agesor
. . . . .

@gesor es de acceso completamente gratuito para nuestros lectores, pero si quieres apoyar nuestro trabajo con un donativo, te damos dos opciones, la primera de un único pago de U$S2 (dolares americanos dos) o la segunda con una suscripción de U$S1 (dolares americanos uno) por mes, la que puedes realizar en pagos mensuales o un pago anual.

El equipo de @gesor agradece desde ya vuestro aporte, el que nos permitirá seguir creciendo y brindando cada vez más contenido.
Pago
Opciones de suscripción
Si quieres colaborar con un monto distinto, por favor contacta con info@agesor.com.uy indicando el monto con el que quieres colaborar y te haremos llegar el formulario de pago.
Carniceria La Invernada
coopace
CarHouse - Mercedes
MonedaCompraVenta
41,70 44,10
0,17 0,63
7,48 9,48
45,76 51,00
El Observador El Pais La Juventud La Diaria La Republica El Telegrafo
.
Síguenos Síguenos Canal Instagram
RADIOS
Espacio FM
del hum FM
.
.
12 de October del 2015 a las 09:31 -
Tweet about this on Twitter Share on Facebook Share on LinkedIn Pin on Pinterest Email this to someone
Hay nuevo rey en la Liga del Centro
El equipo de José Enrique Rodó, decano de la Liga Regional de Fútbol del Centro, alzó el trofeo asignado al mejor de la temporada 2015, tras ganar en Palmitas.
El equipo de José Enrique Rodó, decano de la Liga Regional de Fútbol del Centro, alzó el trofeo asignado al mejor de la temporada 2015, tras ganar en Palmitas.

Palmitas. Por Sebastián Cáceres (Periódico Centenario) Especial para @gesor.

Con goles de Sebastián Antúnez, Ignacio San Martín y Daniel Iturióz, Fraternidad le ganó este mediodía 3 a 1 a Wanderers y se coronó campeón de la temporada 2015 de la Liga del Centro. El decano alcanzó el título durante la celebración de su aniversario número 93.

Hay equipos que parecen estar hechos a la medida para jugar finales, y en la Liga del Centro, ese equipo se llama Fraternidad. Hace siete días atrás cayó en su cancha ante Wanderers y aquello pareció ser el fin de un ciclo. En ese momento los bohemios sacaron chapa de candidato, porque llegaban a la instancia de hoy con viento en la camiseta, precedidos de una serie de triunfos que lo coloraron en la final y a su frente tenían a un rival herido futbolísticamente.

Pero esos antecedentes se esfumaron rápidamente y afloró la historia, la de un plantel que golpeado en su fibra íntima, hizo de esa circunstancia la clave del triunfo de hoy. Es que Wanderers ncometió un error fuera de la cancha y antes de la final. Fijar el partido justo el día en que su adversario está celebrando su aniversario, fue una provocación que no hizo otra cosa que estimular a Fraternidad.

Fue el aliciente que necesitó para jugar el partido. Porque en ese pacto de honor entre el jugador y el hincha, que no está escrito en ningún lado pero se trasmite en momentos claves, el plantel decano sabía que no podía retirarse de Palmitas sin la copa en sus manos, porque al llegar a la sede social, donde lo esperaba parte de su parcialidad, había que hacerlo con el trofeo, señal de que la batalla se había ganado. 

Y así fue. Costo como toda final, porque a su frente tuvo un rival que se adueñó de la pelota, desbordó con insistencia por el sector derecho y amenazó en mas de una oportunidad en abrir el marcador. Agazapado como un cazador esperando el momento justo para atacar, Fraternidad dió el primer golpe cuando su volante central, Daniel Iturrióz, practicando una presión alta, en terreno contrario, robó una pelota y rápidamente descargó para Nahuel Lapaz que desbordó y el centro al área encontró al ariete, Sebastián Antúnez, que con remate cruzado abrió el marcador. 

Iban 22 minutos de juego, y el presagio de que el festejo albiverde sería por partida doble, campeonato y aniversario, empezó a correr como un rumor en construcción por el parque “José Peruchena”.

Wanderers procuró aplacarlo, cuando un remate de Videla mereció una excelente intervención del meta Ciganda que sacó la pelota al córner o en el momento en que el disparo de Gastón Echenique dio en el palo y se fue afuera. Pero fue en el inicio del complemento, donde la historia dividió sus aguas. El empate de Wanderers por intermedio de Fabricio Castro, que recogió una pelota perdida en el área a la salida de un tiro de esquina, pareció ser la bocanada de aire fresco que el local necesitaba para encaminar su triunfo. Pero eso no sucedió. La lesión del juvenil Nahuel Lapaz en el decano, generó el ingreso de Lara en el medio campo y la presencia de Ignacio San Martín, como hombre de punta, acompañando a Antúnez en el ataque. 

Ese cambio posicional fue clave. Dos minutos antes de llegar a la media hora de juego de la etapa complementaria, una pelota larga, al mejor estilo de juego de Fraternidad, encontró a San Martín entre los dos defensas, y como teniendo un resorte en su pecho, amortiguó el impacto del balón y ante que se diera contra el piso, saco un remate cruzado que dejó sin asunto al arquero de Wanderers. Era el segundo de la vista y aquel rumor del primer tiempo cobraba más veracidad que nunca. De ahí en adelante Wanderers perdió la línea, nervioso dejó de jugar por la bandas, y centró su ataque, yendo por el camino que más le favorecía a la defensa decana. 

A ocho minutos del final, llegó el premio a un hombre que se cansó de robar pelotas en el medio campo, fue el generador de la jugada del primer gol, y quien metió la cabeza para el tercero, Daniel Iturrióz, jugó un partido de diez puntos. 

