agesor
. . . . .

Carniceria La Invernada
MonedaCompraVenta
32,10 33,50
0,50 1,20
8,20 9,50
35,90 39,70
El Observador El Pais La Juventud La Diaria La Republica El Telegrafo
Aplicaciones Móviles
.
Síguenos Síguenos Canal Instagram
RADIOS
Espacio FM
del hum FM
.
10 de May del 2018 a las 10:16 -
Tweet about this on Twitter Share on Facebook Share on Google+ Share on LinkedIn Pin on Pinterest Email this to someone
Contundente testimonio de la Administradora del Hospital Mercedes, Nybia Revetria, ante la Investigadora de ASSE
Informó detalladamente de cómo estaban todos en conocimiento de las incompatibilidades de contratar a la empresa EMS e igual lo hicieron y las presiones que recibió
Informó detalladamente de cómo estaban todos en conocimiento de las incompatibilidades de contratar a la empresa EMS e igual lo hicieron y las presiones que recibió

La Comisión Investigadora de la Gestión de ASSE desde el año 2008 a la fecha, en la Cámara de Diputados, recibió en el marco de las investigaciones de las denuncias realizadas por irregularidades en los Hospitales de Mercedes y Dolores por parte del Edil Heber Scirgalea, a la Administradora del Hospital "Zoilo Chelle" de la capital sorianense.
Nybia Revtria, quien desempeña el cargo desde hace diez años fue contundente en su información y respuestas, dejando en claro que todo el equipo de gestión estaba al tanto de las incomptabilidades de quienes ocupaban cargos de dirección en el Hospital y paralelamente integraban la dirección de la empresa EMS y que igual llevaron adelante la relación comercial.
Otro aspecto que analizamos por separado es el anuncio de Revetria de haber informado oportunamente al Diputado Enzo Malán, integrante de la Investigadora, sobre este tema, cosa que era desconocida para todos.

COMISIÓN INVESTIGADORA: GESTIÓN DE ASSE DESDE EL AÑO 2008 A LA FECHA Y LA DENOMINADA ESTAFA AL FONASA
(Sesión del día 7 de mayo de 2018)
SEÑOR PRESIDENTE (Daniel Radío).- Habiendo número está abierta la sesión.
(Ingresa a Sala la señora Nybia Revetria)
La Comisión Investigadora de la Gestión de ASSE desde el año 2008 hasta la Fecha da la bienvenida a la señora Nybia Revetria, administradora del Hospital de Mercedes.
SEÑOR RUBIO (Eduardo).- Antes de comenzar quiero dar las gracias a la señora Nybia Revetria por concurrir a la convocatoria de esta Comisión.
La primera pregunta que voy a plantear es para ubicarnos. Usted es administradora del Hospital de Mercedes; quisiera saber qué cargo ocupa y desde cuándo.
SEÑORA REVETRIA (Nybia).- Hace treinta y cinco años que soy funcionaria: primero del Ministerio de Salud Pública y, luego, de ASSE cuando se hizo la transformación; hace diez años que soy administradora del Hospital de Mercedes.
SEÑOR RUBIO (Eduardo).- Como hace diez años que está como administradora en el Hospital de Mercedes, ¿cómo se dio el proceso de contratación y la relación entre el Hospital de Mercedes y la empresa EMS? En los momentos en que se generan los primeros contratos ¿las autoridades del hospital tenían conocimiento del conflicto de intereses que existía con EMS, cuyos dueños o socios, en su mayoría ?o en su totalidad?, eran funcionarios del Hospital de Mercedes?
SEÑORA REVETRIA (Nybia).- Con la empresa EMS se mantienen dos vínculos distintos. Desde hace muchos años, se le contratan traslados. Hubo algunas licitaciones en las que la empresa salió favorecida y, en otras, lo fue CAMS.
Últimamente, hay un segundo contrato con ellos, un segundo vínculo de contratación, que es el servicio de urgencia y emergencia a domicilio: a partir de octubre de 2013. En esa fecha se genera este nuevo vínculo con esta empresa; es un servicio nuevo que no existía en el hospital. En primera instancia, este servicio se realiza por contrato de compra directa, para posteriormente realizar el llamado a licitación, que no se pudo adjudicar.
