agesor
. . . . .

coopace
CarHouse - Mercedes
Provision Crosi - compra en nuestra web
20 años de nuestro bioparque
@gesor es de acceso completamente gratuito para nuestros lectores, pero si quieres apoyar nuestro trabajo con un donativo, te damos dos opciones, la primera de un único pago de U$S2 (dolares americanos dos) o la segunda con una suscripción de U$S1 (dolares americanos uno) por mes, la que puedes realizar en pagos mensuales o un pago anual.

El equipo de @gesor agradece desde ya vuestro aporte, el que nos permitirá seguir creciendo y brindando cada vez más contenido.
Pago
Opciones de suscripción
Si quieres colaborar con un monto distinto, por favor contacta con info@agesor.com.uy indicando el monto con el que quieres colaborar y te haremos llegar el formulario de pago.
MonedaCompraVenta
41,25 43,65
0,15 0,61
7,22 9,22
47,52 53,00
El Observador El Pais La Juventud La Diaria La Republica El Telegrafo
.
Síguenos Síguenos Canal Instagram
RADIOS
Espacio FM
del hum FM
.
.
05 de April del 2020 a las 10:12 -
Tweet about this on Twitter Share on Facebook Share on LinkedIn Pin on Pinterest Email this to someone
Los asaltos al Centro Socialista “Juan B. Justo” y a la Logia Masónica “Armonía” (Primera parte)
Historias para la Cuarentena IV
Historias para la Cuarentena IV

(Escribe Emilio Hourcade Leguísamo) En este artículo nos dedicaremos a dos acciones delictivas que lejos de ser llevadas a cabo por ladrones que buscaban un beneficio económico, fueron realizadas por jóvenes que tal como lo decía la prensa de esos días, habían actuado «a impulso de doctrinas que han oscurecido el entendimiento, olvidando las sanas enseñanzas recibidas en sus hogares»1.

Será entonces privilegiando la atención en aquellos acontecimientos y no tanto de sus protagonistas, que intentaremos acercarnos a un momento muy particular de nuestro país y el mundo, y ver como de alguna manera los hechos repercutían en nuestra ciudad y ocasionaba distintas reacciones en nuestra comunidad.

Uno de los hechos sucedió en el año 1937 con el asalto al Centro Socialista «Juan B. Justo»2 y el otro en el año 1938 con el robo al Templo Masónico de la Logia «Armonía», ambas sedes ubicadas en la ciudad de Mercedes.

En el año 1937 el país estaba bajo el gobierno de facto de Gabriel Terra, quien luego de haber sido elegido Presidente y asumir el cargo el 1 de marzo de 1931, el 31 de marzo de 1933 da un golpe de estado disolviendo el parlamento y el Consejo Nacional de Administración con el apoyo de un importante sector del Partido Nacional liderado por Luis Alberto de Herrera, lo que provocó un profundo quiebre dentro de este partido con herreristas por un lado y blancos independientes por otro.

También el Partido Colorado sufre una división interna importante, ya que el batllismo se separa del terrismo, lo que determina un fuerte fraccionamiento dentro de estos dos grandes partidos políticos, estando los terristas, riveristas (ambos colorados) y herreristas (blancos) apoyando el gobierno de Terra, mientras que los batllistas (colorados), blancos independientes, comunistas y socialistas en la oposición.

La dictadura de Terra finalizaría cuando es elegido Presidente de la República su cuñado Alfredo Baldomir quien asume en junio de 1938 en elecciones que serán por siempre recordadas por haber sido la primera vez que las mujeres pudieron votar.

Otro ingrediente importante en la vida política y social del Uruguay en aquellos años era la bastante reciente separación de la iglesia del estado con la libertad de culto total aprobada en la Constitución de 1918, lo que provocó, antes y después de la reforma constitucional, un profundo descontento de grupos católicos con los batllistas, liberales y masones que habían impulsado el desplazamiento de la iglesia del estado uruguayo y por ende, del poder.

