agesor
. . . . .

Carniceria La Invernada
Montes del Plata
MonedaCompraVenta
27,65 28,75
1,00 1,80
7,80 9,10
33,40 36,70
El Observador El Pais La Juventud La Diaria La Republica El Telegrafo
Aplicaciones Móviles
.
Síguenos Síguenos Canal Instagram
RADIOS
Espacio FM
del hum FM
.
12 de April del 2018 a las 03:48 -
Tweet about this on Twitter Share on Facebook Share on Google+ Share on LinkedIn Pin on Pinterest Email this to someone
Lo que denunció el Dr. Aníbal Capano en la Investigadora de ASSE en Diputados
La versión taquigráfica de lo que expresó en exDirector del Hospital de Dolores dando cuenta de varias irregularidades
La versión taquigráfica de lo que expresó en exDirector del Hospital de Dolores dando cuenta de varias irregularidades

Como informáramos oportunamente en @gesor en cosnulta realizada al Diputado Eduardo Rubio, el Dr. Aníbal Capano, exDirector del Hospital Dolores, convocado a la Comisión Investigadora de la Gestión de ASSE desde 2008 a la fecha, en la Cámara de Diputados, denunció varias irregularidades. A continuación ofrecemos la versión taquigráfica de la participación de dicho profesional.
COMISIÓN INVESTIGADORA: GESTIÓN DE ASSE DESDE EL AÑO 2008 A LA FECHA Y LA DENOMINADA ESTAFA AL FONASA
(Sesión del día 9 de abril de 2018)
SEÑOR PRESIDENTE (Daniel Radío).- Habiendo número, está abierta la sesión.
SEÑOR LEMA (Martín).- No quiero ser insistente, pero voy a tener que serlo. Me gustaría que se insista a las autoridades actuales, sobre todo del Hospital de Bella Unión, para que vengan. ¿Qué novedades hay con respecto a que vengan a la Comisión investigadora? Si no, deberíamos tener la respuesta oficial en cuanto a que no van a venir en ningún momento.
¿Por qué pregunto esto? Porque siguen apareciendo pagos a la empresa Siem, que es la empresa cuestionada en Bella Unión. El 16 de marzo de 2018 se realizaron dos pagos por contratación directa a Siem, uno por $ 62.814 y otro por $ 73.661. Estamos hablando de una situación que se sigue manteniendo. Entonces, me parece importante que -a pesar de que sabemos que se ha insistido desde Secretaría- si la respuesta que van a dar las autoridades es que no van a asistir a la investigadora, de ser así que tome conocimiento el presidente de ASSE y el resto del directorio de ASSE y que en aras de que se ha intentado colaborar con que vengan los diferentes convocados sepamos si vamos a contar con su testimonio o, de lo contrario, ya en forma calificada habría una negativa de contribuir con esta investigadora. Pero como siguen apareciendo pagos en el Sistema Integrado de Información Financiera, me parece que es importante contar con su testimonio en cuanto a por qué se sigue dando esta situación a pesar de que el servicio lo brinda la propia ASSE.
SEÑOR PRESIDENTE.- La información que tenemos al respecto es que esta semana se remitió una nota al directorio de ASSE con los nombres de los convocados y no hemos tenido respuesta. La duda que tengo es si nosotros les podemos intimar a que nos digan que no van a venir. Me parece que tal vez en algún momento deberemos tomar como un dato que no van a venir y tomaremos las determinaciones que correspondan.
SEÑOR LEMA (Martín).- Comparto y está bien. Lo que pasa es que como tengo entendido que el nuevo directorio de ASSE está solicitando venir a quienes se invita por parte de esta Comisión, me parece que es positivo que sepan de primera mano que hay autoridades del Hospital de Bella Unión que están siendo convocadas permanentemente desde hace meses, pero en los hechos no se ha concretado. Entonces, la respuesta la verá el directorio, pero me parece importante que se den nombres propios y que el directorio tome en cuenta que según el Sistema Integrado de Información Financiera siguen apareciendo pagos a la empresa de estos jerarcas porque tal vez tome alguna medida el propio directorio. Pero me parece importante insistir por última vez y si en esta última vez no tenemos respuesta satisfactoria, bueno…
SEÑOR PRESIDENTE.- Lo que dice la nota es lo que leeré a continuación:
"[…] pongo en su conocimiento que en reiteradas oportunidades la Comisión ha convocado al equipo de gestión del Hospital de Bella Unión en el período investigado: Directora Dra. Natalia Domínguez, Administradora Mariel Pereira, Gerente Financiero Cra. Mercedes Moraes y a la Directora de la Regional Norte Dra. Valeria Celada, quienes no han manifestado voluntad de concurrir hasta la fecha.-
Esta situación ha determinado no poder concluir la investigación sobre las denuncias presentadas por el señor Representante Rubio relacionadas al citado Hospital.- Encareciéndole su cooperación para lograr dicha concurrencia […]". Esta es una nota dirigida al doctor Carámbula y está fechada el 6 de abril de 2018.
SEÑOR LEMA (Martín).- Gracias, presidente.
SEÑOR PRESIDENTE.- Igual tomamos nota. Nos parece bien lo que dice el diputado Lema, solo que no tenemos mucha chance de algo más.
SEÑOR CHARAMELO (Richard).- En ese mismo orden, ¿se podría enviar una nota al doctor Carámbula reiterándole la procedencia de lo mismo? El doctor Carámbula ha manifestado -por lo menos lo ha hecho públicamente y sé que a algunos de los que están en la investigadora- la intención de aportar y facilitar la concurrencia de los mismos. Me parece que sería procedente hacerle llegar una nueva solicitud para que aquellos funcionarios dependientes de ASSE que no han concurrido lo hagan porque, en definitiva, va en favor de aclarar las denuncias que aquí se vertieron.
Gracias, presidente.
SEÑOR PRESIDENTE.- De nada, diputado Charamelo.
Quiero aclarar, además, que a esta nota a la que hicimos referencia recién y que leímos parcialmente, sucede a una anterior de fecha 27 de noviembre de 2017 en la cual nos dirigíamos solicitando la comparecencia de los convocados, en aquella oportunidad a la doctora Susana Muñiz. Yo no tengo inconveniente en seguir mandando notas, pero…
SEÑOR PASQUET (Ope).- Si yo escuché bien, esta última nota que se envió tiene fecha 6 de abril, o sea que es del viernes. Hoy lunes quizás el doctor Carámbula ni siquiera tuvo oportunidad de leerla. Creo que hay que hacer una prudente pausa y darle tiempo para que los servicios administrativos eleven a su consideración la nota. Después veremos, pero creo que sería prematura la reiteración hoy mismo.
(Se suspende la toma de la versión taquigráfica)
(Ingresa a Sala el doctor Aníbal Capano)
Tenemos el gusto de recibir al doctor Aníbal Capano, exdirector del hospital de Dolores.
Quizás podría precisar en qué período fue director.
SEÑOR CAPANO (Aníbal).- Es un gusto estar aquí con ustedes y colaborar en lo que crean necesario.
Fui director de 2010 a 2014. En realidad, en los últimos meses había presentado renuncia, pero me la aceptaron recién en 2014.
SEÑOR PRESIDENTE.- Ahora hará uso de la palabra el diputado Rubio, que es el miembro denunciante y, luego, se la cederemos a usted para que responda.
SEÑOR RUBIO (Eduardo).- Damos las gracias al invitado por concurrir a la Comisión.
La primera pregunta, que ya respondió, era en qué período se desempeñó como director.