Empezamos a trabajar con el RUPE recién en febrero de 2017 a través del comunicado N° 4 de la gerencia administrativa. Anteriormente, no utilizábamos el RUPE, no nos fijábamos quiénes eran los socios o los dueños de las empresas; no teníamos esa información. Si bien conocemos que hay gente que trabaja en una empresa y, otras, en la otra, no sabemos los vínculos. En abril de 2014, la doctora Laxaga, que era la subdirectora del hospital, cuando hicimos un llamado a licitación, presenta una nota donde dice que tiene vínculo con una empresa que se va a presentar en el llamado. Como ciudad chica que somos, nos conocemos, y sabíamos que ella trabajaba tanto en EMS como en CAMS. En esa nota no nos deja en claro si tenía un vínculo laboral ?como ella pone? con EMS o con CAMS; no lo deja especificado. Se hace el llamado a licitación, y recién ahí nos enteramos de que ella era socia de la empresa EMS. Cuando tuvimos una auditoría en setiembre de 2014, ella presenta la nota a los auditores donde dice ser socia de EMS. Ahí es cuando nos enteramos de que la doctora Laxaga era socia de EMS: tenía parte de las cuotas sociales de la empresa. Hasta ese momento, desconocíamos el vínculo que ella tenía. En su nota de abril dijo que tenía un vínculo laboral con una empresa, pero no menciona la empresa.
SEÑOR RUBIO (Eduardo).- A partir de esa situación, de esa auditoría, queda expuesto el conflicto de intereses. Además había otros médicos, como la doctora Falótico o el doctor Graña, que tenían responsabilidad en el hospital y eran dueños de la empresa EMS. Se da alguna situación problemática en cuanto a la firma del contrato o de los pagos e, inclusive, ahí es cuando cambia la dirección, pues toma licencia la doctora Laxaga y asume la licenciada Scola. También toma licencia la doctora Acosta, que también firma el contrato sin ser ordenadora del gasto.
Las personas que llevaron adelante este proceso, que firmaron tanto los contratos como los pagos ¿ya estaban en conocimiento de esta realidad? Por ejemplo, la licenciada Scola, cuando concurrió a esta Comisión alegó que no conocía nada, que en realidad, ella firmaba y no sabía lo que firmaba e, inclusive, que desconocía el problema del conflicto de intereses. ¿Esto fue así? ¿Puede haber sido así? Dentro del equipo de gestión del hospital ¿esto no se hablaba?
SEÑORA REVETRIA (Nybia).- Cuando nos enteramos del vínculo que existía de la doctora Laxaga con la empresa ?que era socia?, hicimos muchas consultas tanto a jurídica como a la gerencia administrativa. Hay expedientes de eso y tanto jurídica como la gerencia administrativa nos informaron que no se podía contratar a la empresa EMS. Teníamos muchas reuniones del equipo de gestión; este tema se hablaba en todas las reuniones porque era de todos los días pues existía el inconveniente de quiénes firmaban los lotes, el pago de las facturas de EMS; yo me negué.
En un principio, cuando la licenciada Acosta queda como directora interina, en octubre de 2013, no era funcionaria pública, sino que era contratada por la comisión de apoyo. Entonces, desde octubre a diciembre de 2013, yo estuve como ordenadora del gasto; después asumió la doctora Patricia Laxaga, yo dejé de ser ordenadora del gasto y pasó ella a ser la ordenadora del gasto. En las licencias de la doctora Laxaga y de la licenciada Acosta, que era la directora interina y no podía ser ordenadora del gasto, hubo dos o tres períodos que la suplí y hacía de ordenadora del gasto.