También a nivel internacional el contexto era muy complicado, con la guerra civil española en su plenitud, desarrollada entre los años 1936 y 1939, más el auge del fascismo que de la mano de Mussolini y del nacionalsocialismo de Hitler iban pautando un mundo que desembocaría en la Segunda Guerra Mundial a partir del 1939 y hasta 1945.

Por estos lares, se van observando distintas manifestaciones que iban desde minorías que mostraban simpatía con el fascismo europeo, pasando por mayoría que se oponía a las doctrinas impulsadas por Mussolini y Hitler, y llegando incluso a quienes ya las estaban padeciendo, no siendo raro encontrar en la prensa de Mercedes, una declaración de la “Colectividad Israelita de Mercedes” que denunciaba las atrocidades que ya estaba sufriendo el pueblo judío en Alemania en el año 1938, y «prometiendo no adquirir mercadería de procedencia alemana, ni de sus recientes anexiones, y como prueba de protesta ante los insólitos atropellos alemanes contra nuestro pueblo, y en señal de duelo por nuestros hermanos criminalmente muertos por manos vengadores, cerrarán sus comercios paralizando todas la actividades, el jueves 24 del mes corriente, desde las 14 horas»3

En este complicado contexto que a través de esta apretada síntesis he intentado establecer, se producen los asaltos que trataremos en esta nota, los cuales muestran que de alguna manera los hechos que sucedían a nivel nacional y mundial, tenían también su repercusión en nuestra comunidad.

Para iniciar la crónica de aquellos sucesos, no sería exagerado decir que sin dudas una de las organizaciones que más curiosidad despierta es la masonería, siendo posiblemente su calidad de institución “discreta”, la que promueve el interés de la gente.

Hago hincapié en el término “discreto” y no “secreto”, ya que su existencia es reconocida y validada en nuestra sociedad tanto por la población como por las autoridades, y el bajo perfil que ex profeso caracteriza su existencia la vuelve una institución tan imperceptible como misteriosa.

En nuestra ciudad, dentro de las logias que han existido, la “Logia Armonía” ha sido la tradicional y más duradera, a pesar de existir períodos en que no estuvo activa, habiendo sido creada por el año 18794 y alcanzado muy distinta preponderancia a través del tiempo,  recordando que a mediados de la década de 1880 inicia la construcción de un hermoso templo en terreno que había donado Eduardo Díaz y Sienra en el año 1882 para templo masónico y que corresponde al actual edifico de la “Casa de la Cultura José María Martino Rodas”.

Será esa década del 1880 de preponderante importancia para los masones en Mercedes, ya que no solo lograrán dar comienzo a las obras para su soberbio templo, sino que en el año 1884, cuando Mercedes fue castigada por una de las más grandes inundaciones que ha sufrido a lo largo del tiempo, la “Logia Armonía” cumplirá un destacado rol en la ayuda de las personas afectadas, formando una “Comisión Recolectora de Fondos” que tendrá una gran exposición al publicar en la prensa tanto el acta de su creación como el nombre de los masones que la formaban, destacándose entre otros a Juan Ma. Rivas, Timoteo Muñecas, Manuel Díaz Moreira, Alejandro Bellini, Nicolás Reffino, Antonio Battro, Andrés I. Prego, Nicolás T. Gabito, José V. López y Eduardo Casagrande. 5

Pasaron los años y aquella inicial sede levantado por los masones pasó a pertenecer al Orfeón Español y a la Sociedad Española de Socorros Mutuos, adquiriéndola en el año 1946 la Intendencia de Soriano bajo el mandato del Dr. Rogelio Sosa.

El mencionado Orfeón Español había sido creado en la segunda mitad del siglo XIX y a principios del siglo XX sufrirá una división entre sus integrantes motivada por lo poco propenso que eran algunos españoles a permitir que criollos se integraran al mismo, y así es que en el año 1902 surgirá de esa separación el “Orfeón Mercedes”, al que se le cambiará  de nombre en el año 1905 dando origen al actual Centro Uruguayo.

Volviendo a la “Logia Armonía”, construye su nuevo templo en el año 1923 en calle Dolores (hoy Manuel Oribe) entre Cerro Largo (hoy Florencio Sánchez) y Canelones (hoy Manuel Ferrería), en edificación que hasta el día de hoy sigue ocupando ya próxima a cumplir sus 100 años de existencia.