La segunda pregunta es en qué condiciones o cómo se realizaban los traslados cuando llegó al hospital de Dolores, si llevó a cabo algún emprendimiento por el tema de los traslados especializados durante su gestión y quién participó con usted en ese emprendimiento.
SEÑOR CAPANO (Aníbal).- Antes de mi dirección, los traslados se realizaban por medio de la empresa EMS, que era la que tenía ?creo? una adjudicación a nivel… ASSE central largaba llamados y EMS tenía un contrato firmado, con un período de caducidad.
Cuando empezamos en el hospital público, antes que nada, teníamos mucha responsabilidad, pero también es cierto que nuestra obligación no es dilapidar el dinero, sino tratar de ahorrarlo.
En ese sentido, vimos que los dos mayores gastos que había y que hay en cualquier unidad ejecutora de nuestro nivel son, en primer lugar, los CTI, que implican un gasto muy importante y, en segundo término, los traslados especializados, que en este medio en el que nos movíamos también suponían un gasto importante.
Es así que no tuvimos nada más que hacer que respetar el contrato vigente y empezar a estudiar cuáles eran las posibilidades de encontrar una solución para eludir esos gastos.
Habíamos disminuido los gastos de agua, si bien no los pagábamos nosotros, porque hicimos un pozo semisurgente para cubrir parte del agua que se utilizaba. Habíamos disminuido el gasto de oxígeno. En fin, a distintos niveles y a pesar de que la unidad ejecutora no pagaba ni el agua ni la luz ?pagaba la unidad central?, tratábamos en todo momento de racionalizar su economía.
Empezamos a estudiar el tema con el contador Malacria y el equipo de gestión que teníamos. La Dirección era amplia, si bien yo tomaba decisiones, en conjunto labrábamos actas y hacíamos reuniones todos los miércoles. Entre todos ?director, subdirector, administradora, contador, director de cirugía, que es otra área muy sensible y la nurse jefa? veíamos la problemática y tratábamos de ahorrar. Entre todos veíamos la problemática y tratábamos de ahorrar, y ahí empezamos a sacar los gastos que ocasionaba una ambulancia: cuánto costaban las gomas, la mecánica, el aceite, todos los insumos que llevaba una ambulancia. Teníamos los datos históricos de los arreglos en el medio de las ambulancias, así que sacamos un costo operativo.
Después nos fijamos cuál era el precio que estábamos pagando por los traslados a través de ese contrato que no se podía modificar y llegamos a la conclusión de que nos parecía demasiado excesiva la cifra que se estaba pagando con respecto al gasto de la ambulancia. Así fue que, con el contador Malacria, llegamos hasta el taller central de ASSE y les planteamos la problemática.
Ustedes saben que, últimamente, ASSE ha comprado ambulancias en las que uno no se puede parar, que no son aptas para traslados especializados porque uno tiene que trabajar parado. Por lo tanto, tratábamos de buscar una ambulancia que no fuera las que había conseguido ASSE, que eran las Nissan. Antiguamente tenían las Ebro, que eran grandes.
El taller de ASSE se comprometió bastante en este tema y logró rescatar una ambulancia en la ciudad de Salto, que estaba abandonada desde hacía tiempo y la llevó hasta el taller, donde la armó. Cuando la vimos, la verdad que nos pareció excelente, porque era una Ford holandesa alta, con muy buena capacidad y la armaron espectacularmente. De esa forma, logramos tener una ambulancia gratis, porque el taller no cobró; la unidad ejecutora no cobró absolutamente nada. También era tarea del taller recuperar a las ambulancias, así que llegó la ambulancia y ahí apareció el elemento de que, cuando terminara el contrato, quizás nosotros podríamos armar una ambulancia especializada en el medio. Y así fue. Logramos equiparla. Creo que lo único que se compró fue un cardiodesfibrilador y un inversor de corriente, que va de 12 voltios a 220 voltios. Fue un elemento muy sorpresivo. Yo he hecho traslados desde hace muchos años, hasta con una linterna y el inversor de corriente nos cambió la vida, porque los equipos para traslados deben tener pilas y cuando apareció el inversor de corriente usamos los mismos equipos que teníamos en la emergencia o que estaban ahí, que eran más baratos. Al final, con menos dinero que lo que nosotros suponíamos, podíamos armar la ambulancia.
Nos faltaba la parte humana, así que hicimos las consultas pertinentes acerca de si realmente podíamos hacer un llamado a una empresa tercerizada para que tuviera chofer, enfermero y médico ASSE le brindaba la ambulancia y ellos el servicio. Así fue. Hicimos un llamado a licitación y se conformó ese equipo de ambulancia que empezó a funcionar después de que terminó el contrato con EMS, pero no totalmente, porque se siguió contratando a EMS igual.
SEÑOR RUBIO (Eduardo).- Sobre eso, ¿se hizo un llamado a concurso de precios?
SEÑOR CAPANO (Aníbal).- Claro.
SEÑOR RUBIO (Eduardo).- ¿Y este fue auditado por el Tribunal de Cuentas?
SEÑOR CAPANO (Aníbal).- Este fue auditado por el Tribunal de Cuentas y no tuvo ninguna objeción con respecto a ese llamado.
SEÑOR RUBIO (Eduardo).- ¿Cuál fue la reacción de la empresa EMS al conocer este emprendimiento? ¿Cuál fue la reacción del gremio que agrupa a las emergencias móviles?
SEÑOR CAPANO (Aníbal).- A ninguno de los dos les gustó mucho, porque realmente estábamos pateando el tarro a la gente que estaba desde hacía años trabajando en ese aspecto.
La reacción de la empresa EMS fue llamar por teléfono, hablar con el subdirector ?no conmigo? y en términos no muy agradables, prometiendo hacer denuncias de todo tipo.
La reacción de la Cámara Empresarial de Emergencias Médicas Móviles ?que agrupa a todas las emergencias móviles del país? fue que me llamó su vicepresidente, que es un íntimo amigo, que en ese momento era el director de SEMM. Era más que nada por los traslados que se realizaban, en qué condiciones, etcétera. Realmente le estábamos modificando un poco el esquema, más que nada a Semco, en Carmelo. Yo le dije que estaba todo en regla, que estaba auditado por el Tribunal de lo Contencioso Administrativo. Los personales estaban asegurados, mientras que en las ambulancias de Salud Pública el personal no estaba asegurado. No veía muchas objeciones a la preocupación de ellos de que ASSE armara su propia ambulancia y que trasladara a sus propios pacientes.
SEÑOR PRESIDENTE.- No entendí bien. ¿Por qué perjudicaban a Semco de Carmelo?
SEÑOR CAPANO (Aníbal).- Porque la ambulancia fue ofrecida a todo el medio. Cuando la doctora Muñiz era directora del interior, nos pedía que ofreciéramos todos los servicios que tuviéramos para complementar con respecto al medio.
En Dolores, ofrecimos el servicio de neumología pediátrica ?en mi caso, soy neumólogo pediatra?, y el servicio de neumología de adultos. Además, ofrecimos el servicio de traslados. Así que la ambulancia era para ASSE: para ASSE Dolores, para ASSE Mercedes, para ASSE Cardona, para ASSE Carmelo, etcétera. Era un servicio que se podía contratar, como cualquier otro. ASSE es una sola institución; no está dividida en pedacitos.
SEÑOR RUBIO (Eduardo).- ¿Tiene usted conocimiento de si la empresa que ganó la licitación cumplía con los requisitos necesarios para su funcionamiento? ¿Se controlaba regularmente esto?
SEÑOR CAPANO (Aníbal).- Si no, no se le pagaba. Imposible. Si uno no tiene todo al día, no puede elevar el pago.