Cuando me entero de que Laxaga era socia de EMS, me niego a firmar unos lotes, unas facturas, que se habían ingresado al programa SIIF; si las firmaba y se pasaban a auditoría, se pagarían a la empresa EMS. Yo me negué y hubo una serie de inconvenientes porque pasé a ser… EMS decía que no cobraba porque yo no le había firmado las facturas, que dejaba a cuarenta o cincuenta familias sin trabajo por no firmar esos lotes. Y no los firmé porque consideraba, primero, que el gasto no lo había generado yo, sino la doctora Laxaga, y además, sabiendo esa situación de que había un conflicto de interés, yo no iba a ser cómplice de eso; no iba a firmar esos lotes para que la empresa los cobrara. ¡Me niego! En algún momento me dijeron que el contador Garbarino había dicho que yo debía firmar esos lotes. Hice una llamada a la Gerencia Administrativa para ver si eso era así y me manifestaron que no. Dejé muy claro que si no estaba de acuerdo con algo, no lo iba a firmar; no firmo cosas con las que no estoy de acuerdo. Creo que es mi deber; de lo contrario, no estaría ahí.
A partir de ahí se creó un conflicto y cada vez que había que firmar las facturas de EMS quedaban en un cajón esperando, porque la doctora Laxaga no las podía firmar. Hubo períodos en que salía de licencia o que la designaban por dos o tres días en otras unidades y quedaba Escola como ordenadora del gasto y las firmaba ella. Si bien el gasto no lo había ordenado ella, sí firmaba las facturas para que fuera hecho el pago. Ningún integrante del equipo puede decir que no estaba en conocimiento de este tema, porque no digo a diario, pero sí semanalmente, se hablaba de esto. Teníamos expedientes de Jurídica, de la Gerencia Administrativa; todo el mundo estaba en conocimiento de lo que estaba pasando y siempre se nos dijo que no se podía contratar a la empresa EMS.
SEÑOR PRESIDENTE.- Cuando dice que usted no había generado el gasto, sino la doctora Laxaga, ¿a qué se refiere?
SEÑORA REVETRIA (Nybia).- El gasto se genera cuando se contrata el servicio. Se contrata el servicio, se firma una orden de compra y ahí se genera el gasto. Las facturas se pueden llegar a ingresar porque el proveedor las presenta al mes o al mes siguiente. Cuando ingresamos las facturas al SIIF, quizás la que está como ordenadora del gasto no fue la que lo generó; lo generó la ordenadora que estaba en el momento en que se contrató el servicio.
SEÑOR RUBIO (Eduardo).- En ese caso, ¿quién era la ordenadora del gasto cuando se generó el servicio? ¿Quién le dijo a usted que la Gerencia Administrativa había dicho que había que firmarlo? ¿Quién en la Gerencia Administrativa le dijo que no había que firmarlo?
SEÑORA REVETRIA (Nybia).- Esa situación se crea estando yo de licencia. No recuerdo bien, pero creo que salí el 9 de enero de 2015. En ese momento fue la doctora Laxaga quien me llamó en varias oportunidades; fue hasta mi casa a buscarme para ingresar las facturas de EMS, para que las firmara. Ahí me informa que el contador Garbarino decía que yo debía firmar esas facturas. Llamo a la Gerencia Administrativa y no estaba el contador Garbarino; entonces, hablo con Trápani. Ahí le planteo que no estaba de acuerdo, que no quería firmar, que a mí nadie me iba a obligar a firmar algo con lo que no estaba de acuerdo. Es Trápani la que me dice que esa orden no existía y que yo decidiera. En definitiva, así fue: yo decidí y no firmé. Esos lotes quedaron para atrás y no recuerdo quién terminó firmándolos. No lo recuerdo. Fue la última vez que estuve como ordenadora de gasto suplente.
SEÑOR RUBIO (Eduardo).- ¿Quien ordenó el gasto fue la doctora Laxaga?
SEÑORA REVETRIA (Nybia).- El primer contrato con EMS, de urgencia y emergencia en domicilio, lo firmó la licenciada Acosta, siendo yo la ordenadora del gasto. El segundo lo vuelve a firmar ella, siendo la doctora Patricia Laxaga la ordenadora del gasto.
SEÑOR RUBIO (Eduardo).- Esta situación, como usted dice, generaba discusión en el equipo de gestión…
SEÑORA REVETRIA (Nybia).- Sí, muchos conflictos.
SEÑOR RUBIO (Eduardo).- Por lo que entiendo, esto se trasmitió a la Gerencia Administrativa y a las autoridades departamentales y regionales de ASSE. ¿El Directorio de ASSE estuvo en conocimiento de esto? ¿Participó de esta discusión? Esto ha tomado trascendencia también a nivel político-departamental. Este problema, ¿se trasladó a los representantes políticos departamentales y nacionales?
