agesor
. . . . .

@gesor es de acceso completamente gratuito para nuestros lectores, pero si quieres apoyar nuestro trabajo con un donativo, te damos dos opciones, la primera de un único pago de U$S2 (dolares americanos dos) o la segunda con una suscripción de U$S1 (dolares americanos uno) por mes, la que puedes realizar en pagos mensuales o un pago anual.

El equipo de @gesor agradece desde ya vuestro aporte, el que nos permitirá seguir creciendo y brindando cada vez más contenido.
Pago
Opciones de suscripción
Si quieres colaborar con un monto distinto, por favor contacta con info@agesor.com.uy indicando el monto con el que quieres colaborar y te haremos llegar el formulario de pago.
Carniceria La Invernada
coopace
CarHouse - Mercedes
MonedaCompraVenta
41,20 44,20
0,24 0,54
7,60 9,40
45,70 50,60
El Observador El Pais La Juventud La Diaria La Republica El Telegrafo
.
Síguenos Síguenos Canal Instagram
RADIOS
Espacio FM
del hum FM
.
.
14 de April del 2016 a las 08:14 -
Tweet about this on Twitter Share on Facebook Share on LinkedIn Pin on Pinterest Email this to someone
Procesaron al capitán retirado Asencio Lucero
El Capitán retirado Asencio Lucero, de 84 años, fue procesado con prisión este miércoles en el marco de la denuncia presentada en 2011 por un grupo de 28 ex presas políticas que pidieron investigar torturas y abusos sexuales.
El Capitán retirado Asencio Lucero, de 84 años, fue procesado con prisión este miércoles en el marco de la denuncia presentada en 2011 por un grupo de 28 ex presas políticas que pidieron investigar torturas y abusos sexuales.

Como se recordará el ex militar en 2014 reconoció ante la Jueza Julia Staricco que aplicó torturas a personas detenidas. Lucero era el encargado de Inteligencia en el Regimiento de Caballería N° 9. Ante la Jueza Staricco, el Capitán retirado Asencio Lucero reconoció que aplicó torturas durante los interrogatorios a militantes políticos detenidos desde 1972, y que la metodología consistía en "prolongar plantones, submarino seco, submarino mojado, picana, supresión de las visitas". También "dejar a las mujeres desnudas" porque "esto les generaba mucho pudor". Justificando sus procedimientos afirmando que se realizaron en el marco de la "lucha antisubversiva", considerando que había tratado a las personas "con dignidad".

Catalogó a las torturas como "desbordes" propios de la coyuntura que se vivía, y que las mismas eran una "presión psicológica". Poniendo como ejemplo: "A las tres de la mañana preguntaba (a un/a detenido/a) cómo se llamaba la hermana" o les hacía un "plantón" durante cinco o seis horas "hasta que se desplomaban".

Añadió que el "tacho" (o "submarino") se aplicaba para quienes eran "reacios a conversar". Comentando que el submarino seco era la tortura que afectaba más a los detenidos.

Primero, para decidir si a un detenido se le aplicaba torturas, según Lucero dependía si el detenido "hablaba o no". Si hablaba, o sea "delatar" o brindar alguna información sobre la organización, "firmaba una declaración". Si no hablaba la primera tortura era el plantón, hasta que caía. Si seguía sin “cantar” la tortura era el submarino. El tacho "ablandaba a las mujeres" porque les producía "pudor", el exponer su desnudez, la humillación, las vejaciones.

Pero según él "nadie daba la orden" de torturar, ya que esto formaba parte de "un sistema" que tenía por objetivo "obtener información". Indicando que si bien torturar a una persona "no eran lo correcto (...), cuando se necesita información, es necesario". Mencionando que durante las sesiones de torturas había médicos, mencionando a Scarabino y a una doctora de apellido López.

 

La denuncia

En 2011 un grupo de 28 mujeres que estuvieron presas durante la dictadura presentaron una denuncia contra más de 150 policías, militares, enfermeras y médicos por torturas y abusos sexuales. Torturas y violaciones realizadas en forma sistemática en unidades militares como el Penal de Punta de Rieles, el centro clandestino de detención '300 Carlos', el Regimiento de Caballería Nº 9, el EstablecimientoLa Tablada y el Batallón de Infantería Nº 5 de Mercedes, entre otros.

En dicha denuncia se expresa que la tortura fue utilizada en forma sistemática y planificada consistente en delitos sexuales (violencia sexual, violación, desnudez, tocamientos, entre otros) y torturas (tales como plantones, picana, submarino, entre otros), afectando su integridad física y mental y su derecho a la dignidad, principalmente”. Y que “la conducta desarrollada por los denunciados formó parte de un plan sistemático orquestado por quienes detentaban el poder en forma ilegítima cuya finalidad era la destrucción física, moral y psicológica de las detenidas con particular énfasis en su condición de mujeres, menoscabando su integridad física y mental y su dignidad con prácticas tales como la desnudez, la introducción de objetos en la vagina y ano, tocamientos, así como insultos degradantes y amenazas por la sola condición de ser mujeres llegando en muchos casos a la consumación de la violación”.

 

Tras las investigaciones, el fiscal Carlos Negro solicitó a la jueza Julia Staricco el procesamiento con prisión de Lucero, condena que se pronunció este miércoles, desestimando recursos de inconstitucionalidad y prescripción presentados por la defensa. 

El capitán retirado está internado en estado delicado en el Hospital Militar, por lo que sus abogados presentarán una solicitud de prisión domiciliaria.