Venía el lote y traía el recibo del Banco de Previsión Social, el del seguro, el recibo de la Dirección General Impositiva. Es una norma en ASSE desde hace muchos años. Si no estás al día, no se puede emitir el pago. Es muy difícil poder eludirlo.
SEÑOR RUBIO (Eduardo).- Los costos para el hospital por este emprendimiento que asumieron, ¿se vieron disminuidos con respecto a lo que implicaban los costos de la empresa privada que se contrataba anteriormente? ¿Puede estimar si hubo ahorro? ¿Cuál fue ese monto?
SEÑOR CAPANO (Aníbal).- En realidad, el monto en general es muy difícil de retener.
Estuve leyendo un poco las declaraciones anteriores. Vieron que había un lote 8, un lote 7 y otro. La verdad que eso lo maneja el contador y ustedes les formularon las preguntas al contador al respecto.
En ese aspecto, en general, no sabría responderle si el monto general era menos o no. Lo que sí les puedo responder, si ustedes quieren, es lo que nos salía un traslado, por ejemplo, a 280 kilómetros, a Montevideo, ida y vuelta, y lo que nos salía un traslado con la empresa que habíamos licitado y un traslado con la empresa EMS. ¿Puede ser?
SEÑOR RUBIO (Eduardo).- Sí.
SEÑOR CAPANO (Aníbal).- En ese aspecto, cuando se empezó a hacer ese tipo de traslado, el costo era $ 26 el kilómetro. Hasta Montevideo, nos costaba $ 14.560, más los gastos de ambulancia ?gomas, aceite y demás?, que rondaban los $ 1.500 o $ 1.800, más o menos. Así que, en realidad, un traslado realizado bajo esas condiciones costaba $ 15.000 o $ 16.000.
SEÑOR RUBIO (Eduardo).- Hablamos del traslado realizado por ustedes.
SEÑOR CAPANO (Aníbal).- No; me refiero al servicio licitado. Solo contábamos con la ambulancia.
En cuanto a la empresa EMS, al inicio, cobraba $ 42.000. Cuando finalizó, el costo era más o menos $ 29,65 el kilómetro y $ 16.604 ida y vuelta, tomando siempre como referencia el traslado a Montevideo. En la época en la que terminó todo cobraba $ 60.000. Quiere decir que el costo de nuestro servicio era dos o tres veces más barato que el servicio tercerizado.
Es de destacar que en el llamado a licitación que hicimos para chofer, médico y enfermera, la empresa EMS no se presentó. Se presentaron otras empresas, pero no EMS.
SEÑOR RUBIO (Eduardo).- Durante el funcionamiento del servicio licitado, ¿se produjo algún ausentismo laboral en el hospital para cubrir dicho servicio? ¿El servicio licitado realizaba todos los traslados?
SEÑOR CAPANO (Aníbal).- Con respecto a la primera pregunta, la respuesta es no. El ausentismo laboral es una figura muy evidente. Si uno deja una guardia, eso constituye, prácticamente, omisión de asistencia. Hay responsabilidades del que deja la guardia y, por supuesto, mía, como director. Bajo ningún concepto hubo ausentismo laboral.
En esa época había ciento veinte consultas diarias. Evidentemente, no se podía dejar la guardia descubierta. En la parte de enfermería, tampoco. Lo que sucedía era que no todos querían subir a la ambulancia especializada; algunos sí, otros no, por cuestiones personales. Entonces, a veces, una enfermera pedía a otra que cubriera su guardia porque tenía que hacer un traslado. Se cubrían las horas. Es muy común en ASSE que las enfermeras se cubran entre ellas.
En ningún momento se me hizo saber que alguna guardia hubiera quedado descubierta. Eso sería una cuestión muy grave.
No recuerdo cuál es la otra pregunta.
SEÑOR RUBIO (Eduardo).- Quisiera saber si el servicio licitado realizaba todos los traslados.
SEÑOR CAPANO (Aníbal).- Tenía traslados especializados y traslados comunes. Eso fue lo que se establecía en la licitación. ¿Qué sucede? Los traslados comunes eran realizados, prácticamente, por el servicio de traslados del hospital, que tenía cuatro o cinco choferes, que salían con una enfermera. Algunas veces, cuando no había disponibilidad de choferes, la empresa tercerizada hacía traslados comunes. Esto sucedía por razones de necesidad, no porque fuera lo común.
En otras oportunidades, en base al ahorro, la ambulancia especializada salía hacia Montevideo, pero como, normalmente, en Montevideo hay uno o dos pacientes de alta y tienen que volver, se le pagaba a la empresa un traslado común para traerlo. Obviamente, no íbamos a mandar otra ambulancia a buscarlos. La empresa cobraba de ida y cobraba de vuelta. Eso estaba dentro de lo normal.
SEÑOR RUBIO (Eduardo).- ¿Qué ocurrió con la ambulancia y el servicio que ustedes habían montado cuando la doctora Falótico asumió la dirección?
SEÑOR CAPANO (Aníbal).- Yo me retiré del hospital ?estuve cinco o seis meses de licencia; en esa época asumió la doctora Falótico? y me enteré de que se había suspendido el servicio. Me dolió un poco porque había sido fruto del esfuerzo de mucha gente; era algo que la gente del hospital había querido y que la gente del pueblo había querido muchísimo. Tanto es así, que el hecho generó conmoción pública, recogida por la radio, la prensa y no sé si en algún momento hasta por la televisión local. Me llamaron de la radio para que explicara la situación, pero yo no podía explicar nada, porque no había sucedido durante mi ejercicio. Así que les dije a los periodistas que solicitaran una entrevista a la directora actualmente en funciones y le preguntaran a ella. Yo les podía decir lo que hacía en mi ejercicio, pero no lo que había pasado con la suspensión del servicio. Sé, porque un periodista me llamó varias veces, que durante uno o dos años pidió entrevista a la directora y nunca se la concedió. Lo que yo conozco en cuanto a lo sucedido con la ambulancia especializada es lo que he leído.
SEÑOR LEMA (Martín).- Agradecemos al doctor Capano por concurrir a este ámbito en la jornada de hoy.
En virtud de lo que venía diciendo el doctor Capano, cuando deja el cargo de Dolores, estaban dadas las condiciones para que el hospital realizara traslados especializados con recursos del hospital.
SEÑOR CAPANO (Aníbal).- Y siguió haciéndolos. Cada vez menos, pero siguió haciéndolos.
SEÑOR LEMA (Martín).- Entonces, estaban dadas las condiciones como para que si se hubiera mantenido la política, no se necesitara la privatización del servicio.
SEÑOR CAPANO (Aníbal).- Exacto.
SEÑOR RUBIO (Eduardo).- ¿Cómo fue nombrada la doctora Falótico como directora del hospital de Dolores? ¿Usted tuvo alguna injerencia en ese nombramiento? ¿Fue consultado? ¿Quién asumió la responsabilidad de nombrarla?
SEÑOR CAPANO (Aníbal).- En realidad, la doctora Falótico trabajaba como neumóloga en el hospital de Mercedes. Sé que era integrante de EMS, porque ella venía en los traslados al hospital de Dolores. Ahí la conocí, en un traslado.
No tuve injerencia en su nombramiento. Solamente en una ocasión, en una reunión con el contador de la Comisión de Apoyo y la doctora Graciela García ?era la gerenta regional?, se me preguntó qué me parecía el nombramiento de la doctora Falótico al frente del hospital de Dolores. Yo le dije que hiciera lo que quisiera, pero que la doctora Falótico era integrante de una emergencia móvil que contrataba con el hospital de Mercedes y de Dolores, por lo que se iba a meter en serios problemas, a lo que me respondió: "Eso no es problema. Eso se arregla". Nada más.