SEÑORA REVETRIA (Nybia).- Como funcionaria pública, tengo la obligación, cuando tengo alguna duda o algún problema, de dirigirme a mis superiores. Nosotros teníamos una situación muy especial porque la licenciada Acosta, además de ser la directora interina del Hospital, era coordinadora de la Regional. Nuestro superior inmediato es la Regional Oeste. La Regional Oeste estaba en conocimiento de todo esto. La Gerencia Administrativa también, porque se hicieron consultas y reuniones, de las que en algunos casos participamos. Jurídica también estaba en conocimiento porque tenemos más de tres expedientes haciendo consultas al respecto y en todos nos contestaron que no se podía contratar a la empresa EMS. No podría asegurar si el Directorio estaba o no en conocimiento, pero supongo que sí porque la auditoría va a nuestra unidad con una resolución del Directorio en la que se establece que ordena esa auditoría. Además, el informe de la auditoría se devuelve al Directorio. Así que supongo que el Directorio también estaba en conocimiento. Yo no lo puse en conocimiento de la situación, pero supongo que lo estaba.
SEÑOR RUBIO (Eduardo).- La segunda pregunta era si estas denuncias se habían hecho también a nivel político, si se había llevado este problema a los distintos representantes departamentales y nacionales.
SEÑORA REVETRIA (Nybia).- Tuve una charla con un representante político. Le planteé la situación que se estaba dando. Fue antes de que se nombrara a la doctora Patricia Laxaga como directora.
SEÑOR LEMA (Martín).- Agradecemos la comparecencia de la invitada a este ámbito.
En su primera intervención hizo referencia a que recién en el año 2017 empezaron a controlar por el RUPE el artículo 46 del Tocaf, es decir, situaciones que puedan presentarse como de conflicto de interés. ¿De qué mes del 2017 estamos hablando?
SEÑORA REVETRIA (Nybia).- Nosotros recibimos el Comunicado Nº 4 en febrero de 2017. Allí la Gerencia Administrativa nos daba la orden, nos comunicaba que a partir de la fecha debíamos ajustarnos a eso. El programa de recursos humanos que teníamos era el Lotus Notes. Hasta ese momento, solo podíamos ver a los funcionarios de nuestra unidad. Ese programa sufrió una transformación y ahora podemos ver a todos los funcionarios de ASSE. A partir de ahí, la oficina de compras fue responsable del control de información entre lo que figuraba en el RUPE y el programa Lotus Note de recursos humanos de ASSE. Recién ahí pudimos ver quiénes eran o no funcionarios de ASSE. Hasta ese momento, solo podíamos ver nuestra unidad y tampoco hacíamos ese chequeo porque no teníamos la orden. A partir de febrero de 2017, a través del Comunicado Nº 4, de Gerencia Administrativa, lo empezamos a hacer.
SEÑOR LEMA (Martín).- O sea que hasta febrero de 2017, por parte de las autoridades, no se había dado la orden de control de las tercerizaciones. ¿Es así?
SEÑORA REVETRIA (Nybia).- No hacíamos el control del RUPE; no nos fijábamos si eran dueños de la empresa y funcionarios de ASSE. Además, no teníamos la posibilidad de ver a todos los funcionarios, sino solo a los nuestros.
SEÑOR LEMA (Martín).- En cuanto a las situaciones de conflicto de interés, se empieza a cumplir ese control desde febrero de 2017. ¿Antes no existía esa exigencia por parte de las autoridades?
SEÑORA REVETRIA (Nybia).- Exacto. Cuando hicimos la primera licitación para urgencia y emergencia a domicilio, en abril de 2014, la doctora Laxaga nos presenta la nota. Después, en setiembre, la presenta a la auditoría, diciendo que era socia de EMS. Es ahí cuando sabemos que es socia. Lo supimos porque ella lo dijo, y no porque hubiéramos controlado el RUPE.
SEÑOR LEMA (Martín).- ¿A qué representante político planteó la situación?
SEÑORA REVETRIA (Nybia).- ¿Tengo que decirlo?
SEÑOR LEMA (Martín).- Yo le pregunto y está en usted contestar o no.
