agesor
. . . . .
Enviado por: Juanfra
Parece estar haciendo mandados muchachos aquellos años también tienen otra lectura: El golpe ocurrió en un clima internacional favorable al golpismo en América Latina. Corrían tiempos de Guerra Fría, guerrillas castristas, teologías de la liberación y doctrinas de la seguridad nacional. La democracia uruguaya no resistió el asedio y sucumbió más fácilmente de lo que cabía esperar. No hay explicaciones simplistas. Culpar sólo a políticos y gobernantes de entonces es un cliché tan arbitrario como decir que el golpe llegó porque sectores sindicales y de izquierda saludaron los demagógicos comunicados militares de febrero de 1973. Es lo mismo que achacarle toda la culpa a Estados Unidos por hacer la vista gorda. Importa recordar que los tupamaros fueron aniquilados en tiempo récord por las Fuerzas Armadas antes y no después del 27 de junio de 1973. Por eso, tan absurdo es decir que el golpe se dio para combatir la guerrilla como afirmar que los tupamaros se alzaron en armas contra una dictadura. Precisamente, una de las causas del proceso hacia la dictadura fueron los tupamaros que en nombre de una utópica revolución castrista se armaron en 1963 para derribar a un frágil y democrático gobierno colegiado del Partido Nacional. El disparate de crear aquel “foco” guerrillero Cuba sirvió luego de excusa para pavimentar el camino a la dictadura que llegaría 10 años después. Esa dictadura se prolongó por 11años y fracasó sin atenuantes. En nombre de la seguridad nacional nos privó de las libertades fundamentales y violó los Derechos Humanos, pero no encaró la mayoría de las reformas de fondo necesarias para el desarrollo del país. La salida de la dictadura fue ardua y discutible, pero salida al fin. Aunque “sobrevoló” las negociaciones la propuesta de amnistiar a los militares ese tema fue y todavía es fuente constante de debates pese a que la amnistía se sancionó por ley y fue ratificada dos veces en sendos plebiscitos populares. En cambio, la amnistía para los guerrilleros se aplicó sin problemas. Tiempo atrás, algunos sondeos mostraron que el 75% de los liceales no sabían quién era el presidente de la República cuando se dio el golpe de Estado en tanto el 53% ignoraba el año en que empezó la dictadura y su duración. Es natural que con el paso del tiempo crezca el desinterés sobre lo sucedido en nuestro país hace 40 años. Por esa razón es conveniente investigar a fondo la historia reciente y difundirla sin medias verdades ni prejuicios velando para que no se la utilice en beneficio de los gobernantes del momento ni se la distorsione a favor de ciertas tendencias políticas como algunos intentan hacer. Lo anterior no significa condenarse a discutir perpetuamente el pasado. Dos plebiscitos prueban que la mayoría de los uruguayos coincidieron en decretar el “punto final” a las cuentas pendientes de la dictadura. En algún momento será necesario doblar la página y concentrarse más en el futuro. Recientes mediciones internacionales resaltan el apoyo masivo de los uruguayos al sistema democrático, el mayor entre todos los países latinoamericanos. Y muestran además que en Uruguay se ejerce en la práctica una democracia que figura entre las más completas del mundo. Que siga así. Democracia

AGESOR - Soriano - Uruguay // (todos los derechos reservados )

powered by: Daniel Castro 2022