agesor
. . . . .

coopace
CarHouse - Mercedes
Provision Crosi - compra en nuestra web
20 años de nuestro bioparque
@gesor es de acceso completamente gratuito para nuestros lectores, pero si quieres apoyar nuestro trabajo con un donativo, te damos dos opciones, la primera de un único pago de U$S2 (dolares americanos dos) o la segunda con una suscripción de U$S1 (dolares americanos uno) por mes, la que puedes realizar en pagos mensuales o un pago anual.

El equipo de @gesor agradece desde ya vuestro aporte, el que nos permitirá seguir creciendo y brindando cada vez más contenido.
Pago
Opciones de suscripción
Si quieres colaborar con un monto distinto, por favor contacta con info@agesor.com.uy indicando el monto con el que quieres colaborar y te haremos llegar el formulario de pago.
MonedaCompraVenta
41,25 43,65
0,15 0,61
7,22 9,22
47,52 53,00
El Observador El Pais La Juventud La Diaria La Republica El Telegrafo
.
Síguenos Síguenos Canal Instagram
RADIOS
Espacio FM
del hum FM
.
.
01 de September del 2017 a las 08:42 -
Tweet about this on Twitter Share on Facebook Share on LinkedIn Pin on Pinterest Email this to someone
Gastón Andino: ¨Siento que con el Parkinson he podido encarar la vida con mayor profundidad¨
¨La última función, el comienzo del fin¨, una muestra ¨en la que van a encontrar a un amigo que siempre estuvo, que se ha ido y ha venido, que soy yo¨
¨La última función, el comienzo del fin¨, una muestra ¨en la que van a encontrar a un amigo que siempre estuvo, que se ha ido y ha venido, que soy yo¨

Consultoría y Negocios Del Río estará presentando en los próximos días, la exposición denominada "La última función, el comienzo del fin", una muestra especial del artística plástico, poeta, escritor, mercedario Gastón Andino.
A Gastón hace cinco años se le diagnosticó Parkinson y a partir de ello, él, que ya se dedicaba al arte en sus diferentes manifestaciones, profundizó en ello y en una charla entre conocidos desde la niñez y adolescencia en Mercedes, contó como vive esta etapa de su vida, su mirada hacia el interior propio y hacia los demás. Dejó conceptos y reflexiones muy interesantes, para pensar y repensar el día a día que sobrellevamos por estos tiempos. Lo acompañó en la entrevista uno de los socios de Consultoría y Negocios Del Río, amigo de Gastón, Dr. Bruno Gandolfo.