SEÑOR PRESIDENTE.- ¿Con quién fue ese diálogo?
SEÑOR CAPANO (Aníbal).- Con la gerenta regional, doctora Graciela García.
SEÑOR RUBIO (Eduardo).- O sea que fue decisión de la dirección regional nombrar a la doctora Falótico, sabiendo que, a su vez, era propietaria de la empresa EMS, que hacía traslados para el hospital de Dolores.
SEÑOR CAPANO (Aníbal).- "Eso se arregla", me dijo.
SEÑOR RUBIO (Eduardo).- Durante su período como director, ¿observó alguna irregularidad que nos quisiera informar? ¿Algún tipo de concurso o nombramiento?
SEÑOR CAPANO (Aníbal).- En toda administración hay irregularidades que uno constata. Es difícil, con ciento cuarenta funcionarios estar libre de ellas. Hubo varias irregularidades.
Una de las más importantes fue el sumario del subdirector, que le entregó un pasaje a una sobrina no siendo funcionaria del hospital. Quedó sumariado y separado del cargo. Después, me pidió para reintegrarse y hablé con la gerenta general, Alicia Ferreira y me dijo: "Si usted está de acuerdo…"; "¿Y cómo no voy a estar de acuerdo si es una ayuda, por lo menos?"
Lo restituyó a los dos meses, y yo le solicité al subdirector que, por favor, saliera por la puerta grande y que después de que terminara esos seis meses de pena, dejara la subdirección, para que por lo menos no quedara… Y bueno, cuatro meses después, me dijo que no iba a renunciar, ante lo cual, por supuesto, automáticamente, le retiré la confianza. Esa fue una actitud… Que Pablo Cabrera le había dicho que no renunciara. Y siguió como subdirector. Yo me fui y siguió como subdirector hasta que asumió la doctora Falótico.
SEÑOR PRESIDENTE.- ¿Cómo era el nombre de ese subdirector?
SEÑOR CAPANO (Aníbal).- Rafael Herrero.
Después, cumplió… Fueron seis meses de suspensión en sus funciones y sin haberes, y después de que yo me fui sé que cumplió los cuatro meses restantes con suspensión de haberes. Sé que terminó cumpliendo la pena. Así que, supuestamente, pagó por su informalidad.
SEÑOR PRESIDENTE.- ¿Puede repetirnos cuál fue la falta que cometió el subdirector?
SEÑOR CAPANO (Aníbal).- Le dio un pasaje gratis a una sobrina para ir a la ciudad de Colonia.
SEÑOR PRESIDENTE.- ¿A una sobrina de él?
SEÑOR CAPANO (Aníbal).- Sí, pero por eso ya fue sumariado. Ya terminó su… Cumplió su pena.
Lo que quiero decir es que me acuerdo de que, unos años atrás ?creo que en la Administración Sanguinetti?, un director de un hospital de acá, del sur, le dio un pasaje a su esposa, también de la misma forma, y el director fue inmediatamente destituido. Digo: para la misma situación, dos varas distintas, una corta y una larga.
Perdón, señor diputado Rubio: ¿cuál era la otra pregunta?
SEÑOR RUBIO (Eduardo).- Le preguntaba por algunas irregularidades en llamados a concurso.
SEÑOR CAPANO (Aníbal).- Ah, sí. En una oportunidad en que se llamó a concurso de cocina, que estaba tercerizado y coincidió en el mismo momento con un concurso ?creo que al mismo nivel? me parece que en Durazno y otro en Cardona. Cuando abro la puerta para realizar el concurso, me encuentro que estaban la señora Beatriz Fajián, que es la presidenta del gremio; el señor "Toshiba"; la del departamento, la de Mercedes; la regional; no sé, todo el gremio, y me quedé sorprendido, porque eso era un concurso de cocina. No era normal. Y bueno, ta, no hay problema.
Empezamos a hacer el concurso y ya estaba un llamado hecho. Cuando solicité las bases a la jefa de personal, me dijo que no tenía. Llamó a la división de personal y me dijeron en personal de ASSE que no tenían bases para ese concurso. En ese momento, digo: "No se puede hacer el concurso porque no hay bases. Es imposible". Y el "Toshiba" ?no me acuerdo cuál es su nombre, pero yo me equivocaba y le decía Panasonic, no sé qué…
(Hilaridad)
y él se enojaba. Llama personalmente por su celular a la gerenta general de ASSE, Alicia Ferreira, y me pasa el teléfono. Habría quince personas: el contador Malacria, el jefe de personal, la administradora, toda esa gente del gremio, etcétera. Alicia Ferreira me dice: "El concurso tiene que hacerse"; "Yo no lo puedo hacer si no hay bases, es imposible". Dice: "Usted tiene que hacer el concurso de cualquier manera. Las bases con las que estén en el medio". Y cuando me dijo eso, "Toshiba" sacó un papel y me dio las bases. "¿Con las que estén en el medio?"; "Y sí, con las que estén en el medio"; "Bueh, ¡muy bien! Usted es la gerenta general de ASSE. ¿Qué quiere que haga?".
Se realizó un concurso con las bases que me entregó el gremio. La primera que me acuerdo ?que a la jefa de cocina se le cayeron unas lágrimas? fue que eran ochenta puntos por haber estado en la cocina como personal tercerizado, diez puntos por méritos y diez puntos por oposición. Con lo cual, terminó el concurso. Yo con una amargura, Pero la gerenta general de ASSE…
SEÑOR PRESIDENTE.- Perdón que lo interrumpa, doctor. ¿Eso estaba escrito? ¿Ochenta puntos por haber participado…?
SEÑOR CAPANO (Aníbal).-Sí; estaba escrito en las bases.
Llamo a la doctora Susana Muñiz y le digo: "Mirá, tengo sentado acá al lado al gordo Puglia pero no pudo ganar el concurso". Si se hubiera presentado Puglia, tampoco tenía seis meses de estar como servicio tercerizado y no tenía ochenta puntos. Y bueno, quedó.
Esa fue una de las cosas que, realmente, me molestaron mucho. Toda mi vida hice concurso de oposición y mérito.
SEÑOR LEMA (Martín).- Realmente me dejó…
SEÑOR CAPANO (Aníbal).- ¿A usted? ¿Y a mí?
SEÑOR LEMA (Martín).- … la verdad que sorprendido con su testimonio.
Consulto para ver el nivel, hasta dónde llega. ¿La llamada que usted dice la hace "Toshiba" a la gerente general de ASSE y "Toshiba" le da a usted su celular para que usted hable con la gerenta general de ASSE? ¿O sea que ni siquiera fue que usted se comunicó con la doctora Alicia Ferreira, sino que "Toshiba" llama a la doctora Alicia Ferreira y le pasa el celular a usted? ¿Es así?
SEÑOR CAPANO (Aníbal).- No me dio ni tiempo a llamarla. Fue automático. Es así. Además, estaban todos los testigos adelante; había catorce o quince personas: el gerente financiero, la administradora, la jefa de personal, no sé si estaba el subdirector. Había cantidad de gente.
No era Susana Muñiz; era el teléfono de la doctora Alicia Ferreira.
SEÑOR LEMA (Martín).- Sí, sí, la gerenta general.
SEÑOR RUBIO (Eduardo).- Quiero hacerle una última pregunta, agradeciéndole su presencia, en cuanto al nombramiento de la doctora Falótico como directora e, inmediatamente, la contratación de la empresa EMS. ¿Qué grado de conocimiento había de esta situación? Usted se lo dijo a la doctora Graciela…
SEÑOR CAPANO (Aníbal).- García.
