agesor
. . . . .

Carniceria La Invernada
Super promos Giovanni-Bocatti
REPROGRAMADO
MonedaCompraVenta
32,77 34,17
0,55 1,15
8,18 9,48
36,21 39,80
El Observador El Pais La Juventud La Diaria La Republica El Telegrafo
.
Síguenos Síguenos Canal Instagram
RADIOS
Espacio FM
del hum FM
.
25 de August del 2016 a las 07:23 -
Tweet about this on Twitter Share on Facebook Share on LinkedIn Pin on Pinterest Email this to someone
¿Por qué no ser la Nueva Zelanda del deporte?
Análisis del periodista sanducero Mauro Goldman sobre los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.
Análisis del periodista sanducero Mauro Goldman sobre los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.

Análisis de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016 a través de la óptica de uno de los periodistas que estuvieron en Brasil cubriendo el acontecimiento deportivo: el sanducero Mauro Goldman (20Once de Paysandú).

¿Por qué no ser  la Nueva Zelanda del deporte?

(Por Mauro Goldman) En lo personal tuvimos el privilegio de estar en los Juegos y de ver a algunos uruguayos competir en la máxima cita deportiva mundial.

Siempre es bueno saber desde donde se parte porque el facilismo y la demagogia son malos consejeros, nos pueden nublar el razonamiento y creernos algo que no somos. 

Es absolutamente descabellado pedirle medallas a los deportistas uruguayos en la actual coyuntura , que en líneas generales cumplieron una buena labor. Vamos a ir explayándonos en los casos que conocemos, que tenemos propiedad.

Somos un país de poco más de 3 millones y medio de habitantes, eso nos condiciona, de eso no puede haber opiniones. Pero tampoco es excusa porque en el puesto 19 del medallero de Río  aparece Nueva Zelanda, un país que en varias oportunidades ha sido comparado con Uruguay porque tenemos similar población. Nueva Zelanda culminó su performance con  4 medallas de oro, 9 de plata y 5 de bronce. Es un país rodeado de agua y sus triunfos, causalmente son en deportes vinculados con el agua (vela, remo y canotaje en velocidad). Son casualmente, deportes en los que Uruguay podría tener mejor figuración y ya lo veremos.

Los mejores resultados vienen de la mano de mayor inversión económica como la ha tenido Colombia o la propia Argentina aunque fueron Brasil y Colombia los países que más progresaron en el concierto sudamericano. El vecino país, Argentina estableció un porcentaje de las llamadas telefónicas que va para el Centro Enard que administra ese dinero. De todas formas en cantidad Argentina no progresó  sí en medallas de oro. 

Otro dato a tener en cuenta, desde 1924 a 1964 Uruguay ganó en esas nueve ediciones medallas. Luego recién en el 2000 con Milton Wynants pudo subirse al podio.  O sea no fue por un tema de población, éramos la “Suiza de América” por aquellos tiempos.  En buen romance las posibilidades económicas de los países tienen que ver con mayor desarrollo deportivo competitivo. Quizás Cuba sea una excepción pero allí se concentran muchos esfuerzos en el deporte competitivo como política de Estado; ya Cuba no se destaca como lo hacía antes.

Facundo Castro en La  Diaria dice al menos para nosotros una gran verdad: “El mundo cambió durante estos años y la organización del deporte también. Los Juegos Olímpicos dejaron de ser una competencia amateur, por más que el Comité Olímpico Internacional los siga definiendo como tal. Sus deportistas, sus campeones, son profesionales con dedicación absoluta y generalmente con mucha inversión de tiempo y dinero detrás de ellos. También cuentan con estructuras que les proveen lo necesario para competir y prepararse al más alto nivel. Para los deportistas uruguayos, la realidad es otra. Son algunos pocos los que pueden prepararse y competir al mejor nivel durante cuatro años. Son todavía menos los que no deben poner dinero de su bolsillo para conseguir la clasificación olímpica. Algunos de ellos se prepararon durante este ciclo olímpico en el exterior haciendo uso de becas y aprovechando las oportunidades ganadas por mérito propio. Emiliano Lasa es un ejemplo de ello. El saltador es entrenado por Nélio Moura en San Pablo, Brasil, donde vive. Moura es el entrenador que preparó a los dos campeones olímpicos de 2008: Maurreen Maggi e Irving Saladino. Primero Lasa consiguió una beca de la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo y luego, gracias al impulso de su familia, pudo finalmente contar con el apoyo estatal, mediante la Fundación Deporte Uruguay y el Comité Olímpico Uruguayo. La preparación da sus frutos. Aun así, Déborah Rodríguez y Andrés Silva pidieron más apoyo para continuar de mejor forma sus carreras. Emiliano Lasa aseguró que si no se metía en la final no sabía cómo haría para poder mantenerse entrenando y viviendo en Brasil. Alejandro Foglia puso en duda una nueva campaña olímpica por motivos económicos, y Mariana Foglia y Pablo Defazio hicieron esfuerzos inmensos para cubrir su presupuesto con ayuda de familiares y amigos, y así llegar a competir en las instancias clasificatorias y en Río. Si ellos son nuestros deportistas más apoyados, y el dinero todavía falta, será tiempo de escuchar esas señales y analizar de qué forma pueden colaborar las instituciones gubernamentales y del deporte para seguir acercando a los competidores de elite a cubrir la totalidad de sus presupuestos y garantizar la estabilidad tan necesaria para entrenar y competir a alto nivel”.