Llega a Mercedes un compañero de la niñez como Gastón, para presentar una muestra para todos aquellos que lo conocemos desde chico, en un momento de su vida muy especial y Del Río tiene el gusto de darle la bienvenida y apoyarlo.
Bruno: "Es un tema muy interesante, que deja un mensaje muy positivo, por eso es que a Del Río le interesa muchísimo apoyarlo, porque hemos hablado que toda empresa genera un impacto social y un impacto económico y creemos firmemente en Del Río que esta manera, hacer ésto, es justamente generar un apoyo social. En este caso Gastón, una persona que conozco desde la niñez, particularmente desde que hacíamos judo, siempre fue una persona vinculada al arte y estoy viendo que está logrando cosas increíbles a pesar de la enfermedad. Y como él dicen, crear con Parkinson, es algo absolutamente posible, le debo agradecer que esté con nosotros acá y escuchar las cosas interesantes que tiene para decirnos".
¿Qué significa como mercedario, en una charla entre compañeros que desde la niñez nos conocemos y que seguramente otros muchos estarán en la inauguración de la muestra, venir a tu pueblo natal, en esta etapa de tu vida tan especial?
Gastón: "Para mi es una cosa de alto impacto emocional estar acá rodeado de gente que conozco de toda una vida... (se emociona)
No solo por el hecho de la enfermedad, si no por que como se llama esta obra es "La última función, el comienzo del fin", porque toda mi familia se ha ido de Mercedes (vuelve a emocionarse)".
Contémosle a la gente sobre tu familia en Mercedes.
Gastón: "Mi familia vivió en las viviendas de 19 de Abril entre Sánchez y Ferrería y después durante muchos años en Sarandí (hoy 28 de Febrero) entre Rivas y Ledesma (ahora Ansina), mi madre era Luisa y mi padre Raúl, Ambos se jubilaron en su momento en diferentes área. Mi vieja muy conocida en el Hospital era enfermedad la gordita Luisa para y para allá, ya fallecida, mi padre trabajador de Vialidad, tiene 90 años y ahora vive en Maldonado con mi hermano mayor, tengo uno mayor y otro menor y yo soy el del medio y como todo del medio salí medio traumado, entonces agarré para el arte (se ríe)".
¿Cuánto hace que te fuiste?
Gastón: "Me fui con 25 años, tengo 53, hace 28. Me fui para Brasil, tengo una hija brasilera de 25 años que vive en Porto Alegre con su madre y ahora estoy en Montevideo y como frutilla de la torta tengo Parkinson, con cinco años de diagnosticado. Cinco años antes del Parkinson ya pintaba y ahora con más tiempo para mí, retomé la pintura con otro significado. No creo que el Parkinson sea -si bien lo es- una cosa definitiva en una persona, porque tanto la enfermedad como la cura no sabemos como se manifiesta. Por qué nos enfermamos, cómo nos curamos, es un misterio. Entonces uno debe apostar siempre a buscar alternativas, en mi caso las he buscado con un montón de terapias y tratamientos para el Parkinson y junto con ello un paquete que viene con ello, el autoconocimiento. ¿Por qué uno produce la enfermedad? La alegría, la tristeza, es un poco el factor de eso. Por eso esta exposición se llama "La última función, el comienzo del fin", porque estoy sabiendo que mi familia se fue toda para Maldonado, mi padre que era el vínculo con la ciudad, ya no está, es un momento crucial en mi vida que marca, despedirme de la ciudad, de mis amigos, una despedida simbólica, para mostrar otra fase mía que todavía no mostré en Mercedes que es la del artista plástico, poeta, escritor".
¿Qué es lo que te gusta más del arte?
Gastón: "Los colores. Mis cuadros tienen una tonalidad, utilizó los colores que yo creó, no utilizo un color puro, los voy creando, los combino con otros colores, me va dando un resultado bien interesante y también mi arte es más abstracto que figurativo, entonces tiene eso de invitar a imaginar las cosas y no verlas definidas como muchas veces es".
Dijiste que antes de conocer el diagnóstico ya pintabas, ¿qué te cambió dentro del arte cuando conociste el diagnóstico?
Gastón: "Es más significativo para mi".
¿En qué por ejemplo?
Gastón: "En tener una temática y trabajarla toda, como fue la exposición que hice a comienzos de año, Africa Arte, toda sobre el arte africano, porque el arte africano, como yo lo concibo viene desde adentro para afuera y no de afuera para adentro como concebimos el arte occidental. Yo voy procesando a través del arte lo que voy viviendo. El último cuadro de la primera muestra ya comenzó esta segunda muestra que es "El Mundo de Jonás" que estoy presentando este jueves 31 en Montevideo. Y ahora estoy aquí con mi amigo Bruno Gandolfo dsde niño nos conocemos, él niño, yo adolescente, con muchas vivencias personales, después en espacio de trabajo nos conocimos juntos y hoy está apoyándome, dándole un sentido social a lo que hacemos, él como empresario y yo como artista".