Encontrándose establecida la logia en esa nueva sede, es en la noche del 4 de noviembre de 1938 que es asaltada en hecho que la prensa mercedaria refiere de la siguiente manera:

 

«Persona o personas que la autoridad policial trata de individualizar, luego de violentar una puerta que da al patio del tempo masónico, penetraron a este, apoderándose de toda la documentación asentada en un libro – ochenta y tantas actas y nómina completa de afiliados – fijada ésta en la puerta de una biblioteca.

Para consumar el hecho, la persona o personas que lo llevaron a cabo, destruyeron la cerradura de una puerta, próxima a la calle, haciendo palanca, según las huellas dejadas en la misma, con un trozo de hierro y sacando además un vidrio de la referida puerta, que fue arrojado a un terreno baldío, contiguo al local de la Logia.

En el vidrio sacado y en una de las hojas de la puerta violentada, se observan numerosas impresiones digitales que pueden ser de la persona que hace unos días había pintado la expresada puerta y colocado vidrios, o bien pertenecer a quien llevó a cabo este audaz asalto. La policía que dio intervención a la Oficina Dactiloscópica de nuestra Jefatura, sabrá quizás a esta hora, si dichas impresiones pertenecen o no a la persona que efectuó los trabajos referidos.

¿Qué móviles inspiraron el robo de documentos? ¿Razones de origen ideológico acaso?

¿Hacer desaparecer con las actas sustraídas, referencias de cuestiones vinculadas con persona o personas que tuvieron o tienen algo que ver con los mismos asuntos que, bajo secreto inviolable para los integrantes de la Logia, trata y resuelve ésta en sus reuniones, quedando de ello constancia en las actas que han sustraído?»6

 

Queda claro desde un principio que de acuerdo a los elementos que habían sido sustraídos, el móvil del robo no estaba ligado a elementos de valor económico, sino a datos e información de los misteriosos masones y estos no dejaría pasar este hecho sin saber quiénes eran los responsables, y trasciende en la prensa que «hasta el Gran Maestro de la Orden visitó Mercedes, conferenciándose con las autoridades e interesándose luego en la capital, para que viniera a ésta un experto en dactiloscopia”, llegando a nuestra ciudad y siendo fundamental para esclarecer el caso la labor desarrollada por el Jefe de Identificación de la Oficina Dactiloscópica de Montevideo Sr. Emilio Casatroja Susena7, quien descubre que las huellas dejadas en los vidrios correspondían «al joven Alfonso Fernández, empleado del Banco de Londres. Fernández, que había desaparecido de Mercedes, fue detenido en Colonia cuando se aprestaba a tomar el vapor para Buenos Aires»8.

Traído Fernández a Mercedes es interrogado declarándose culpable y de su testimonio surge que también habían participado Raúl Millot (hijo) y Rodolfo González Echeverría, quienes luego de ser atrapados manifiestan que el motivo que habían tenido era «hacer daño a los integrantes de la masonería local».9

De las varias crónicas periodísticas, podemos mencionar lo expresado en el diario “Acción”:

 

«Manifestaron las personas nombradas a los funcionarios policiales que siendo ellos católicos y en virtud de considerar a la Masonería una fuerza peligrosa para la Nación y un obstáculo para la mayor difusión de sus ideas, se propusieron destruir los elementos y documentos de que hacen uso en la Logia sus integrantes, con el único fin de entorpecer las actividades de aquellos.

Con tales propósitos, llegada la noche del viernes 4 del corriente, que consideraron propicia para llevar adelante sus planes, se decidieron a operar.

Alfonso Fernández que parece ser algo así como el “director de orquesta”, buscó a Millot y una vez juntos, fueron en busca de González Echeverría, encaminándose luego los tres hacia el lugar donde habían de operar, distribuyendo la tarea en la siguiente forma: Millot hizo de campana en la calle, mientras que Fernández y González Echeverría penetraron al templo masónico saltando una pared de un terreno lindero, abrieron primeramente el portón que da a la calle Dolores [hoy Manuel Oribe] para operar en forma que pudieran ser avisados por Millot de cualquier novedad. Luego con la ayuda de una palanca de hierro que dicen los detenidos encontraron en el patio de la Logia, hicieron saltar las grampas de seguridad de un postigo de la puerta que da al patio y está próxima al portón de la calle citada. Como no les fue posible violentar la cerradura, decidieron romper un vidrio para facilitarse la entrada al local.