Vamos a ocuparnos de algunas disciplinas.

Atletismo

Andrés Silva llegó a semifinales logrando su mejor actuación. Estuvo muy bueno. Esperábamos más de Deborah Rodríguez, la deportista que más apoyos tiene en esta disciplina. Más allá que su fuerte es la carrera de 400 metros no 800 pero de todas formas estuvo dentro de su tiempos. 

Maratón

Nicolás Cuestas y su 40º. puesto es una muy buena performance en la maratón que cerró los JJ.OO. Fue 40 entre 150 deportistas. Zamora culminó en el puesto 50 y el hermano de Nicolás más retrasado.

Natación

La natación uruguaya viene de un largo ostracismo y con nuevas autoridades en la FUN desde hace dos años se ha intentado revertir la imágen. Pero sin clubes fuertes no hay cambios. Dirigentes, docentes escasean. Hubo más de una década perdida y tanto Inés Remersaro que logró mejorar su tiempo y tener récord nacional y Martín Melconian entrenan en el extranjero, tuvieron un digno papel. Uruguay no tiene piscina de 50 metros disponible para planteles. Hay carencias y tampoco hay un plan nacional que sepamos para mejorar el deporte. Muchos clubes luchan con dificultades importantes y tienen escaso presupuesto para destinarle a la parte competitiva porque viven de sus socios y de las actividades deportiva-sociales. 

Remo

En remero Jhonatan Esquivel obtuvo un 18º. lugar, ese fue su objetivo y lo cumplió. Hace más de 60 años remeros sanduceros obtuvieron medallas de bronce. Claramente los otros países avanzaron y nosotros no. Es un deporte que podría estar mejor y para ello las autoridades de remo a nivel nacional nos comentaban en la propio Río de Janeiro (ver nota en número 218) de la idea que está en fase experimental en Mercedes, de masificar el deporte a través de un programa. Por allí pasa una de las cuestiones fundamentales, las Federaciones de cada deporte deben tener proyectos que permitan ampliar la cantidad de deportistas para luego solicitar más apoyos. No olvidar que el remero sanducero Mauricio López es el mejor a nivel del país pero quedó afuera de los Juegos porque compitió en dobles y no pudo clasificar en esa modalidad. Una pena. Pero habrá revancha para “Machuca”.

Salto en largo

Emiliano Lasa está en la elite mundial y vive y entrena en San Pablo. Su 6º. puesto y diploma olímpico es el equivalente a una medalla para Uruguay. Fue el mejor.

Tenis

Pablo Cuevas es una excepción en el tenis uruguayo. Pudo pasar la primera fase y perdió ante el crédito local, Tomas  Beluchi. Autoridades del tenis nacional comentaban días pasados que hay pocas canchas de tenis en el país y es un deporte en el que hay que pagar una cuota para poder practicarlo. Eso limita.

Vela

La actuación de “Lola” Moreira  fue buena considerando su edad y su primera experiencia. Lo que está claro también es que los "porotos” se juegan en los JJ.OO., el Panamericano nos brinda un recorte de la realidad. El caso paradigmático es el del nadador argentino Federico Grabich, 1º. en el Panamericano, 3º. en el Mundial  y 22 en los Juegos. Foglia no pudo repetir su actuación de 4 años atrás cuando tuviera diploma olímpico en Londres.

Otro tema no menor, los medios nos bombardean con fútbol, fútbol y más fútbol, poco ayudan en la difusión de los deportes “menores”. 