¿Cómo surgió esta posibilidad?
Gastón: "Bruno me llamó y dijo que quería patrocinar la muestra".
¿Qué te vino a la cabeza?
Gastón: "Mucha emoción. Le dije que sí, la exposición la estoy bancando solo, no tengo patrocinantes".
¿Habías pensado en traer la muestra a Mercedes?
Gastón: "Hace como un año que quiero traerla, pero no se articuló, a través de los Centros MEC, con Giselle Graside, que también la conozco de muchos años, consiguió local, y fuimos construyendo esta posibilidad que está surgiendo ahora".
Bruno: "Tengo mucha confianza en Gastón y lo que dice es realmente muy fuerte, por eso la emoción, la emoción demuestra que esto nace de adentro y su expresión nace de adentro. Gastón ha sido toda la vida un artista, como facilitador de biodanza, escribe, hace un montón de cosas, cocina. Tengo una anécdota cuando arrancamos con la empresa. El estaba viviendo en Brasil y cuando nos juntamos me dice, quiero colaborar, quiero hacer algo con ustedes para ayudarlos, y le digo, bueno sí, nos podés ayudar con arte y nos ayudó con biodanza, era algo innovador en aquel momento, pero generó que el equipo de trabajo se consolidara, después se fue haciendo eso de manera sistemática, lo hizo a través de su arte, un aporte desde un lugar que no es el tradicional y desde ahí él con el arte pudo apoyar a una empresa, a un equipo de trabajo. Hemos aprendido con Gastón que un equipo de trabajo para realmente serlo, tiene que ser un equipo de buena gente y donde reine la confianza. A través del arte él fue potenciando la confianza".
Por lo general cuando se habla del Parkinson se le asocia a personas mayores, en tu caso tenías 48 años cuando te diagnosticaron, ¿qué pensaste en ese momento?
Gastón: "La primera persona que me llamó fue Bruno, se enteró a través de Facundo Caputto otro mercedario que vive en Montevideo, somos amigos los tres. Bruno fue a verme. Ya no me acuerdo lo que sentí la primera vez, siento que fue una oportunidad de la vida de mostrarme algunas cosas que no me había dado cuenta. Capaz que darle más significado a las cosas que hago, ya vivía la vida con intensidad, bueno, vivirla con mayor intensidad, porque el tiempo humano es finito, aunque los poetas dicen -y yo creo- que la muerte no existe, todo es una invención de la experiencia humana".
¿Qué te cambió como ser humano el conocer el diagnóstico?
Gastón: "Me creó más sentido de compasión".
¿Contigo o con los demás?
Gastón: "Con los demás. Conmigo, yo me cuido, pero no me crucifico por qué agarré Parkinson, la gente se masacra...".
Aquella famosa frase, por qué yo
Gastón: "Por qué yo... por qué me tocó. Te tocó porque te tenía que tocar, algo tenías que aprender y yo lo que estoy tratando de aprender, el día que yo aprenda, me curo, porque la cura tiene que ver con eso, con que uno se organizó, se disoció, se quebró, y poder curarse a sí mismo".
¿Y la compasión con los demás?
Gastón: "Tengo un ejemplo, una amiga con su mamá muy viejita y siempre la vive criticando. Y con esta vuelta al Uruguay, hace diez años que volví al país desde Porto Alegre, recuerdo a mi vieja que la acompañé hasta los últimos días y veo a mi padre y me queda un sentido de entendimiento. Siempre tuve un problema de relacionamiento con mis padres, era muy diferente, siempre fui un artista, una forma poética de dicrlo que era diferente, siempre veo las cosas desde otro lugar. Una rebeldía con causa, que la causa puede ser el amor, la amistad, las cosas buenas de la vida, no a la hipocresía, no al engaño, no a la mentira. Esas cosas así me hacen sentir compasión. Me mira hablar de la madre, ella hablaba de la madre y se estaba yendo casi, y peleaba con ella, era conflictiva. La relación con mi padre que nunca fue de las mejores, hoy me doy cuenta que perdimos mucho tiempo peléandonos y no vivimos las cosas buenas (se emociona)".
¿Una compasión que no tiene que ver con la lástima?
Gastón: (emocionado) "No, porque la pena no te conduce a ningún lado. Tener pena de tí mismo o de los otros no ayuda a nadie. Tengo una compasión en el sentido profundo, humano, darle un valor significante a lo que uno vivió con el otro".
¿Te dio la oportunidad de cambiar esa relación con tu viejo?
Gastón: "Sí, sí, sin dudas. Llegar a una reflexión, que uno se peleó toda la vida con el padre y ahora darte cuenta que podía haber sido diferente, es todo un movimiento interno importante".
