agesor
. . . . .

Carniceria La Invernada
MonedaCompraVenta
32,35 33,95
0,60 1,20
7,40 8,70
36,90 40,80
El Observador El Pais La Juventud La Diaria La Republica El Telegrafo
Aplicaciones Móviles
.
Síguenos Síguenos Canal Instagram
RADIOS
Espacio FM
del hum FM
.
18 de June del 2018 a las 11:01 -
Tweet about this on Twitter Share on Facebook Share on Google+ Share on LinkedIn Pin on Pinterest Email this to someone
Un  espía  infiltrado  en el directorio del Partido Nacional
Integró  el PCR, fue detenido  y liberado “por  su  colaboración”,  ingresó al Partido Nacional, llegó  a ser  diputado suplente y a la  vez  informante de los militares sobre los movimientos de Wilson  y Juan Raúl Ferreira.
Integró  el PCR, fue detenido  y liberado “por  su  colaboración”,  ingresó al Partido Nacional, llegó  a ser  diputado suplente y a la  vez  informante de los militares sobre los movimientos de Wilson  y Juan Raúl Ferreira.

El espionaje  militar en los primeros  años pos dictadura  ya  nadie se  atreve  a  negarlo, aunque  hace   no mucho  tiempo varios actores políticos  indicaban que se  trataba  de  invenciones  sin  sentido. @gesor  ha  venido trabajando este  tema desde nuestros  comienzos a la luz de diferentes documentos que  han  ido  surgiendo. Ese  fin de  semana  el Semanario Brecha  aporta  otro  elemento  que repercute  directamente  en Soriano,  al  denunciar la historia  del “Veterano”  o  “La Rucha” un  informante  que poseían los servicios de inteligencia  militar,  integrante  por  ese  entonces  al  Partido Comunista Revolucionario (PCR)  y  actualmente activo militante  del Partido  Nacional  en  nuestro   departamento.

“El hombre que  informaba periódicamente a la  inteligencia  sobre   las  actividades  de Wilson  Ferreira Aldunate y  a su hijo Juan Raúl ( de hecho,   el  objeto principal  de su espionaje) entre  1987 y 1989  resultó ser Horacio Ruggiero, un  militante  del  PN que hoy reside  en Mercedes”  expresa  el  informe  del semanario Brecha.

Más  adelante  agrega  “en  ese  informe  Ruggiero  detalla  las opiniones  de  Juan Raúl Ferreira sobre la situación  argentina (“no  cree que Alfonsín  termine su mandato”, después  de un  viaje  a Buenos Aires).

Muchos de los  informes  de Ruggiero se  refieren  a comentarios  informales de Wilson Ferreira Aldunate,  algunos muy  hirientes  sobre  algunos  de sus  compañeros en el  directorio,  después  de los  tensos  debates  sobre  la postura del  PN  ente  el referéndum por la ley  de caducidad,  o qué  hacer  una vez  que   finalizara  la comisión  investigadora  sobre  los asesinatos  de Zelmar Michelini  y  Héctor Gutiérrez  Ruiz.

En  enero  y febrero  de  1987  el  maniplador  de Ruggiero   fue  el  oficial  identificado  como “Rodolfo”, pero  correspondió  a  “Claudia”  consignar   toda la información  sobre el proyecto  de  Juan Raúl  de crear  una agrupación propia  dentro de Por la Patria.  Las  negociaciones políticas  con  Juan Raúl llevaron  a Ruggiero  a  alejarse  de la lista  150,  donde  militaba, integrarse a  la que fue llamada después la”Primera lista”, que  con el  número  19  había sido la primera incursión electoral   de Wilson  Ferreira  en Colonia. Es  en esa lista  de Por la Patria,  registrada  para las elecciones  de 1989  donde  Ruggiero  aparece en el  sexto puesto  como candidato  a diputado, lo cual le permitió entrar como  suplente  a la Cámara.

DEL  PCR  AL PN. Los  vínculos de Ruggieron con el  PN probablemente  date de la época  en que vivió  exiliado  en  Buenos Aires, y  de su conocimiento personal  con Diego Achard, también oriundo  de Soriano. En  1973, cuando se exilió en  Buenos Aires,  Ruggiero era  militante del  Partido Comunista Revolucionario (PCR), pero  sus  habilidades como  espía  datan de  1980,  cuando  fue detenido  y después  liberado”.