Una vez adentro, Fernández y González Echeverría se apoderaron de las actas (83) que arrancaron del libro en que se hallaban asentadas, dos malletes [pequeño martillo de madera] y la nómina de afiliados a la Logia, todo lo cual quedó en poder de González Echeverría quien declaró haber destruido los papeles por el fuego, no así a los malletes, que fueron entregados a la policía por los familiares del nombrado González».10

Respecto a los datos de los detenidos, «Alfonso Fernández, uruguayo, soltero, de 19 años; Raúl Millot (hijo), uruguayo, soltero, de 23 años y Rodolfo González Echeverría, uruguayo, soltero, de 21 años».11

Los protagonistas eran todas personas muy jóvenes que tal como lo dejaba entrever la prensa en artículo que al inicio se transcribió, actuaron fuertemente manipulados por alguna de las ideologías que en esos complicados tiempo intentaban dejar su huella, las cuales muchas veces hacen mal uso de la pasión y el entusiasmo de fundamentalmente los jóvenes.

 

CONTINUARÁ…

 

Referencias

1 -“La Época”, Mercedes, 15 de noviembre de 1938

2 - El Dr. Juan B. Justo fue el fundador del Partido Socialista en la Argentina

3 - “Acción”, Mercedes, 23 de noviembre de 1938

4 - Según crónicas de Juan H. Soumastre

5 - “La Reforma”, Mercedes, 16 de mayo de 1884

6 - “Acción”, Mercedes, 7 de noviembre de 1938

7 - Revista Policial de Soriano, Año 1938

8 - “El Día”, Mercedes, 15 de noviembre de 1938

9 -  “Acción”, Mercedes, 15 de noviembre de 1938

10 - “Acción”, Mercedes, 16 de noviembre de 1938

11 - “El Día”, Mercedes, 15 de noviembre de 1938

.......................................

Otras columnas de Emilio Hourcade

La "Yaya" del Teatro Municipal

Epidemias y cuarentenas en la historia de Mercedes

Maremoto en la Isla del Puerto

Criaturas extrañas en el río Negro (Primera parte)

Criaturas extrañas en el río Negro (segunda parte)

.......................

Blog del autor

http://sorianofluvial.blogspot.com/p/criaturas-extranas-en-el-rio-negro.html?m=1



Image1
Image2
(1046)
Enviado por: Sergio Daniel Pìriz

Como todas publicaciones de Emilio notable.- En el caso del asalto a la Logia Armonìa fueron identificados los tres autores, aunque por otros documentos se dice-ojo-- quienes los impulsaron.- Pero en fin, lo ùnico que difiero en algunas fechas, no importantes, pero me interesarìa conocer el segundo apellido del bancario ALFONSO FERNÀNDEZ que no dice que sea oriundo de Mercedes,sin embargo si connotados y conocidos familiares.- Gracias y un abrazo Emilio.-


A los lectores de @gesor que realizan comentarios, en particular a quienes ingresan en la condición de incógnito, no se molesten en hacer comentarios ya no son publicados debido a que no dejan registro de IP ante eventual denuncia de alguna persona que se sienta dañada por ellos.
Igualmente reiteramos lo que hemos escrito en anteriores oportunidades, que pueden referirse con la dureza que se entienda pertinente pero siempre dentro del respeto general y no discriminando ni agraviando, o con expresiones que de alguna manera inciten a la violencia. Los comentarios son una herramienta maravillosa que debemos preservar entre todos.

Quiere comentar esta noticia?

* Campos obligatorios
* Nombre:
* Correo Electrónico:
* Comentario:
* Caracteres

AGESOR - Soriano - Uruguay // (todos los derechos reservados )

powered by: Daniel Castro 2020