SEÑORA REVETRIA (Nybia).- Es un representante del departamento; no fui yo sola a hablar.
SEÑOR LEMA (Martín).- La pregunta concreta es si puede indicar el nombre de ese representante.
SEÑORA REVETRIA (Nybia).- Hablé con Malán. Fuimos varias personas a hablar con el señor Malán. La situación era de público conocimiento y como ya sabíamos que se estaba tramitando la dirección del Hospital a la doctora Laxaga, fuimos a plantear la situación para que él, si consideraba que tenía que tomar alguna medida o hacer alguna gestión, pudiera hacerlo.
SEÑOR LEMA (Martín).- ¿En qué fecha fue esa reunión?
SEÑORA REVETRIA (Nybia).- La doctora Laxaga fue nombrada directora del Hospital el 4 de junio de 2015, así que debe haber sido a principios de 2015. No recuerdo la fecha exacta. Fue antes del nombramiento de la doctora Laxaga.
SEÑOR LEMA (Martín).- ¿La licenciada Acosta sigue ocupando la dirección del Hospital?
SEÑORA REVETRIA (Nybia).- Sigue como directora interina del Hospital.
SEÑOR LEMA (Martín).- ¿También permanece en el cargo Regional?
SEÑORA REVETRIA (Nybia).- Sí; sigue desempeñando el cargo de Regional también.
SEÑOR LEMA (Martín).- Hay una auditoría de seguimiento realizada en 2016 que las autoridades, oficialmente, nunca nos presentaron, pero que conseguimos de forma extraoficial. Esa auditoría hacía referencia a que en farmacia se hicieron catorce recomendaciones y solo se implementó una. ¿Sabe por qué se ha tenido tan poca eficacia en el cumplimiento de esas recomendaciones?
SEÑORA REVETRIA (Nybia).- Son dos auditorías diferentes. La auditoría de seguimiento de tercerizados estaba relacionada con el trabajo. La que usted nombra es una auditoría de farmacia. Con farmacia no tengo mucho contacto porque es un área más asistencial; no intervengo mucho en eso. La verdad es que no podría informar mucho al respecto. Es un área más asistencial y de la parte de dirección, no de la parte administrativa. No estoy en contacto con eso.
SEÑOR PRESIDENTE.- ¿Desde cuándo la licenciada Acosta es directora e inspectora?
SEÑORA REVETRIA (Nybia).- Es directora interina del Hospital desde el 6 de setiembre de 2013. Cesa en junio de 2015 y asume la doctora Laxaga. Hubo varios movimientos. El 31 de mayo la doctora Laxaga renuncia y ahí asume la licenciada Acosta como interina.
SEÑOR PRESIDENTE.- ¿El 31 de mayo de 2015?
SEÑORA REVETRIA (Nybia).- De 2016.
SEÑOR PRESIDENTE.- ¿Y en paralelo con esto la licenciada Acosta también es coordinadora regional?
SEÑORA REVETRIA (Nybia).- Sí.
SEÑOR PRESIDENTE.- Ella no es funcionaria pública y, por lo tanto, no era ordenadora del gasto.
SEÑORA REVETRIA (Nybia).- En un principio, sí. Después fue nombrada con un cargo de ASSE; pasa a ser ordenadora del gasto en junio de 2015.
SEÑOR PRESIDENTE.- ¿Usted la consultaba con respecto a firmar o no firmar las facturas?
SEÑORA REVETRIA (Nybia).- Es un tema que se habló permanentemente, es un tema de mucha discusión. Tanto el gerente financiero como… A ver, ningún integrante del equipo de gestión puede decir que desconocía el tema. Es un tema que se discutía, y mucho.
SEÑOR PRESIDENTE.- ¿Y cuál era la opinión de la licenciada con respecto a esto?
SEÑORA REVETRIA (Nybia).- Uno de los argumentos que ella esgrimía para seguir contratando a EMS era el tema asistencial, pero ningún integrante del equipo puede decir que desconoce este tema porque es un tema que se discutía, y se discutía mucho.