¿Eso te genera paz interior?
Gastón: "No lo he pensado en ese sentido, pero sí puede ser por ahí. Me hace bien, si alguna enfermedad se cura, es con cosas que te hagan bien, que te den significado, te estimulen a vivir. Muchas veces los conflictos estimulan a vivir. Yo siento que con el Parkinson he podido encarar la vida con mayor profundidad, yo era profundo y ahora lo soy más, no sé como definirlo, siento que vivo la vida con mayor intensidad".
De acuerdo a lo que uno te escucha a hablar ¿está mal decir que el Parkinson te ayuda a purificar el alma? No sé si es el término adecuado.
Gastón: "No trabajo mucho con el concepto de alma, no tengo esa visión de alma y cuerpo separados, si no trabajo con un concepto de la vida, de sentirte, de estar bien contigo mismo, de vincularte saludablemente contigo, con el otro y con la totalidad. En ese sentido, toda enfermedad, salgo del Parkinson, para no enfocarlo solamente en ella, es una forma de la vida de mostrarte para que le des significado a las cosas importantes para tí, como un espejo que te muestra una parte de tu rostro que tú no conocías".
Hoy peleamos por muchas cosas superfluas...
Gastón: "Todo, hemos perdido el foco de lo que es significativo para la existencia de cada uno, ponemos el foco fuera y principalmente en la tecnología y no ponemos el foco en los vínculos, cuando lo que nos sostienen son los vínculos. La tecnología va y viene, va a seguir ayudándonos, pero también muchas veces vivimos presos de la tecnología, como un ejemplo, puede ser otra cosa. Las grandes ciudades van masificándote de alguna manera, uno debe utilizar toda tecnología y conocimiento para el bien de la gente, como un complemento, pero lo esencial es que puedas ser feliz teniendo valores y desarrollar tus virtudes".
Bruno: "A mi se me viene un pensamiento, escuchando a Gastón, que tiene que ver con un filósofo que es Nietzsche, que fue por algunos mal interpretado, que habla mucho de los dionisíaco y lo apolíneo que es la razón. Gastón, su arte se basa mucho en lo dionisíaco y deja de lado la razón para pintar y también para pensar. Todo esto de disfrutar el momento, de no perder tiempo, tiene mucho que ver con eso, es algo que escuchándote, lo estoy relacionando con Nietzsche, con los impulsos vitales, que tenemos todos como seres humanos, que muchas veces son reprimidos por la cultura, el "sentido común", que tiene que ver con otros filósofos. Me parece que lo dionisíaco siempre estuvo presente en Gastón y viendo los cuadros, desde ahí nace mucho su inspiración, realmente impacta".
Gastón: "Muy interesante lo que decís, Nietzche en su visión del arte, dionisíaco y apolíneo, nos da una pauta sobre esa cuestión de la integración de lo que es algo bello, que tiene esa parte instintiva, profunda, misteriosa, que es individual de cada uno y lo apolíneo que es lo refinado, lo que le da forma, acabamiento. Mi arte tiene esa contemplación, una explosión de colores, todos tienen movimiento, no es una línea, no es un plano fijo así como una pared blanca, siempre va a haber un blanco con alguna tinta gris, celeste, que siempre le da movimiento. Hablando de arte, todo el mundo necesita desarrollar algo de arte, tomando el arte como algo mayor, como un concepto de cómo pintás tu casa, como la decorás, cómo te vestís, cómo te relacionás, cómo cocinás, cómo hacés el amor, todo para mi es arte".
Voy a tocarte un tema personal, ¿dónde ubicás a tu hija en todo ésto que hemos hablado?
"Mi hija es mi gran maestra, tiene un síndrome de crecimiento, genético, tiene un desarrollo diferenciado, siempre esa cuestión de ser diferente, la convivo desde hace 25 años directamente en la piel. Fui un padre presente durante el tiempo que estuve casado, crié mi hija, viajaba con ella, muchos amigos de Mercedes deben recordar que venía con ella a la ciudad, cuando la madre de ella estaba viajando a Europa a trabajar. Mi hija ... (se emociona) tiene su lugar en mi corazón que es junto con mis padres el mejor lugar, están en mi corazón, pero ella es mi gran maestra. Cuando llego agitado, enloquecido, la mira, la observo, comparto, me obliga a bajar los tiempos, las revoluciones, a entenderla, comprenderla, muchas veces la crisis de la humanidad es porque buscamos lo sabio afuera y lo tenemos al lado, al alcance de la humano, son nuestros hijos, o nuestros padres cuando se ponen viejos y se iluminan. Unos padres de iluminan, otros son unos pelotudos y nunca se van a iluminar, pero algunos padres puede ser que llegado el momento final de su existencia, se iluminen y puedan ser gratificante para nosotros. Mi hija está ahí, donde siempre estuvo, desde que nació..." (emocionado).
