agesor
. . . . .

Usuarios conectados: 35
Eres el visitante:
Carniceria La Invernada
MonedaCompraVenta
28,15 29,05
1,10 1,80
8.00 9,40
32,70 35,90
El Observador El Pais La Juventud La Diaria La Republica El Telegrafo
Aplicaciones Móviles
.
Síguenos Síguenos Canal Instagram
RADIOS
Espacio FM
del hum FM
.
04 de enero del 2018 a las 08:24 -
Tweet about this on Twitter Share on Facebook Share on Google+ Share on LinkedIn Pin on Pinterest Email this to someone
Esta es la postura correcta para dormir y evitar los dolores de espalda
.
.

El descanso es imprescindible para recuperar las energías empleadas durante el día. Se trata de una forma de recargar las "pilas" para enfrentar los nuevos retos profesionales y compartir con la familia.

Dormir debe ser un momento placentero, una recompensa para el cuerpo por todas las tareas que le permite realizar a una persona. Un tercio del día, unas 8 horas, deben dedicarse a restaurar la vitalidad del organismo.

La mayoría de las veces, la postura en la que se duerme es la que determina la calidad del sueño. Esto se puede certificar en el momento de despertar y constatar si se está lleno de energía para iniciar un nuevo día o, por el contrario, si hay dolores de espalda, cuello y poco ánimo para salir de la habitación.

Los especialistas han reiterado que la peor forma para dormir es hacerlo boca abajo, sobre el estómago. Con esta postura, la columna se mantiene desalineada, lo que generará una presión adicional sobre la zona lumbar y dolores de espalda. De este modo, el cuello tendrá una rotación excesiva, que puede originar molestias cervicales.

Si la persona sufre de dolores lumbares, la opción más acertada es descansar de lado con ambas piernas encogidas; es decir, en posición fetal.

Con esta postura, la curvatura de la espalda podrá liberar tensión de las vértebras lumbares. Aunque la alineación no sea la más óptima, se puede mejorar al colocar una almohada entre las piernas.

En los casos en los que la persona duerma de lado, hay que evitar encoger una pierna y estirar la otra, debido a que con esa postura la pelvis está en una posición incorrecta.

Los expertos recomiendan que la mejor forma para dormir es hacerlo boca arriba, sobre la espalda. También sugieren hacerlo sin almohada, para obtener una alineación correcta del cuello.

Si la almohada es necesaria, entonces debe elegirse una que tenga el grosor adecuado. Una referencia que puede utilizarse es la barbilla, que se debe situar en paralelo a los pies de la cama.

Canapés para descansar

Un descanso completo debe estar acompañado por la correcta elección de varios elementos, como el soporte, el colchón y las almohadas. En el primer aspecto, este debe brindar durabilidad y resistencia. Es el principal factor, ya que servirá de base para el colchón y las personas que lo utilizarán.

Una tendencia que sigue ganando seguidores es la de usar canapés para la cama, ya que, aparte de ser duraderos, es posible guardar en su interior diversos objetos, como las sábanas, almohadas o variados cojines. A la hora de comprar canapés existen diversas opciones, como los de madera, tapizados, articulados, juveniles y del tipo zapatero.

Cada uno ha sido diseñado para atender una necesidad en particular, por lo que los mejores canapes siempre serán los que se ajusten al espacio disponible y que vayan acorde con la decoración de la habitación.

Entre sus principales ventajas está que su interior sirve de espacio para evitar problemas de almacenamiento en los armarios. Debido a que son cerrados al exterior, sus tejidos no dejan pasar el polvo. Un canapé representa una estructura de madera bien conformada que fomenta el descanso y evita que el colchón pueda deformarse fácilmente.

Colchones y almohadas

Respecto a los colchones, estos deben ser elegidos según las preferencias y necesidades del comprador. Un buen colchón reparte de forma adecuada el peso de la persona. Lo más importante es que respete la curvatura natural de la columna.

Si es muy rígido, el cuerpo no se adapta. Es decir, el peso no se distribuye adecuadamente.

En cambio, si es muy blando, el cuerpo tenderá a hundirse, lo que generará que la sensación de calor aumente, ya que no circulará el aire. Además, la columna vertebral y la espalda no estarán acomodadas aunque se duerma boca arriba o de lado.

Los tipos más comunes de colchones son los de muelles, de espuma, látex y viscoelástico. El consejo de los profesionales es que, antes de comprar un colchón, este se debe probar sin ningún apuro.

Seleccionar la almohada adecuada permitirá alinear la cabeza y el cuello para obtener un descanso reparador. Un factor determinante para elegir la correcta es que presente la firmeza adecuada, dependiendo de la posición preferida para dormir que tenga la persona.

El tipo de material también debe considerarse, ya sean sintéticas, que van mejor para las personas alérgicas, o de plumas. En el caso de las primeras, pueden durar 2 años, mientras que las segundas tienen una vida útil de hasta 10 años.

Dormir debe ser una experiencia placentera, que genere bienestar y calidad de vida, por lo que hay que descansar de la forma correcta, siguiendo los consejos de los profesionales de la salud.



A los lectores de @gesor que realizan comentarios, en particular a quienes ingresan en la condición de incógnito, no se molesten en hacer comentarios ya no son publicados debido a que no dejan registro de IP ante eventual denuncia de alguna persona que se sienta dañada por ellos.
Igualmente reiteramos lo que hemos escrito en anteriores oportunidades, que pueden referirse con la dureza que se entienda pertinente pero siempre dentro del respeto general y no discriminando ni agraviando, o con expresiones que de alguna manera inciten a la violencia. Los comentarios son una herramienta maravillosa que debemos preservar entre todos.

Quiere comentar esta noticia?

* Campos obligatorios
* Nombre:
* Correo Electrónico:
* Comentario:
* Caracteres

AGESOR - Soriano - Uruguay // (todos los derechos reservados )

powered by: Daniel Castro 2018