SEÑOR RUBIO (Eduardo).- … Graciela García, que era la directora regional.
SEÑOR CAPANO (Aníbal).- Claro.
SEÑOR RUBIO (Eduardo).- ¿Las otras autoridades departamentales y nacionales conocían esta situación de la doctora Falótico con relación a la empresa EMS?
SEÑOR CAPANO (Aníbal).- Supongo que sí, porque si se hizo un llamado a nivel nacional y la empresa EMS ganó en ese sector, evidentemente, si era a nivel nacional, las autoridades que hicieron ese llamado anteriormente conocían, porque lo habían hecho ellos. Es lógico, ¿no? Lo supongo.
SEÑOR RUBIO (Eduardo).- ¿Por qué renuncia usted a la Dirección del hospital?
SEÑOR CAPANO (Aníbal).- Ese episodio de la doctora… de ese llamado a concurso… Mi trayectoria no es así, así que decidí apartarme por no comprometerme más con ese tipo de sistema.
Fueron varias causas. Esa una; la otra era que las doctoras Graciela García y Cecilia Acosta, que era la directora interina del Hospital de Mercedes y, además, la subdirectora regional ?es decir, tenía dos cargos?, concurrieron antes de que yo tomara mi licencia ?un día antes? a decirme que iban a prescindir de mis servicios, etcétera, encarando distintas situaciones en las cuales yo no les había advertido a ellos, sobre todo por la suspensión de un funcionario que ya había reiterado alteraciones en el servicio y que me habían pedido que los cinco días de suspensión no se los adjudicara ?que era esta persona que ganó el concurso de cocina, que además era la compañera de Dino Ciarlo, es decir, estaba relacionada políticamente o por lo menos en ese aspecto?, y encarándome de que el pedido de ella de disminuirle la pena no había sido tenido en cuenta. Yo lo había pasado inmediatamente a los abogados de ASSE, los cuales me aconsejaron que continuara con la pena porque era reincidente. El máximo que podemos suspender a un funcionario son cinco días y, bueno, fue el máximo. Esa fue la otra situación.
Después otra: encararon que yo mantenía una deuda muy grande con ASSE y no era real porque los servicios de… uno hace guardias por Comisión de Apoyo pero yo había solicitado a la Comisión de Apoyo, como pediatra, que me nombraran, por favor, dos años seguidos a otra pediatra y yo le pagaba a la otra pediatra las guardias que hacía porque no podía cobrar ella por ASSE, así que me querían cobrar toda esa cifra de dinero que yo le había pagado a la otra persona. Me molestó mucho porque era un manejo que no condecía con mi accionar. Yo estaba ahí para colaborar y fue lo que hice. Además, tengo setenta años, en esa época tenía un poco menos y ya estaba tratando de disminuir toda mi actividad, entonces, preferí dar un paso al costado y ?como les dije a ellos? "no poner ningún palo en la rueda a lo que ustedes están haciendo".
Quiero agregar también, fuera de esto, que el relacionamiento con la doctora Falótico no fue muy bueno conmigo porque en alguna oportunidad me llamó a la Dirección y me preguntó qué estaba haciendo en el cuarto médico con el doctor Canedo, cosa que me molestó muchísimo porque las conversaciones son… y le dije la verdad: "Estoy de guardia acá; Canedo me llamó y está muy molesto porque se siente perseguido por usted y creo que va a ir a la órbita judicial con respecto a usted". Además, encarándome de que yo estaba hablando acerca de la emergencia médica, el desmantelamiento, y le dije: "Mire. discúlpeme, pero jamás hice pública ninguna declaración acerca de lo que usted ha hecho; yo desconozco totalmente lo que ha hecho porque estuve cinco meses de licencia, seis meses casi, así que no sé lo que ha hecho; sé por comentarios de terceros. Pero a los periodistas que me preguntaron eso les dije automáticamente que le solicitaran a usted una entrevista o que vinieran a hablar con usted", cuestión que fue negada en múltiples…
En un momento determinado ASSE determinó que los directores de los hospitales no podían hacer declaraciones públicas; sin embargo, un juez en Rocha absolvió a un director hace un tiempo porque hizo declaraciones públicas y fue sancionado. Creo que esa es una cuestión que… no es muy lindo ser director de un hospital y tener que andar todo el día con la boca con un esparadrapo y que las declaraciones las tenga que hacer la directora regional, la subdirectora regional o la presidenta de ASSE, cuestión que a mí me molestaba muchísimo. Dejo constancia de eso porque es muy molesto cuando uno vive en un pueblo chico y no puede abrir la boca.
SEÑOR RUBIO (Eduardo).- Con respecto a ese concurso en el que estaba el señor "Toshiba" y Fajián…
SEÑOR PRESIDENTE.- ¿Me disculpa una interrupción?
SEÑOR RUBIO (Eduardo).- Sí.
SEÑOR PRESIDENTE.- El señor "Toshiba" es el señor Heber Tejeira, exintegrante de la Federación de Funcionarios de Salud Pública.
SEÑOR RUBIO (Eduardo).- No lo conocíamos: señor Tejeira.
La persona propuesta tenía alguna recomendación política especial o en el currículum venía alguna…
SEÑOR CAPANO (Aníbal).- De un senador de la República.
SEÑOR RUBIO (Eduardo).- ¿Un recomendación de un senador de la República?
SEÑOR CAPANO (Aníbal).- En ese momento senador.
SEÑOR RUBIO (Eduardo).- ¿Recuerda quién era?
SEÑOR CAPANO (Aníbal).- Ahora es intendente de Montevideo; creo que es el intendente de Montevideo.
SEÑOR GALLO CANTERA (Luis).- Una consulta: ¿la empresa Charlo fue contratada en forma directa o se llamó a licitación?
SEÑOR CAPANO (Aníbal).- En principio, se contrató en forma directa, ya que había vencido el contrato de EMS y no teníamos a quién contratar, e inmediatamente se hizo el llamado a licitación. Inmediatamente, para no incurrir en los errores que yo he escuchado por acá.
SEÑOR GALLO CANTERA (Luis).- ¿Cuántas empresas se presentaron a la licitación?
SEÑOR CAPANO (Aníbal).- ¿Cuál licitación?
SEÑOR GALLO CANTERA (Luis).- La licitación.
SEÑOR CAPANO (Aníbal).- ¿Esta?
SEÑOR GALLO CANTERA (Luis).- Sí.
SEÑOR CAPANO (Aníbal).- Tres.
SEÑOR GALLO CANTERA (Luis).- ¿Cuáles son?
SEÑOR CAPANO (Aníbal).- Estaba Charlo, Martinelli y la tercera no me acuerdo cuál era. Creo que era una empresa del medio que se había formado, pero con nombres comerciales.
En el caso de la empresa Martinelli, tenía un 2% mejor el valor ?más bajo? que la empresa Charlo y se decidió contratar a la empresa Charlo ?hay un margen de 5% que las Direcciones pueden evaluar sí o no? por razones de que teníamos conocimiento de que el principal de la empresa Martinelli era drogadicto ?consumía drogas? y dicho y hecho. Tanto es así que ahora desapareció porque quedó drogadicto y se fue no sé para dónde.
Además, no hay ningún documento en ASSE que nos diga ?cuando uno hace el resumen final? a quién se adjudica la licitación, esto es verbal, pero el principal de la empresa Martinelli me golpea la espalda y me dice: "No se preocupe, entre nosotros nos vamos a arreglar", dos veces me lo dijo. "Quédese tranquilo".