También compitieron Néstor Nielsen en equitación, Sofía Rito en pesas que fue de las últimas ubicadas y la dupla Foglia-Delpiazzo en vela.

En resumidas cuentas una buena actuación celeste, apoyos económicos ha habido, quizás dispares. A nuestro criterio faltan más y mejores políticas deportivas.

Una mirada diferente

La web medalspercapita.com ha elaborado su ranking de países con más medallas por habitantes. Con este enfoque, los grandes triunfadores serían los países caribeños de Granada y Bahamas. El primero obtuvo un único metal, la plata de Kirani James en los 400 metros masculinos, pero con poco más de 100.000 habitantes, es el país con más medallas per cápita. Bahamas consiguió dos mientras en el tercer puesto ya se sitúa un país con algo más de entidad: Jamaica. Con Usain Bolt como estrella, el también país caribeño obtuvo 11 medallas, una por cada 247.000 habitantes. Detrás está Nueva Zelanda, con 17 medallas, la mayoría en agua, y quinta Dinamarca, con 15 medallas con sus casi 5,7 millones de habitantes. Completan el top ten Croacia, Eslovenia, Georgia, Azerbaiyán y Hungría.  

Australia, el mejor entre los 'grandes' 

Entre países más grandes, de al menos 20 millones de habitantes, el mejor situado es Australia, en el puesto 14 con 29 medallas, una por cada 820.000 habitantes. En el 19 está el Reino Unido, con 67 medallas por sus 65 millones de personas.  

Francia, Canadá, Alemania, Italia, Uzbequistán, Corea del Sur y Rusia se sitúan antes de EEUU, que ocuparía el puesto 43 del medallero, con medalla por cada 2,6 millones de habitantes. Un puesto más atrás, en el 44, está España, con una medalla por cada 2,7 millones. 

Hacia el final del ranking encontramos a China, con una medalla por casi 20 millones de habitantes, así como varios países de África y Asia, aunque el peor situado es India, con dos medallas, una por cada 655 millones de personas.  

 


(0)

A los lectores de @gesor que realizan comentarios, en particular a quienes ingresan en la condición de incógnito, no se molesten en hacer comentarios ya no son publicados debido a que no dejan registro de IP ante eventual denuncia de alguna persona que se sienta dañada por ellos.
Igualmente reiteramos lo que hemos escrito en anteriores oportunidades, que pueden referirse con la dureza que se entienda pertinente pero siempre dentro del respeto general y no discriminando ni agraviando, o con expresiones que de alguna manera inciten a la violencia. Los comentarios son una herramienta maravillosa que debemos preservar entre todos.

Quiere comentar esta noticia?

* Campos obligatorios
* Nombre:
* Correo Electrónico:
* Comentario:
* Caracteres
No se ha podido realizar la consulta: You have an error in your SQL syntax; check the manual that corresponds to your MySQL server version for the right syntax to use near 'grandes' 

Entre países más grandes, de al me' at line 1
Ultima Consulta SQL UPDATE entry SET id='25496',cat='3',publish='2016-08-25 07:23:00',author='elecaille',title='¿Por qué no ser la Nueva Zelanda del deporte?',copete='Análisis del periodista sanducero Mauro Goldman sobre los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.',entry='

Análisis de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016 a través de la óptica de uno de los periodistas que estuvieron en Brasil cubriendo el acontecimiento deportivo: el sanducero Mauro Goldman (20Once de Paysandú).

¿Por qué no ser  la Nueva Zelanda del deporte?

(Por Mauro Goldman) En lo personal tuvimos el privilegio de estar en los Juegos y de ver a algunos uruguayos competir en la máxima cita deportiva mundial.

Siempre es bueno saber desde donde se parte porque el facilismo y la demagogia son malos consejeros, nos pueden nublar el razonamiento y creernos algo que no somos. 

Es absolutamente descabellado pedirle medallas a los deportistas uruguayos en la actual coyuntura , que en líneas generales cumplieron una buena labor. Vamos a ir explayándonos en los casos que conocemos, que tenemos propiedad.

Somos un país de poco más de 3 millones y medio de habitantes, eso nos condiciona, de eso no puede haber opiniones. Pero tampoco es excusa porque en el puesto 19 del medallero de Río  aparece Nueva Zelanda, un país que en varias oportunidades ha sido comparado con Uruguay porque tenemos similar población. Nueva Zelanda culminó su performance con  4 medallas de oro, 9 de plata y 5 de bronce. Es un país rodeado de agua y sus triunfos, causalmente son en deportes vinculados con el agua (vela, remo y canotaje en velocidad). Son casualmente, deportes en los que Uruguay podría tener mejor figuración y ya lo veremos.