 

De colaborador a espía

Más  adelante  el informe  de Becha  agrega:  “Horacio Ruggiero, el agente 04 de la inteligencia militar, no se sintió sorprendido, ni indignado, ni descolocado; de hecho no manifestó ninguna emoción cuando se le preguntó si había sido espía de la Dirección General de Información de Defensa (Dgid)”.  Agregando  “en el fichero general del Organismo Coordinador de Actividades Subversivas (Ocoa) sobre los militantes del Pcr, Ruggiero fue anotado con el número 407, con los alias de “Veterano” y “La Rucha”. Su ficha consigna antecedentes de la Dirección Nacional de Información e Inteligencia (Dnii) y del propio Ocoa, cuando la orden de captura impulsó a Ruggiero a trasladarse a Buenos Aires en 1973.

Según informes del Servicio de Información de Defensa (Sid), en 1977 Ruggiero regresó a Montevideo con documentos falsos, aparentemente después de haber quedado “colgado” en Buenos Aires (es decir, sin contactos con miembros de su organización). Desde Montevideo, Ruggiero, que se identificaba con el alias de “Ramírez”, retomó contacto con militantes del Pcr en Mercedes, entre ellos algunos que, habiendo sido presos, estaban bajo libertad vigilada.

En marzo de 1980 “Ramírez” promovió un encuentro clandestino en un bar de Uruguay y Rondeau, en Montevideo. Los asistentes fueron detenidos, uno a uno, sin que siquiera comenzara la reunión. Es imposible determinar si para entonces Ruggiero ya colaboraba como informante de las fuerzas represivas, pero en todo caso sí lo hizo a partir de su detención. En su ficha aparece una anotación del Sid: “Marzo 1980, detenido y liberado por su colaboración, manifiesta ser responsable de la seccional de Prensa y Propaganda de la Regional 1 (Montevideo)”.

En la referida conversación telefónica, Brecha lo consultó por su colaboración en dictadura. “Sí, puedo confirmarle que sí, fui detenido –comentó Ruggiero–, pero en el papel que tengo, y que dice que quedé bajo control del Sid, no se dice nada de que colaboré, ni nada por el estilo.”

La misteriosa detención de marzo de 1980 generó suspicacias entre los militantes clandestinos del Pcr, debido a la liberación de Ruggiero, a pesar de que entre sus antecedentes se incluían anotaciones de la inteligencia de la División de Ejército II, en el sentido de que, en el momento de su fuga a Buenos Aires, “tenía armas en su poder”.

Probablemente haya sido ese antiguo vínculo el que facilitó que en 1987 Ruggiero fuera reclutado como espía de la inteligencia militar en democracia”.

 

…………………………………………..

(*) Las  fotografías que acompañan  esta nota  corresponden a  reproducción del  Semanario Brecha, documento de  Servicio de Información de Defensa (Sid)  al  cual accedió  @gesor,  y la última aparición  pública  de  Horacio  Ruggiero (de pie) oportunidad de la  visita a Mercedes  de los diputados  Jorge  Gandini y Omar Lafluf, en  abril pasado, en la campaña  de recolección de  firmas  para reformar la Constitución, impulsada por  un sector del Partido Nacional.

 

 

 



Image1
Image2
Image3
(1310)

A los lectores de @gesor que realizan comentarios, en particular a quienes ingresan en la condición de incógnito, no se molesten en hacer comentarios ya no son publicados debido a que no dejan registro de IP ante eventual denuncia de alguna persona que se sienta dañada por ellos.
Igualmente reiteramos lo que hemos escrito en anteriores oportunidades, que pueden referirse con la dureza que se entienda pertinente pero siempre dentro del respeto general y no discriminando ni agraviando, o con expresiones que de alguna manera inciten a la violencia. Los comentarios son una herramienta maravillosa que debemos preservar entre todos.

Quiere comentar esta noticia?

* Campos obligatorios
* Nombre:
* Correo Electrónico:
* Comentario:
* Caracteres

AGESOR - Soriano - Uruguay // (todos los derechos reservados )

powered by: Daniel Castro 2018