Por lo menos, Charlo era conocido, había sido honorario durante muchos años en Villa Soriano, como chofer y era conocido por una persona de bien, serio, casado, con hijos, con una familia, etcétera; había otra relación. SEÑOR GALLO CANTERA (Luis).- Esa empresa adjudicada, ¿cobraba por kilómetro realizado?
SEÑOR CAPANO (Aníbal).- Sí.
SEÑOR GALLO CANTERA (Luis).- ¿Con paciente o sin paciente?
SEÑOR CAPANO (Aníbal).- No lo sé. El viaje costaba $ 26 el kilómetro. Eran 560 kilómetros, así que el valor de ida y vuelta era de $ 14.600.
SEÑOR GALLO CANTERA (Luis).- La auditoría dice que la empresa facturaba por kilómetro realizado y vendía servicios personales de médicos, enfermeros y chóferes en vehículos de la unidad ejecutora. Según reporte del Sistema de Control Vehicular, Sisconve, se detecta que ha facturado más kilómetros que los recorridos. También se constata que la empresa realizó traslados de pacientes distintos en la ida y vuelta de la unidad ejecutora, que fueron facturados como dos pacientes distintos, sin la anuencia del equipo de gestión de la unidad ejecutora. Hay enfermeros que no figuran en la planilla del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social. ¿Esto que dice la auditoría es así? Si fue así, ¿qué medidas tomó?
SEÑOR CAPANO (Aníbal).- Cuando una ambulancia especializada iba a Montevideo, siempre aprovechaba para traer a uno o dos pacientes por semana que estaban de alta. Uno de los grandes problemas que tenemos es que los hospitales de Montevideo solicitan que por favor, por la disponibilidad de camas, vengan a buscar en forma urgente a los pacientes que están de alta. Así que cuando se daba esa situación se cobraba un traslado especializado en la ida y un traslado común en la vuelta para traer al paciente de alta.
El Sisconve se instaló en esa época, cuando empezamos con esos servicios. El Sisconve tenía alteraciones en su registro. Tanto es así que puedo asegurar que no menos de seis, siete o diez veces en el año concurrían a regularizar el tanque de nafta o lo que registraba los kilómetros realizados. La mayoría de las veces era porque hacía menos kilómetros de los que registraba. Después de un tiempo, no corto, porque iban dos personas con una ambulancia y se quedaban toda una mañana registrándola; hay que salir, recorrer, volver, ver si da lo justo, etcétera.
Ahora el Sisconve está mucho más organizado y es mucho más justo de lo que era al principio, por las dificultades que había para poder aplicarlo. Esa es la diferencia que había, que era lógica. Al final, el Sisconve estaba bastante bien.
SEÑOR LEMA (Martín).- La auditoría establece lo que decía el señor diputado Luis Gallo Cantera. Antes de cesar en el cargo, ¿usted llegó a constatar esto, hizo algún tipo de advertencia en la Dirección Jurídica, tomó alguna medida concreta con respecto a la diferencia de kilómetros?
SEÑOR CAPANO (Aníbal).- Lo constatamos y por eso llamamos al Sisconve. La idea era que ellos lo regularizaran. Además era evidente, porque ir y volver a Montevideo son 560 kilómetros y no podíamos facturar otra cosa. Eso era evidente. Nosotros llamábamos al Sisconve en forma permanente para que ajustara el servicio. Al final, se llegó a ajustar. Comunicar a la auditoría era medio difícil. Sabemos que ir y venir a Mercedes son 37 kilómetros. Si el cuentakilómetros no marcaba eso era porque algo estaba mal. El paciente iba al Hospital de Mercedes y la ambulancia volvía. Lo registrábamos al momento, o a fin de mes cuando veíamos que ese traslado había sido a tal lado y el kilometraje que se pasaba era otro.
SEÑORA BOTTINO (Cecilia).- Usted trajo a la Comisión un hecho que entiende irregular, que no estaba dentro de las cuestiones que estamos investigando. ¿En qué año fue el concurso al que refiere?
SEÑOR CAPANO (Aníbal).- Debe haber sido en el año 2013 o fines del 2012, pero fue el único concurso que se hizo en la cocina del Hospital de Dolores.
SEÑORA BOTTINO (Cecilia).- ¿Fue el único que se hizo durante su gestión o hubo otros?
SEÑOR CAPANO (Aníbal).- En la cocina fue el único, pero hubo otros más…
SEÑORA BOTTINO (Cecilia).- ¿Qué otros concursos hubo?
SEÑOR CAPANO (Aníbal).- Recuerdo uno que también tiene cierto dolo. Fue el concurso de neumóloga del Hospital de Dolores. La neumóloga renunciaba porque tenía una enfermedad que lamentablemente resultó ser terminal, después de quince o veinte años de estar en el medio y ser una persona muy apreciada. Y bueno, hablo con la doctora Beatriz Silva, en ese momento presidenta de ASSE, y le digo que por favor no nos saquen más cargos porque una de las necesidades del medio era la de tener neumólogo de adultos. Ella me dice que a partir de octubre de ese año no se sacarían más cargos. Llamo al catedrático de Neumología y le pregunto si tiene alguna persona para recomendarme. Me dice que la mano derecha de él, que hacía fibrobronco y una cantidad de estudios que no se hacían en el medio, vivía en Juan Lacaze y no quería concursar en la cátedra en Montevideo por estar embarazada. Le pareció que le podría venir bien, porque esto era cada quince días y le quedaba más cerca de su hogar. Somos muy amigos con Luis Piñeyro.
Entonces, pido a la doctora Pizzano, que estaba por renunciar, que no renunciara hasta diciembre, por las dudas de que nos sacaran el cargo. Renuncia en diciembre, largamos el concurso en enero y lo gana esta persona, con unos méritos muy buenos. Sin embargo, cuando va a ocupar el cargo, éste desaparece de la computadora donde estaban los cargos. El cargo número tanto desapareció. Eso era común en ASSE.
Ante esta situación, llamo a la doctora Beatriz Silva y le digo que a partir de ese momento le retiraba toda mi confianza con respecto a lo que había manifestado antes. Fue una cuestión que me dolió mucho, porque estábamos solucionando un problema y todo se nos complicó más.
SEÑORA BOTTINO (Cecilia).- Con respecto al concurso de cocina, que usted denunció como irregular ¿tenía en su unidad ejecutora a algún responsable de recursos humanos?
SEÑOR CAPANO (Aníbal).- Sí, claro.
SEÑORA BOTTINO (Cecilia).- ¿Puede decirnos el nombre?
SEÑOR CAPANO (Aníbal).- No lo recuerdo ahora. En una época era una persona, y después fue otra. Hace cinco o seis años de esto. Sí había una persona responsable de recursos humanos.
SEÑORA BOTTINO (Cecilia).- Esa persona responsable de recursos humanos, ¿participaba en el proceso de concurso?
SEÑOR CAPANO (Aníbal).- Sí, por supuesto. De lo contrario, no se podría haber hecho el concurso. ¿En qué calidad y en qué etapa participó usted de ese concurso de cocina que refiere?
SEÑOR CAPANO (Aníbal).- No entiendo lo de etapa. El concurso tiene un día y una hora. Se abre la puerta, entran las personas, se reciben los méritos y se evalúa. Eso es lo que hicimos.
SEÑORA BOTTINO (Cecilia).- ¿Usted estaba formando parte del tribunal de concurso? Eso es lo que le preguntaba.
SEÑOR CAPANO (Aníbal)? Sí, claro.