SEÑOR RUBIO (Eduardo).- Me he encontrado en otros lugares con esta argumentación. Cuando se fundamenta la necesidad de contratar tal o cual empresa, a veces, se utiliza el argumento de que está en problemas o de que pueden generarse problemas para determinadas fuentes de trabajo. ¿Este argumento se utilizaba, por ejemplo, por parte de la licenciada Acosta o de otras autoridades a la hora de decidir la contratación de EMS?
SEÑORA REVETRIA (Nybia).- No entendí la pregunta; me perdí.
SEÑOR RUBIO (Eduardo).- Muchas veces, en algunos lugares se dice que hay que contratar a tal empresa porque, si no, entra en problemas económicos y hay muchas fuentes de trabajo en juego. ¿Este argumento se utilizaba cuando se definía la contratación de EMS? O sea, además del argumento asistencial, ¿en algún momento se utilizó el argumento: "Hay que dar una mano a esta empresa porque, si no, tendrá problemas"?
SEÑORA REVETRIA (Nybia).- Ese fue un argumento que me dieron cuando me reprocharon. Cuando yo no quise firmar los lotes para que se pagara a EMS, tanto los representantes de EMS como compañeros de trabajo que se desempeñaban en EMS me decían que dejaba a cuarenta y dos familias sin trabajo. Como que yo era responsable de eso, pero, en realidad, no me correspondía.
SEÑOR CHARAMELO (Richard).- Reiteradamente, en esta Comisión ?no solamente en el caso del hospital que estamos tratando ahora, sino en los anteriores? se ha aducido que uno de los temas de las contrataciones es el asistencial: primero está la vida, lo cual compartimos. O sea, primero, la vida y, por eso, si se tienen que tomar medidas ante una situación que no fue esperada, se toman, y si hay que contratar, se contrata. Se ha dicho esto, inexorablemente; inclusive, en su momento, pasó en Bella Unión: se decía que si no se contrataba no se podía cumplir con la asistencia, pero después quedó demostrado que sí se podía.
¿Usted considera que era necesaria la contratación o que se podía evitar? De hecho, creo que hoy se evita, o se evita en parte. ¿Me podría explicar cómo fue en este último tiempo el tema de las contrataciones?
SEÑORA REVETRIA (Nybia).- Tenemos que dividir el tema en dos partes. Por un lado, los traslados. Quizás, en los traslados puede tener mayor justificación el tema asistencial porque, de repente, tenemos un traslado, llamamos a las empresas, no tienen disponibilidad, la que nos queda es EMS y se contrata. El tema traslados, en parte, puede tener justificación si no encontramos otra empresa, porque no hay muchas empresas tampoco. Nosotros ahora, en el tema traslados, estamos trabajando con un ranking de precios porque hemos hecho licitaciones, pero no se han podido adjudicar, ya que estamos todos en la incompatibilidad del artículo 46. Entonces, no se puede adjudicar y lo que se ha hecho es llamar a precios. Hicimos un ranking por precios y si no lo podemos realizar nosotros, en general por falta de médicos, se contrata y se va llamando a las empresas de menor precio. Cuando alguna tiene disponibilidad, la contratamos. Creo que EMS está última porque es la más cara. Eso, en cuanto a traslados.
En cuanto a urgencia y emergencia a domicilio, es un servicio que nosotros no teníamos, que no existe en el interior del país; solo existe en Montevideo, por el 105. Ahí, no sé; técnicamente, no podría decir si la urgencia amerita a contratar. En este momento se está contratando a Vivem-CAMS.
También quiero decir que nosotros arrancamos contratando ese servicio a $ 300.000 y llegamos a pagar $ 1.500.000 por mes. Eso nos trajo un déficit muy importante por un servicio que no está en todo el país y que solo en Mercedes existía.
SEÑOR PRESIDENTE.- ¿Ahora cuánto se está pagando?
SEÑORA REVETRIA (Nybia).- $ 1.045.000.
SEÑOR PRESIDENTE.- ¿De qué depende que varíe entre $ 300.000, $ 1.500.000 y $ 1.045.000?
SEÑORA REVETRIA (Nybia).- Cuando se creó el servicio nos cobraron eso. Cuando hicimos el primer llamado a licitación, ya pasó de $ 300.000 a $ 900.000, más IVA, y ahí…
SEÑOR PRESIDENTE.- O sea que no es un tema del servicio que se presta, sino de mercado.
