agesor
. . . . .

Carniceria La Invernada
Facturación electrónica con DelRío
?>
coopace
MonedaCompraVenta
36,75 38,75
0.30 0.90
8,30 9,90
39,70 43,80
El Observador El Pais La Juventud La Diaria La Republica El Telegrafo
.
Síguenos Síguenos Canal Instagram
RADIOS
Espacio FM
del hum FM
.
.
22 de November del 2019 a las 08:02 -
Tweet about this on Twitter Share on Facebook Share on LinkedIn Pin on Pinterest Email this to someone
Presentaron libro de Aldo Mazzuchelli sobre el origen del fútbol uruguayo
En Biblioteca Eusebio Giménez se presentó el libro “Del Ferrocarril al Tango. El estilo del fútbol uruguayo 1891-1930”, de Aldo Mazzzuchelli.  La actividad significó el cierre de  año de la Comisión de Amigos de la Biblioteca Giménez.
En Biblioteca Eusebio Giménez se presentó el libro “Del Ferrocarril al Tango. El estilo del fútbol uruguayo 1891-1930”, de Aldo Mazzzuchelli.  La actividad significó el cierre de  año de la Comisión de Amigos de la Biblioteca Giménez.

En la oportunidad  Edgardo Tajam  en representación de la Comisión de Amigos de la Biblioteca  se refirió  a la figura y trayectoria de  Mazzuchelli, del cual  nos referimos en una nota anterior (ver AQUÍ). 

Posteriormente Dr. Luis Muxi  comentó algunos pasajes  de  este libro que recorre los orígenes  del  futbol uruguayo.  La obra es  fruto de una meticulosa investigación emprendida por Mazzuchelli  no solamente  en los documentos nacionales sino en publicaciones extranjeras, lo que le ha permitido   componer la historia de nuestro principal deporte.

También,  como  lo explicó  el propio Mazzuchelli durante su disertación, le permitió contraponer visiones  que  terminaron  derribando algunas  máximas  sobre el fútbol uruguayo, como por ejemplo la clásica imagen de la “garra charrúa”.

Tal como lo explica  Mazzuchelli en un tramo de  este libro:

“El sistema imaginario de fútbol del Cono Sur terminó, allá a partir de 1958 y en un largo crepúsculo celeste, por poner al Uruguay «en su sitio»: un pequeño país que, por tamaño y relevancia, no podía ocupar un lugar central en el universo futbolístico. Su decadencia futbolística fue la confirmación, dos o tres décadas tarde, de una idea falsa concebida en los años treinta. Los uruguayos, ya sumidos también en un tiempo de decadencia como sociedad, fueron incapaces de sostener la grandeza futbolística que habían recibido como legado, y la dejaron caer.

 

Pero en ninguno de esos partidos Uruguay golpeó a los rivales o intentó ganar de otro modo que jugando. A veces, pocas -con Argentina alguna vez, con Italia o Francia algún rato-, tuvo que defenderse como pudo, cuando le apedreaban el rancho. Pero la gran mayoría del tiempo Uruguay tuvo la pelota y estuvo al ataque. Sé que la conciencia futbolística contemporánea considera esto imposible. Considera que afirmar esto es o bien un error, o bien un acto de patriotería. No lo es. Es la estricta descripción del fútbol uruguayo durante su ciclo más virtuoso. Si bien, también es cierto: ya en 1930 se empezó a mezclar la baraja, y para 1935 el argumento argentino, visiblemente falso, de «nosotros jugamos mejor, pero ganan ellos» comenzaba a hacer mella en el propio discurso de la prensa uruguaya. Fue justo al final del ciclo, entonces, que los uruguayos empezaron a contaminarse y a aceptar como propio el discurso ocasional, contingente a sus grandes derrotas, de los argentinos.

 

Que Uruguay haya decidido dejar atrás su propia invención de fútbol técnico y delicadamente colectivo por largos períodos de su historia no es algo fatal, sino el resultado de influencias externas, poderosas, que siempre han tenido que ver con el fútbol uruguayo. El fútbol uruguayo ha sido siempre algo molesto para los demás, por cuanto da excesiva importancia a Uruguay (un país que ni importa ni es negocio), en el ámbito de los símbolos alrededor del fútbol, tan central en la comunicación global. Antes, por la centralidad de los nacionalismos, que se tomaban muy en serio victoria y derrota; y luego, por la centralidad de los mercados, en los que en victoria y derrota se juegan miles de millones”.

 

En los próximos días compartiremos una interesante entrevista  realizada a Aldo Mazzuchelli.



Image1
Image2
Image3
(495)

A los lectores de @gesor que realizan comentarios, en particular a quienes ingresan en la condición de incógnito, no se molesten en hacer comentarios ya no son publicados debido a que no dejan registro de IP ante eventual denuncia de alguna persona que se sienta dañada por ellos.
Igualmente reiteramos lo que hemos escrito en anteriores oportunidades, que pueden referirse con la dureza que se entienda pertinente pero siempre dentro del respeto general y no discriminando ni agraviando, o con expresiones que de alguna manera inciten a la violencia. Los comentarios son una herramienta maravillosa que debemos preservar entre todos.

Quiere comentar esta noticia?

* Campos obligatorios
* Nombre:
* Correo Electrónico:
* Comentario:
* Caracteres

AGESOR - Soriano - Uruguay // (todos los derechos reservados )

powered by: Daniel Castro 2019