SEÑORA BOTTINO (Cecilia).- Y aparte de usted ¿quién más integraba el tribunal?
SEÑOR CAPANO (Aníbal).- Malacria, que era el contador, y la administradora. Las principales figuras del hospital, las tres principales figuras del hospital.
SEÑORA BOTTINO (Cecilia).- Cuando sucede el hecho que usted narra ¿qué acción como director del hospital toma usted frente a la situación que considera irregular?
SEÑOR CAPANO (Aníbal).- Levanto el teléfono, hablo con la directora Susana Muniz y le cuento. En forma de chiste, pero le digo que me parecía una cosa niña lo que habían hecho.
SEÑOR PRESIDENTE.- ¿Una cosa qué?
SEÑOR CAPANO (Aníbal).- De niño, porque era una tomada de pelo al director y… en fin. Ella es la responsable de todo ese sistema. No sé si tomó alguna medida o no.
SEÑORA BOTTINO (Cecilia).- ¿Usted realizó la denuncia correspondiente como lo establece el reglamento de concursos de cualquier unidad ejecutora, y en este caso de ASSE? ¿Específicamente dejó constancia en el acta que imagino se levantó ese día?
SEÑOR CAPANO (Aníbal).- No recuerdo, pero lo que más me pareció justo era que tuviera conocimiento la directora regional ?capaz que quedó en el acta, pero no recuerdo?, la directora del interior en ese momento. Me parece que era la directora del interior. Sí, porque estaba Ferracini y otra gente más que estaban al lado de él.
SEÑORA BOTTINO (Cecilia).- ¿Usted refiere a una situación irregular?
SEÑOR CAPANO (Aníbal).- Exacto. Yo lo comuniqué.
SEÑORA BOTTINO (Cecilia).- Lo comunicó en forma verbal. Le voy a hacer la pregunta concreta. ¿Usted realizó, frente a esa situación irregular que nos narra que constató, la denuncia concreta en forma escrita?
SEÑOR CAPANO (Aníbal).- No, en forma escrita no hice la denuncia concreta.
SEÑORA BOTTINO (Cecilia).- Bien.
Usted hizo referencia a una persona y dijo que tenía vínculos políticos. ¿A qué se estaba refiriendo?
SEÑOR CAPANO (Aníbal).- No. En realidad, cuando va a hacer un concurso, uno pide el expediente de las personas, sean de una empresa tercerizada, de otras o funcionarios nuestros. Cuando uno ve el expediente, lee: secundaria, primaria, cursos, etcétera, y algunos tienen recomendaciones. En este caso, esa era la recomendación que tenía en su legajo personal. Que quede constancia, por favor. Estaba recomendada por un político, y creo que era ese nombre. Ojo, creo que era ese nombre; creo. En el legajo estaba.
SEÑORA BOTTINO (Cecilia).- Cuando uno se presenta a un concurso, le piden referencias personales y profesionales. ¿Usted se está refiriendo a que en uno de los currículum decía referencias personales?
SEÑOR CAPANO (Aníbal).- Exacto. Pero eso es normal. A mí me puede recomendar Tabaré Vázquez, sin ningún problema.
SEÑORA BOTTINO (Cecilia).- Lo que pasa es que usted lo marcó como una irregularidad.
SEÑOR CAPANO (Aníbal).- Sí, es cierto. No es tanto una irregularidad, sino que era un hecho a destacar, porque venía el gremio. Yo abrí la puerta y me encontré con la presidenta del gremio, y me llamó la atención. No es común que uno abra la puerta para hacer un concurso y se le presente el presidente del gremio.
SEÑORA BOTTINO (Cecilia).- Durante esa época que usted refiere ¿no era que se estaban regularizando las tercerizaciones?
SEÑOR CAPANO (Aníbal).- Sí, estaban tratando de regularizarse las tercerizaciones, sí, aunque no pudieron regularizarse del todo, porque aún continúan.
SEÑORA BOTTINO (Cecilia).- Hoy cuando le pregunté me refería a otra apreciación que usted hizo, anterior a esa, la de la referencia personal. Usted se refirió a un exsenador y actual intendente. Uste hizo referencia a alguien de Dolores y dijo que era por motivos políticos e, incluso, lo nombró. Quiero saber específicamente a qué se refiere.
SEÑOR CAPANO (Álvaro).- Todos sabemos quién es Dino Ciarlo. Yo lo aprecio mucho como persona, vive en el medio, he atendido a sus hijos como pediatra. La compañera de Dino Ciarlo era la persona que se había presentado, que apareció el presidente de la federación delante mío.
SEÑORA BOTTINO (Cecilia). Pero usted hizo referencia a que tenían vínculos políticos. ¿A qué se refirió específicamente con esa expresión?
SEÑOR CAPANO (Álvaro).- Bueno, ella me dijo que había ingresado en el Partido Comunista, esta funcionaria que se presentó. Nada más, eso fue lo que me dijo. Como que era un escalón; nada más.
SEÑOR LEMA (Martín).- Voy a hacer algunas preguntas con la finalidad de recibir más aportes a este estudio que estamos haciendo en la investigadora. Usted hizo referencia al concurso de cocina. Recién la diputada Bottino le preguntaba si había dejado alguna constancia por escrito, y usted dijo que no. Cuando usted estaba haciendo la exposición decía que hubo varios testigos que vieron cómo fue todo ese proceso. ¿Podría indicar personas que a usted le conste que hayan visto esa situación irregular para nosotros, quizás, invitarlos a esta Comisión y poder ampliar lo que usted está refiriendo?
SEÑOR CAPANO (Álvaro).- Sí, el contador Malacria, la administradora Doris Acosta, que en ese momento estaban ocupando cargos dentro de la administración del hospital. Beatriz Fagián, Heber Texeira y Dodi Lapido, la representante del gremio de Mercedes, la encargada de cocina, la nutricionista…
SEÑOR LEMA (Martín).- ¿Se acuerda del nombre de la encargada de cocina en ese momento?
SEÑOR CAPANO (Álvaro).- Es la misma que hay ahora. No ha cambiado.
SEÑOR PRESIDENTE.- En cuanto a la irregularidad que usted refiere ?para saber si entendí bien y para repasar-, por un lado, no existían bases para el concurso. ¿Eso está bien? Por otro, en la asignación de méritos para concursar ¿el mérito de haber participado en empresas tercerizadas era el 80% cuando se sopesaban las distintas variables?
SEÑOR CAPANO (Álvaro).- Eso fue lo que más o menos recuerdo, porque fue lo que más me llamó la atención.
SEÑOR PRESIDENTE.- El resto de los méritos era un 10%.
SEÑOR CAPANO (Álvaro).- Un 10% y un 10%.
SEÑOR PRESIDENTE.- ¿Un 10% méritos y un 10% oposición, o qué era lo otro?
SEÑOR CAPANO (Álvaro).- No sé. Sé que quedaba un 20%. Y lo otro es ?eso sí lo recuerdo? que debía estar haciendo el curso de auxiliar de cocina y que debía presentar el título antes del año después de ser nombrado.
SEÑOR CHARAMELO (Richard).- Agradezco su participación aquí.
Quiero hacer preguntas muy concretas. En este llamado, al que usted hace referencia, llama la atención que el 80% refiera a estar en una empresa tercerizada. Entonces, ¿cuántas personas cumplieron, en buena parte, con eso? Porque da la impresión que se trataba de un llamado dirigido puntualmente; tenía que tener seis meses, en el año tendría que tener el título y, además, el 80% para quien tuviera una empresa tercerizada ¿cuántas personas se presentaron? ¿Cuántas cumplían, por lo menos, con ese requisito?