 

En marzo pasado la periodista Georgina Mayo de Televisión Nacional entrevistó al militar retirado, donde reiteró parte de sus dichos que había emitido ante la justicia. Dicha entrevista puede verse en el siguiente enlace: https://www.youtube.com/watch?v=nk2iEAQSR0E

 

 

 



(0)

A los lectores de @gesor que realizan comentarios, en particular a quienes ingresan en la condición de incógnito, no se molesten en hacer comentarios ya no son publicados debido a que no dejan registro de IP ante eventual denuncia de alguna persona que se sienta dañada por ellos.
Igualmente reiteramos lo que hemos escrito en anteriores oportunidades, que pueden referirse con la dureza que se entienda pertinente pero siempre dentro del respeto general y no discriminando ni agraviando, o con expresiones que de alguna manera inciten a la violencia. Los comentarios son una herramienta maravillosa que debemos preservar entre todos.

Quiere comentar esta noticia?

* Campos obligatorios
* Nombre:
* Correo Electrónico:
* Comentario:
* Caracteres
No se ha podido realizar la consulta: You have an error in your SQL syntax; check the manual that corresponds to your MySQL server version for the right syntax to use near '300 Carlos', el Regimiento de Caballería Nº 9, el EstablecimientoLa ' at line 1
Ultima Consulta SQL UPDATE entry SET id='23230',cat='5',publish='2016-04-14 08:14:14',author='adifilippo',title='Procesaron al capitán retirado Asencio Lucero',copete='El Capitán retirado Asencio Lucero, de 84 años, fue procesado con prisión este miércoles en el marco de la denuncia presentada en 2011 por un grupo de 28 ex presas políticas que pidieron investigar torturas y abusos sexuales.',entry='

Como se recordará el ex militar en 2014 reconoció ante la Jueza Julia Staricco que aplicó torturas a personas detenidas. Lucero era el encargado de Inteligencia en el Regimiento de Caballería N° 9. Ante la Jueza Staricco, el Capitán retirado Asencio Lucero reconoció que aplicó torturas durante los interrogatorios a militantes políticos detenidos desde 1972, y que la metodología consistía en "prolongar plantones, submarino seco, submarino mojado, picana, supresión de las visitas". También "dejar a las mujeres desnudas" porque "esto les generaba mucho pudor". Justificando sus procedimientos afirmando que se realizaron en el marco de la "lucha antisubversiva", considerando que había tratado a las personas "con dignidad".

Catalogó a las torturas como "desbordes" propios de la coyuntura que se vivía, y que las mismas eran una "presión psicológica". Poniendo como ejemplo: "A las tres de la mañana preguntaba (a un/a detenido/a) cómo se llamaba la hermana" o les hacía un "plantón" durante cinco o seis horas "hasta que se desplomaban".

Añadió que el "tacho" (o "submarino") se aplicaba para quienes eran "reacios a conversar". Comentando que el submarino seco era la tortura que afectaba más a los detenidos.

Primero, para decidir si a un detenido se le aplicaba torturas, según Lucero dependía si el detenido "hablaba o no". Si hablaba, o sea "delatar" o brindar alguna información sobre la organización, "firmaba una declaración". Si no hablaba la primera tortura era el plantón, hasta que caía. Si seguía sin “cantar” la tortura era el submarino. El tacho "ablandaba a las mujeres" porque les producía "pudor", el exponer su desnudez, la humillación, las vejaciones.

Pero según él "nadie daba la orden" de torturar, ya que esto formaba parte de "un sistema" que tenía por objetivo "obtener información". Indicando que si bien torturar a una persona "no eran lo correcto (...), cuando se necesita información, es necesario". Mencionando que durante las sesiones de torturas había médicos, mencionando a Scarabino y a una doctora de apellido López.

 

La denuncia

En 2011 un grupo de 28 mujeres que estuvieron presas durante la dictadura presentaron una denuncia contra más de 150 policías, militares, enfermeras y médicos por torturas y abusos sexuales. Torturas y violaciones realizadas en forma sistemática en unidades militares como el Penal de Punta de Rieles, el centro clandestino de detención '300 Carlos', el Regimiento de Caballería Nº 9, el EstablecimientoLa Tablada y el Batallón de Infantería Nº 5 de Mercedes, entre otros.

En dicha denuncia se expresa que la tortura fue utilizada en forma sistemática y planificada consistente en delitos sexuales (violencia sexual, violación, desnudez, tocamientos, entre otros) y torturas (tales como plantones, picana, submarino, entre otros), afectando su integridad física y mental y su derecho a la dignidad, principalmente”. Y que “la conducta desarrollada por los denunciados formó parte de un plan sistemático orquestado por quienes detentaban el poder en forma ilegítima cuya finalidad era la destrucción física, moral y psicológica de las detenidas con particular énfasis en su condición de mujeres, menoscabando su integridad física y mental y su dignidad con prácticas tales como la desnudez, la introducción de objetos en la vagina y ano, tocamientos, así como insultos degradantes y amenazas por la sola condición de ser mujeres llegando en muchos casos a la consumación de la violación”.

 

Tras las investigaciones, el fiscal Carlos Negro solicitó a la jueza Julia Staricco el procesamiento con prisión de Lucero, condena que se pronunció este miércoles, desestimando recursos de inconstitucionalidad y prescripción presentados por la defensa. 

El capitán retirado está internado en estado delicado en el Hospital Militar, por lo que sus abogados presentarán una solicitud de prisión domiciliaria.

 

En marzo pasado la periodista Georgina Mayo de Televisión Nacional entrevistó al militar retirado, donde reiteró parte de sus dichos que había emitido ante la justicia. Dicha entrevista puede verse en el siguiente enlace: https://www.youtube.com/watch?v=nk2iEAQSR0E

 

 

 

',videos='0',published='1',column_id='0',cont='1' WHERE id = 23230