Los mejores resultados vienen de la mano de mayor inversión económica como la ha tenido Colombia o la propia Argentina aunque fueron Brasil y Colombia los países que más progresaron en el concierto sudamericano. El vecino país, Argentina estableció un porcentaje de las llamadas telefónicas que va para el Centro Enard que administra ese dinero. De todas formas en cantidad Argentina no progresó  sí en medallas de oro. 

Otro dato a tener en cuenta, desde 1924 a 1964 Uruguay ganó en esas nueve ediciones medallas. Luego recién en el 2000 con Milton Wynants pudo subirse al podio.  O sea no fue por un tema de población, éramos la “Suiza de América” por aquellos tiempos.  En buen romance las posibilidades económicas de los países tienen que ver con mayor desarrollo deportivo competitivo. Quizás Cuba sea una excepción pero allí se concentran muchos esfuerzos en el deporte competitivo como política de Estado; ya Cuba no se destaca como lo hacía antes.

Facundo Castro en La  Diaria dice al menos para nosotros una gran verdad: “El mundo cambió durante estos años y la organización del deporte también. Los Juegos Olímpicos dejaron de ser una competencia amateur, por más que el Comité Olímpico Internacional los siga definiendo como tal. Sus deportistas, sus campeones, son profesionales con dedicación absoluta y generalmente con mucha inversión de tiempo y dinero detrás de ellos. También cuentan con estructuras que les proveen lo necesario para competir y prepararse al más alto nivel. Para los deportistas uruguayos, la realidad es otra. Son algunos pocos los que pueden prepararse y competir al mejor nivel durante cuatro años. Son todavía menos los que no deben poner dinero de su bolsillo para conseguir la clasificación olímpica. Algunos de ellos se prepararon durante este ciclo olímpico en el exterior haciendo uso de becas y aprovechando las oportunidades ganadas por mérito propio. Emiliano Lasa es un ejemplo de ello. El saltador es entrenado por Nélio Moura en San Pablo, Brasil, donde vive. Moura es el entrenador que preparó a los dos campeones olímpicos de 2008: Maurreen Maggi e Irving Saladino. Primero Lasa consiguió una beca de la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo y luego, gracias al impulso de su familia, pudo finalmente contar con el apoyo estatal, mediante la Fundación Deporte Uruguay y el Comité Olímpico Uruguayo. La preparación da sus frutos. Aun así, Déborah Rodríguez y Andrés Silva pidieron más apoyo para continuar de mejor forma sus carreras. Emiliano Lasa aseguró que si no se metía en la final no sabía cómo haría para poder mantenerse entrenando y viviendo en Brasil. Alejandro Foglia puso en duda una nueva campaña olímpica por motivos económicos, y Mariana Foglia y Pablo Defazio hicieron esfuerzos inmensos para cubrir su presupuesto con ayuda de familiares y amigos, y así llegar a competir en las instancias clasificatorias y en Río. Si ellos son nuestros deportistas más apoyados, y el dinero todavía falta, será tiempo de escuchar esas señales y analizar de qué forma pueden colaborar las instituciones gubernamentales y del deporte para seguir acercando a los competidores de elite a cubrir la totalidad de sus presupuestos y garantizar la estabilidad tan necesaria para entrenar y competir a alto nivel”.

Vamos a ocuparnos de algunas disciplinas.

Atletismo

Andrés Silva llegó a semifinales logrando su mejor actuación. Estuvo muy bueno. Esperábamos más de Deborah Rodríguez, la deportista que más apoyos tiene en esta disciplina. Más allá que su fuerte es la carrera de 400 metros no 800 pero de todas formas estuvo dentro de su tiempos. 

Maratón

Nicolás Cuestas y su 40º. puesto es una muy buena performance en la maratón que cerró los JJ.OO. Fue 40 entre 150 deportistas. Zamora culminó en el puesto 50 y el hermano de Nicolás más retrasado.

Natación

La natación uruguaya viene de un largo ostracismo y con nuevas autoridades en la FUN desde hace dos años se ha intentado revertir la imágen. Pero sin clubes fuertes no hay cambios. Dirigentes, docentes escasean. Hubo más de una década perdida y tanto Inés Remersaro que logró mejorar su tiempo y tener récord nacional y Martín Melconian entrenan en el extranjero, tuvieron un digno papel. Uruguay no tiene piscina de 50 metros disponible para planteles. Hay carencias y tampoco hay un plan nacional que sepamos para mejorar el deporte. Muchos clubes luchan con dificultades importantes y tienen escaso presupuesto para destinarle a la parte competitiva porque viven de sus socios y de las actividades deportiva-sociales. 