SEÑOR CAPANO (Aníbal).- Si mal no recuerdo, creo que eran tres personas mínimo. No recuerdo si el llamado era para dos o tres personas, pero había más gente; había gente de afuera que se presentó, pero no adivinó que era dirigido, uno supuso que realmente venía de esa forma.
SEÑOR RUBIO (Eduardo).- Quiero reafirmar y dejar constancia en cuanto a las advertencias que realizó el doctor acerca de este concurso. A partir del teléfono de Texeira, usted habla directamente con la gerenta general de ASSE, la doctora Alicia Ferreira…
SEÑOR CAPANO (Aníbal).- Correcto.
SEÑOR RUBIO (Eduardo).- Después de realizado el concurso y adjudicado el lugar, habla con la doctora Muñiz, que era la directora del interior.
SEÑOR CAPANO (Aníbal).- Sí.
SEÑOR RUBIO (Eduardo).- O sea que esas dos personas, tuvieron conocimiento directo, a través suyo, de la irregularidad de la que usted estaba hablando.
SEÑOR CAPANO (Aníbal).- Claro.
SEÑOR RUBIO (Eduardo).- Bien, gracias.
SEÑORA BOTTINO (Cecilia).- La situación que narra ?como usted bien lo dijo? se da en el marco de la regularización de los funcionarios tercerizados de ASSE, que tenían distintas clases de vínculos y aún los tienen. En el caso de la cocina ¿cuál era el vínculo existente con ASSE?
SEÑOR CAPANO (Aníbal).- Era un vínculo tercerizado; era una empresa tercerizada, no me acuerdo el nombre, pero era Lucero, Bagar, un nombre de esos; era una empresa tercerizada.
SEÑORA BOTTINO (Cecilia).- Quisiera saber si se trataba de una empresa o una cooperativa y qué clase de vínculo tenían.
SEÑORA CAPANO (Aníbal).- La cooperativa era otra área. La cooperativa del Mides que se contrató, y funcionó bastante bien. era para el complemento de auxiliares de servicio.
Nosotros no controlamos a los empleados de las empresas, pero sí les exigimos algo; por lo menos, que tengan los conocimientos básicos.
En general, dejábamos esa función en manos de la encargada de cocina; yo sé cocinar, pero la nutricionista sabe más que yo. Por tanto, ella evaluaba ese tipo de situaciones.
SEÑORA BOTTINO (Cecilia).- Recuerda cuánto tiempo hacía que estaban vinculados con el Hospital de Dolores.
SEÑOR CAPANO (Aníbal).- Sí, hacía uno o dos años que estaban vinculados con el Hospital de Dolores.
SEÑORA BOTTINO (Cecilia).- ¿Usted conoce cuál fue la negociación que tuvo la Federación de Funcionarios de Salud Pública con ASSE a los efectos de instrumentar la presupuestación o regularización de los funcionarios tercerizados?
SEÑOR CAPANO (Aníbal).- No, no la conozco. Esas son relaciones del gremio con ASSE.
SEÑORA BOTTINO (Cecilia).?. ¿Usted conoce cuáles fueron las resoluciones que adoptó ASSE a los efectos de que se fuera procediendo a la regularización de los funcionarios que eran tercerizados?
SEÑOR CAPANO (Aníbal).- No. Venían directamente, nos hacían los concursos y nosotros los aprobábamos. Hacíamos el concurso y nombrábamos a la gente que correspondía dentro del área específica. Creo que este fue el primer concurso que se hizo para regularizar una situación; después, fueron agregándose ?creo que fue después de mi período? distintas regularizaciones para los servicios tercerizados. Todavía están funcionando servicios tercerizados en ASSE.
SEÑORA BOTTINO (Cecilia).- Gracias.
SEÑOR PRESIDENTE.- Quiero dejar una constancia porque reconozco que tengo ignorancia al respecto. Me estoy refiriendo a la palabra "regularización" como toda vez que un funcionario contratado por una empresa privada pasa a ser empleado público. Aparentemente, ese es el nombre que tiene esa situación porque todo el mundo la refiere como "regularizar", es decir, convertir en empleados públicos a gente que trabaja en la empresa privada. A lo mejor ese es el nombre que efectivamente tiene, pero quiero dejar constancia de que estoy enterándome de eso en este momento; que eso es "regularizar". Cuando uno mira con perspectiva de futuro, toda vez que uno contrata una empresa tercerizada, aparentemente eso sería "irregular", en la medida en que meterlo después como funcionario público sería regularizarlo.
SEÑOR CAPANO (Aníbal).- Es cierto lo que dice usted; es muy cierto por la sencilla razón de que para ASSE regularizar significa hacer un llamado a concurso. El hecho de haber trabajado en ese aspecto…
(Diálogo)
El hecho de haber regularizado esas cosas en ese aspecto le da un mérito, un plus por haber trabajado en ASSE.
Recuerdo un caso en el que fui a una empresa tercerizada y pedí por favor que no me enviaran más a ese funcionario. Es decir, si ese funcionario se hubiera "regularizado" ?entre comillas? iba a crear grandes problemas dentro del hospital. Hay situaciones agradables, donde aprenden, estudian, se preparan y hay otras en las que realmente están esperando que aparezca Dios y les de la barita mágica.
SEÑOR GALLO CANTERA (Luis).- Con respecto a la apreciación que usted hacía, señor Presidente, a la regularización o presupuestación, venimos desde hace muchísimos años, desde la creación de las comisiones de apoyo, haciendo contrataciones de distintos técnicos o trabajadores que facturan directamente a la comisión de apoyo. En ese sentido, venimos en un proceso en ASSE que, a mí entender, debería haber sido mucho más ágil y dinámico.
Lo que se llama presupuestación o regularización es que aquellos funcionarios que están contratados por las comisiones de apoyo o tercerizados desde hace muchísimo tiempo, pasen a cumplir funciones como funcionarios públicos que son. En ese sentido es que la diputada Bottino hacía referencia a que hubo un acuerdo entre ASSE y la Federación de Funcionaros de Salud Pública a los efectos de que aquellas personas que cumplieran con los requisitos, y trabajaran normalmente, sin ningún tipo de problemas, con el aval de la Dirección, tuvieran un porcentaje mayor, digamos, porque conocían el Hospital, porque trabajaban allí, y eso es una negociación. Que uno esté o no de acuerdo, es otro tema. Pero con respecto al porcentaje, si uno trabaja y conoce la realidad y no hay nada en contra que el tribunal diga, me parece que está bien. A mi entender, el proceso de regularización o presupuestación de funcionarios debería haber sido mucho más rápido del que está siendo. Esa es una realidad. Quería dejar constancia de eso.
SEÑOR PEÑA FERNÁNDEZ (Daniel).- Es la misma pregunta, pero al rev&



A los lectores de @gesor que realizan comentarios, en particular a quienes ingresan en la condición de incógnito, no se molesten en hacer comentarios ya no son publicados debido a que no dejan registro de IP ante eventual denuncia de alguna persona que se sienta dañada por ellos.
Igualmente reiteramos lo que hemos escrito en anteriores oportunidades, que pueden referirse con la dureza que se entienda pertinente pero siempre dentro del respeto general y no discriminando ni agraviando, o con expresiones que de alguna manera inciten a la violencia. Los comentarios son una herramienta maravillosa que debemos preservar entre todos.

Quiere comentar esta noticia?

* Campos obligatorios
* Nombre:
* Correo Electrónico:
* Comentario:
* Caracteres

AGESOR - Soriano - Uruguay // (todos los derechos reservados )

powered by: Daniel Castro 2018