SEÑORA REVETRIA (Nybia).- Un tema de mercado.
SEÑOR PRESIDENTE.- Gracias.
SEÑOR CHARAMELO (Richard).- ¿Esa diferencia a qué corresponde? Uno no puede valorar si es poco o mucho, porque de acuerdo con el servicio, puede estar bien. A priori, la cifra puede parecer importante, pero no necesariamente tiene por qué estar mal. ¿Es un precio fijo? ¿A qué corresponde? ¿Me lo podría desglosar?
SEÑORA REVETRIA (Nybia).- Nosotros hicimos un llamado de urgencia y emergencia a domicilio; tenemos un promedio de doscientas cincuenta llamadas al mes y nos cobran un precio fijo mensual. El tema de que sea fijo, que no sea por llamado, es porque, supuestamente, hay un equipo formado exclusivamente de la empresa privada para prestarnos servicios a nosotros, y ese sería el costo que ellos tendrían; ya sea un llamado o doscientos llamados, el móvil con el médico, el enfermero y el chofer lo tienen armado solo para nosotros.
SEÑOR PASQUET (Ope).- En el curso del trabajo de la Comisión y frente a estas situaciones en las que aparecen lo que puede ser, potencialmente, un conflicto de interés entre lo público y lo privado, entre los funcionarios de ASSE o funcionarios contratados por la Comisión de Apoyo de determinados servicios que presta la empresa privada, varias personas nos han dicho que en el interior del país ?esta es prácticamente la regla, no la excepción? estas situaciones se admiten como normales porque las cosas no pueden funcionar de otra manera y que, en consecuencia, hay que tomarlo con naturalidad porque las cosas, simplemente, son así.
Ahora, de lo que usted acaba de expresar, me he formado otra opinión y quiero saber si entendí bien: entendí que en el Hospital de Mercedes, donde usted trabajaba, la situación no se vivía como algo normal que no mereciera comentarios, sino, por el contrario, era un tema que estaba en la agenda, que era discutido, que era controvertido, sino diariamente, por lo menos semanalmente, porque no se aceptaba que eso fuera normal. O sea que la comunidad que estaba viviendo la situación advertía que eso era una irregularidad y por eso discutía acerca de qué es lo que había que hacer a ese respecto. ¿Es así o entendí mal?
SEÑORA REVETRIA (Nybia).-En el artículo 46 del Tocaf, si bien dice que no se podrían aceptar las ofertas de empresas que tuvieran vínculo con ASSE, también dice que si fueran funcionarios que tuvieran un contrato, que trabajaran y no participaran en el proceso de contratación, dejándolo claro en el expediente, podría ser aceptada la oferta.
En este caso, lo que hacía importante este tema era que la ordenadora de gastos no era un funcionario cualquiera que prestaba un servicio en la empresa EMS, sino que era socia de una empresa; o sea, era dueña y ordenadora de gastos. No era que tuviera, simplemente, un vínculo laboral con ASSE y un vínculo laboral con EMS: había otro tipo de relación. Eso era lo que hacía más de peso el tema y era el punto de discusión.
SEÑOR LEMA (Martín).- En la misma línea del señor diputado Pasquet, que realizó un razonamiento totalmente acertado, según los testimonios que fueron rondando, por lo que tenemos entendido, a esto se suma que, en realidad, la empresa EMS, como fue CAMS en su momento, no era la única que se presentaba como oferente del Hospital, o sea, el Hospital tenía otras opciones. Mi consulta concreta es si, además de todo lo que dijo el señor diputado Pasquet, esa era la única opción que se tenía para contratar este tipo de servicio.
SEÑORA REVETRIA (Nybia).- En cuanto a traslados, tenemos más ofertas porque estamos a 30 kilómetros de Fray Bentos y trabajamos mucho con Amedrin y con otra empresa, Alerta; o sea, tenemos mayor posibilidad de oferentes.
En cuanto a urgencia y emergencia a domicilio, tenemos a Vivem-CAMS, de acá, a EMS y en un momento tuvimos a Vicent Traslados, de Young, que se instaló en Mercedes y nos brindó el servicio.