Bruno: "Gastón nos decía y nos dice, eso que cada persona que aparece es por algo, y algo tiene para enseñarnos, el punto está en si nos damos cuenta de eso, si tomamos contacto y aprendemos. De todas las personas, con las cuales nos cruzamos, no por casualidad, siempre tenemos algo para aprender. Ante determinadas situaciones, por ahí complejas, está pasando porque está enseñándote algo, es un gran maestro para vos. Esas son las palabras que usaba. Y en ese momento no me daba cuenta, pero a partir de las palabras de Gastón, empezaba a mirar las cosas desde otro lugar y efectivamente tenía mucho para aprender".
¿Tuvo que ver en la forma de pensar y de ser de ustedes, el haber practicado juntos judo en la niñez y adolescencia?
Gastón: "Tuvimos un gran maestro que fue "Pachacho" Echeverría, pero no sé si el judo me aportó a eso, el judo lo que hizo fue canalizar un montón de cosas. Soy hijo de la dictadura, un momento de pocos espacios para los jóvenes, lo único que nos quedaba era el deporte, jugando al fútbol era un desastre, intenté jugar en Peñarol, practiqué en Con Los Mismos Colores, corría mucho pero no tocaba una pelota. Cuando conocí el judo a través de mis amigos y vecinos, primeramente los Aunchayna de calle Sarandí (28 de Febrero), después Alvaro Castromán a la vuelta de casa, comencé judo y nunca más dejé. El judo me dio sentimiento de grupo, de convivencia grupal, como la que tengo con Bruno y Facundo y un montón de gente con la que mantengo vínculo afectivo. Lo artístico del judo tiene que ver más conmigo como yo desarrollo en mi vida, porque luchando era más creativo, no era el clásico judoca. Roque Rigos, otro judoca y querido amigo de esa época, me dice, siempre que estabas haciendo judo todo el mundo caminaba igual y vos venías y hacías pasito para aquí y pasito para allá y nos confundías, capaz que lo creativo en mi era anterior al judo. El judo me ayudó a canalizar energías como joven, hoy jóvenes del interior tienen más oportunidades que en nuestra época".
¿Qué es lo que va a encontrar la gente que vaya a ver la muestra o qué es lo que quisieras que encontrara la gente?
Gastón: "Primeramente como es en Mercedes, que viera una parte de mi que algunos conocen y otros no, que es la parte artística. Va a tener muchas fases esa exposición, tendrá una parte del arte africano que desarrollé y que traje a Mercedes en un momento para la venta de fin de año que organiza la Intendencia en Manzana 20, unos postigones antiguos que los reciclo como una manera de darles importancia nuevamente en la vida. Antes las ventanas, los postigos nos defendían de la oscuridad, del frío, ahora pintados nos muestran otra realidad, que es la belleza de ser resignificado. También va a haber una parte con poesías y expresiva, porque no tengo un solo estilo, comienzo a pintar y van surgiendo cosas y las voy acompañando. Todos elementos que vienen del inconsciente de mi vivencia personal que los plasmo ahí. En cuarto cuadro de El Mundo de Jonás aparece la Madre, el mito del héroe sale por el mundo para salir del abrazo materno que lo asfixia, eso dicen todos los mitólogos, los sicólogos que estudian mitología. Es una vivencia personal que le voy dando significado después que lo hago. La gente va a encontrar una variedad de estilos, poesía, algún aderezo artístico y se van a encontrar con un mundo lleno de colores intensos. Y van a encontrar en la exposición a un amigo que siempre estuvo, que se ha ido y ha venido, que soy yo".



Image1
Image2
Image3
Image4
(2703)
Enviado por: Gastón Andino-

Gracias por la publicación

Abrazo


A los lectores de @gesor que realizan comentarios, en particular a quienes ingresan en la condición de incógnito, no se molesten en hacer comentarios ya no son publicados debido a que no dejan registro de IP ante eventual denuncia de alguna persona que se sienta dañada por ellos.
Igualmente reiteramos lo que hemos escrito en anteriores oportunidades, que pueden referirse con la dureza que se entienda pertinente pero siempre dentro del respeto general y no discriminando ni agraviando, o con expresiones que de alguna manera inciten a la violencia. Los comentarios son una herramienta maravillosa que debemos preservar entre todos.

Quiere comentar esta noticia?

* Campos obligatorios
* Nombre:
* Correo Electrónico:
* Comentario:
* Caracteres

AGESOR - Soriano - Uruguay // (todos los derechos reservados )

powered by: Daniel Castro 2020