a un farol, hasta memorizan las letras.

Aunque desde las primeras décadas del Siglo XX la prensa mercedaria ha venido vaticinando “la muerte del Carnaval” esta fiesta popular sigue vigente, y parecería ser con una existencia que  se extenderá por muchos años más.

 

Desenfreno

”Según la opinión general de la prensa el carnaval de 1916 fue netamente superior a todos los anteriores destacándose el entusiasmo que reinó con el juego con agua. Respecto al juego con agua se dice que en uno de los carnavales a fines del siglo pasado, arrogaron desde una casa un “baldazo” con agua a un comisario el que la emprendió a balazos con los autores del chiste. Por fortuna no ocurrió ninguna desgracia y el carnaval continuó con sus locuras”.

 

(Extraído de: “El Carnaval en Mercedes”, Justo Pozzolo Pica, Album Revista del Bicentenario de Mercedes, 1988)

 

Una degeneración

“Por más que al Carnaval se le haya extendido la partida de defunción hace mucho tiempo, el se presenta haciendo piruetas y lanzando carcajadas. Le acompañan mujeres livianas con el rostro cubierto y senos desnudos y es bastante para que lo reciban con alegría los “viejos verdes” y los jóvenes que creen que al mundo se ha venido nada más que a divertirse. Es una caricatura y una degeneración, pero como nunca faltan mamarrachos y decadentes, siempre tendrá partidarios. El carnaval es una locura en que suenan los cascabeles de la pecadora y el haragán que se disfraza de estudiante. En Roma decayó, en Venecia es un recuerdo, en Niza una exploración y en Barcelona y París se le quiere galvanizar el cadáver. No hay por lo tanto, motivo para tolerarle. Afortunadamente no dura más de tres días”.

 

(Periódico “El Nacional”, Mercedes, 1915)

 

 



(0)

A los lectores de @gesor que realizan comentarios, en particular a quienes ingresan en la condición de incógnito, no se molesten en hacer comentarios ya no son publicados debido a que no dejan registro de IP ante eventual denuncia de alguna persona que se sienta dañada por ellos.
Igualmente reiteramos lo que hemos escrito en anteriores oportunidades, que pueden referirse con la dureza que se entienda pertinente pero siempre dentro del respeto general y no discriminando ni agraviando, o con expresiones que de alguna manera inciten a la violencia. Los comentarios son una herramienta maravillosa que debemos preservar entre todos.

Quiere comentar esta noticia?

* Campos obligatorios
* Nombre:
* Correo Electrónico:
* Comentario:
* Caracteres
No se ha podido realizar la consulta: You have an error in your SQL syntax; check the manual that corresponds to your MySQL server version for the right syntax to use near 'Verdana','sans-serif';" lang="ES"> 

 

Todo Cambia

Justo Pozzolo estima que las primeras Murgas comenzaron a incursionar en el Carnaval mercedario a partir de 1915, donde los “Clásicos eminentes” obtuvieron el 1° Premio de $10, y “Los Como Quieras” el 2°, con $6. La formación de las murgas iniciales eran bien diferentes a las actuales: siete u ocho integrantes que al ritmo del redoblante, un bombo con platillos (similar al de los Circos), y a veces una flauta de caña, entonaban versos muchas veces subidos de tono, como criticaba “El Progreso” en 1928: “cada año presenciamos el bochornoso espectáculo de individuos que aprovechan malamente la libertad de esos días, para decir insolencias y hacer alusiones inconfundibles a personas de respeto”. Con el correr de los años las murgas fueron mejorando su presentación, así como su vestimenta, ya que es sus inicios la indumentaria consistía simplemente en pantalón y camisa “porque esa ropa que se compraba o que eran donadas por alguna tienda, después les serbia a los muchachos para salir o para trabajar. Eran otras épocas mucho más difíciles”, nos comenta Justo Pozzolo. Gente modesta, salvo algunas excepciones como la murga juvenil “Buenos amigos”, del barrio del Club Independiente. La mayor parte de los murgueros eran analfabetos , tenían que escuchar ocho o diez veces los versos a los que sabían leer, en torno a un farol, hasta memorizan las letras.

Aunque desde las primeras décadas del Siglo XX la prensa mercedaria ha venido vaticinando “la muerte del Carnaval” esta fiesta popular sigue vigente, y parecería ser con una existencia que  se extenderá por muchos años más.

 

Desenfreno

”Según la opinión general de la prensa el carnaval de 1916 fue netamente superior a todos los anteriores destacándose el entusiasmo que reinó con el juego con agua. Respecto al juego con agua se dice que en uno de los carnavales a fines del siglo pasado, arrogaron desde una casa un “baldazo” con agua a un comisario el que la emprendió a balazos con los autores del chiste. Por fortuna no ocurrió ninguna desgracia y el carnaval continuó con sus locuras”.

 

(Extraído de: “El Carnaval en Mercedes”, Justo Pozzolo Pica, Album Revista del Bicentenario de Mercedes, 1988)

 

Una degeneración

“Por más que al Carnaval se le haya extendido la partida de defunción hace mucho tiempo, el se presenta haciendo piruetas y lanzando carcajadas. Le acompañan mujeres livianas con el rostro cubierto y senos desnudos y es bastante para que lo reciban con alegría los “viejos verdes” y los jóvenes que creen que al mundo se ha venido nada más que a divertirse. Es una caricatura y una degeneración, pero como nunca faltan mamarrachos y decadentes, siempre tendrá partidarios. El carnaval es una locura en que suenan los cascabeles de la pecadora y el haragán que se disfraza de estudiante. En Roma decayó, en Venecia es un recuerdo, en Niza una exploración y en Barcelona y París se le quiere galvanizar el cadáver. No hay por lo tanto, motivo para tolerarle. Afortunadamente no dura más de tres días”.

 

(Periódico “El Nacional”, Mercedes, 1915)

 

 

',videos='0',published='1',column_id='0',cont='1' WHERE id = 3367