SEÑOR PRESIDENTE.- ¿La señora Revetria quiere comentar alguna cosa más?
SEÑORA REVETRIA (Nybia).- Solo quiero dejar en claro que ningún integrante del equipo desconoce el tema porque, aparte, hay expedientes tanto de la Gerencia Administrativa como de Jurídica informando al respecto. Nosotros, ante cualquier duda, hacemos consultas. Lo importante era tenerlo por escrito porque después llegaba el momento de que quedaba eso conversado y ninguna constancia.
SEÑOR GALLO CANTERA (Luis).- ¿Desde cuándo el Hospital de Mercedes brinda el servicio de urgencia y emergencia domiciliaria?
SEÑORA REVETRIA (Nybia).- Desde octubre de 2013. Fue el primer contrato que se firmó por ese servicio. Ahí se creó el servicio.
SEÑOR GALLO CANTERA (Luis).- ¿Cuántas empresas se presentaron al llamado licitatorio?
SEÑORA REVETRIA (Nybia).- En ese primer momento no se hizo llamado a licitación, se le pidió precio a EMS y se le pidió precio a CAMS. Este último contestó que no estaba con posibilidades de prestar el servicio porque era muy pronto que tenía que armarlo. Por eso, se contrató en forma directa, sin publicación, sin licitación y sin nada a la empresa EMS.
SEÑOR GALLO CANTERA (Luis).- En el sistema de urgencia y emergencia, el receptor de los llamados es el propio Hospital o la base de EMS?
SEÑORA REVETRIA (Nybia).- No. El sistema funciona así: el usuario llama al Hospital, recepciona la llamada Admisión, donde trabajan auxiliares de registros médicos, y la llamada es pasada a la empresa contratada.
SEÑOR LEMA (Martín).- ¿Cuánto tiempo se contrató en forma directa a la empresa EMS?
SEÑORA REVETRIA (Nybia).- La empresa EMS tuvo el primer contrato el 1º de octubre, por tres meses; después se hizo un segundo contrato por compra directa, también sin publicación, por cuatro meses; después se hizo un llamado a licitación que no se pudo adjudicar porque se presentó solo EMS y por el conflicto de interés público y privado no se pudo contratar, y se siguió contratando en forma directa hasta el 28 de febrero de 2015.
SEÑOR LEMA (Martín).- En un momento, cuando se hace la licitación y solo se presenta EMS se entendió que por el conflicto no se podía adjudicar la licitación. A pesar de ello, ¿se siguió contratando igual en forma directa?
SEÑORA REVETRIA (Nybia).- Sí.
SEÑOR RUBIO (Eduardo).- Para recordar el proceso: tuvimos en nuestra Comisión las actas de una sesión de la Judesa, donde participaron la doctora Falótico, la licenciada Cecilia Acosta, la doctora García. Allí la doctora Falótico propone la creación del servicio de emergencia y de urgencia domiciliaria. Es en esa reunión que se define la creación de ese servicio que se termina adjudicando a EMS por compra directa.
SEÑOR PRESIDENTE.- La doctora Falótico, que en aquel momento hablaba en nombre de los médicos…
SEÑOR RUBIO (Eduardo).- Y que es socia fundadora de EMS.
SEÑOR PRESIDENTE.- La Comisión agradece su presencia a la señora Revetria.
(Se retira de sala la señora Nybia Revetria).



(3254)

A los lectores de @gesor que realizan comentarios, en particular a quienes ingresan en la condición de incógnito, no se molesten en hacer comentarios ya no son publicados debido a que no dejan registro de IP ante eventual denuncia de alguna persona que se sienta dañada por ellos.
Igualmente reiteramos lo que hemos escrito en anteriores oportunidades, que pueden referirse con la dureza que se entienda pertinente pero siempre dentro del respeto general y no discriminando ni agraviando, o con expresiones que de alguna manera inciten a la violencia. Los comentarios son una herramienta maravillosa que debemos preservar entre todos.

Quiere comentar esta noticia?

* Campos obligatorios
* Nombre:
* Correo Electrónico:
* Comentario:
* Caracteres

AGESOR - Soriano - Uruguay // (todos los derechos reservados )

powered by: Daniel Castro 2018