Remo

En remero Jhonatan Esquivel obtuvo un 18º. lugar, ese fue su objetivo y lo cumplió. Hace más de 60 años remeros sanduceros obtuvieron medallas de bronce. Claramente los otros países avanzaron y nosotros no. Es un deporte que podría estar mejor y para ello las autoridades de remo a nivel nacional nos comentaban en la propio Río de Janeiro (ver nota en número 218) de la idea que está en fase experimental en Mercedes, de masificar el deporte a través de un programa. Por allí pasa una de las cuestiones fundamentales, las Federaciones de cada deporte deben tener proyectos que permitan ampliar la cantidad de deportistas para luego solicitar más apoyos. No olvidar que el remero sanducero Mauricio López es el mejor a nivel del país pero quedó afuera de los Juegos porque compitió en dobles y no pudo clasificar en esa modalidad. Una pena. Pero habrá revancha para “Machuca”.

Salto en largo

Emiliano Lasa está en la elite mundial y vive y entrena en San Pablo. Su 6º. puesto y diploma olímpico es el equivalente a una medalla para Uruguay. Fue el mejor.

Tenis

Pablo Cuevas es una excepción en el tenis uruguayo. Pudo pasar la primera fase y perdió ante el crédito local, Tomas  Beluchi. Autoridades del tenis nacional comentaban días pasados que hay pocas canchas de tenis en el país y es un deporte en el que hay que pagar una cuota para poder practicarlo. Eso limita.

Vela

La actuación de “Lola” Moreira  fue buena considerando su edad y su primera experiencia. Lo que está claro también es que los "porotos” se juegan en los JJ.OO., el Panamericano nos brinda un recorte de la realidad. El caso paradigmático es el del nadador argentino Federico Grabich, 1º. en el Panamericano, 3º. en el Mundial  y 22 en los Juegos. Foglia no pudo repetir su actuación de 4 años atrás cuando tuviera diploma olímpico en Londres.

Otro tema no menor, los medios nos bombardean con fútbol, fútbol y más fútbol, poco ayudan en la difusión de los deportes “menores”. 

También compitieron Néstor Nielsen en equitación, Sofía Rito en pesas que fue de las últimas ubicadas y la dupla Foglia-Delpiazzo en vela.

En resumidas cuentas una buena actuación celeste, apoyos económicos ha habido, quizás dispares. A nuestro criterio faltan más y mejores políticas deportivas.

Una mirada diferente

La web medalspercapita.com ha elaborado su ranking de países con más medallas por habitantes. Con este enfoque, los grandes triunfadores serían los países caribeños de Granada y Bahamas. El primero obtuvo un único metal, la plata de Kirani James en los 400 metros masculinos, pero con poco más de 100.000 habitantes, es el país con más medallas per cápita. Bahamas consiguió dos mientras en el tercer puesto ya se sitúa un país con algo más de entidad: Jamaica. Con Usain Bolt como estrella, el también país caribeño obtuvo 11 medallas, una por cada 247.000 habitantes. Detrás está Nueva Zelanda, con 17 medallas, la mayoría en agua, y quinta Dinamarca, con 15 medallas con sus casi 5,7 millones de habitantes. Completan el top ten Croacia, Eslovenia, Georgia, Azerbaiyán y Hungría.  

Australia, el mejor entre los 'grandes' 

Entre países más grandes, de al menos 20 millones de habitantes, el mejor situado es Australia, en el puesto 14 con 29 medallas, una por cada 820.000 habitantes. En el 19 está el Reino Unido, con 67 medallas por sus 65 millones de personas.  

Francia, Canadá, Alemania, Italia, Uzbequistán, Corea del Sur y Rusia se sitúan antes de EEUU, que ocuparía el puesto 43 del medallero, con medalla por cada 2,6 millones de habitantes. Un puesto más atrás, en el 44, está España, con una medalla por cada 2,7 millones. 

Hacia el final del ranking encontramos a China, con una medalla por casi 20 millones de habitantes, así como varios países de África y Asia, aunque el peor situado es India, con dos medallas, una por cada 655 millones de personas.  

 
',videos='0',published='1',cont='1' WHERE id = 25496