De ahí al final la suerte estaba echada. Aquella posibilidad de que Fraternidad festejara hoy por partida doble dejó de ser un rumor y se convirtió en una realidad. 

En su aniversario número 93, Fraternidad honró su historia, cargada de gestas que imposibles como la de hoy, cuando quisieron amargarle su aniversario, no hicieron otra cosas que engrandecer los palmares de un equipo que cumplió con su mandato íntimo, llegar a la sede y celebrar con su gente, pero con la copa de campeón. 

Detalles 

Parque “José Peruchena” (Palmitas). Público, 800 personas. Jueces: César Andrés López, José Sierra y Alfredo Flores (Correcta actuación). 

Fraternidad (3). S. Ciganda, G. Sosa, J. Calero, S. Luzardo, N. Sosa, D. Bertocchi, D. Iturrióz, I. San Martín, M. Pastorino, S. Antúnez, N.Lapaz. DT: G. Souberville. Goles: 22' Sebastián Antúnez, 73' Ignacio San Martín y 82' Daniel Iturrióz.

Wanderers (1). R. Roacio; P. Pérez, F. Castro, O. González, C. Echenique, M. Rostan, C. Echenique, G. Echenique, D. Fernández, N. Videla y E. Yona. DT. L. Graña. Gol: 48' Fabricio Castro.

 



(0)

A los lectores de @gesor que realizan comentarios, en particular a quienes ingresan en la condición de incógnito, no se molesten en hacer comentarios ya no son publicados debido a que no dejan registro de IP ante eventual denuncia de alguna persona que se sienta dañada por ellos.
Igualmente reiteramos lo que hemos escrito en anteriores oportunidades, que pueden referirse con la dureza que se entienda pertinente pero siempre dentro del respeto general y no discriminando ni agraviando, o con expresiones que de alguna manera inciten a la violencia. Los comentarios son una herramienta maravillosa que debemos preservar entre todos.

Quiere comentar esta noticia?

* Campos obligatorios
* Nombre:
* Correo Electrónico:
* Comentario:
* Caracteres
No se ha podido realizar la consulta: You have an error in your SQL syntax; check the manual that corresponds to your MySQL server version for the right syntax to use near 'Sebastián Antúnez, 73' Ignacio San Martín y 82' Daniel Itur' at line 1
Ultima Consulta SQL UPDATE entry SET id='19917',cat='3',publish='2015-10-12 09:31:16',author='elecaille',title='Hay nuevo rey en la Liga del Centro',copete='El equipo de José Enrique Rodó, decano de la Liga Regional de Fútbol del Centro, alzó el trofeo asignado al mejor de la temporada 2015, tras ganar en Palmitas.',entry='

Palmitas. Por Sebastián Cáceres (Periódico Centenario) Especial para @gesor.

Con goles de Sebastián Antúnez, Ignacio San Martín y Daniel Iturióz, Fraternidad le ganó este mediodía 3 a 1 a Wanderers y se coronó campeón de la temporada 2015 de la Liga del Centro. El decano alcanzó el título durante la celebración de su aniversario número 93.

Hay equipos que parecen estar hechos a la medida para jugar finales, y en la Liga del Centro, ese equipo se llama Fraternidad. Hace siete días atrás cayó en su cancha ante Wanderers y aquello pareció ser el fin de un ciclo. En ese momento los bohemios sacaron chapa de candidato, porque llegaban a la instancia de hoy con viento en la camiseta, precedidos de una serie de triunfos que lo coloraron en la final y a su frente tenían a un rival herido futbolísticamente.

Pero esos antecedentes se esfumaron rápidamente y afloró la historia, la de un plantel que golpeado en su fibra íntima, hizo de esa circunstancia la clave del triunfo de hoy. Es que Wanderers ncometió un error fuera de la cancha y antes de la final. Fijar el partido justo el día en que su adversario está celebrando su aniversario, fue una provocación que no hizo otra cosa que estimular a Fraternidad.

Fue el aliciente que necesitó para jugar el partido. Porque en ese pacto de honor entre el jugador y el hincha, que no está escrito en ningún lado pero se trasmite en momentos claves, el plantel decano sabía que no podía retirarse de Palmitas sin la copa en sus manos, porque al llegar a la sede social, donde lo esperaba parte de su parcialidad, había que hacerlo con el trofeo, señal de que la batalla se había ganado. 

Y así fue. Costo como toda final, porque a su frente tuvo un rival que se adueñó de la pelota, desbordó con insistencia por el sector derecho y amenazó en mas de una oportunidad en abrir el marcador. Agazapado como un cazador esperando el momento justo para atacar, Fraternidad dió el primer golpe cuando su volante central, Daniel Iturrióz, practicando una presión alta, en terreno contrario, robó una pelota y rápidamente descargó para Nahuel Lapaz que desbordó y el centro al área encontró al ariete, Sebastián Antúnez, que con remate cruzado abrió el marcador. 

Iban 22 minutos de juego, y el presagio de que el festejo albiverde sería por partida doble, campeonato y aniversario, empezó a correr como un rumor en construcción por el parque “José Peruchena”.

Wanderers procuró aplacarlo, cuando un remate de Videla mereció una excelente intervención del meta Ciganda que sacó la pelota al córner o en el momento en que el disparo de Gastón Echenique dio en el palo y se fue afuera. Pero fue en el inicio del complemento, donde la historia dividió sus aguas. El empate de Wanderers por intermedio de Fabricio Castro, que recogió una pelota perdida en el área a la salida de un tiro de esquina, pareció ser la bocanada de aire fresco que el local necesitaba para encaminar su triunfo. Pero eso no sucedió. La lesión del juvenil Nahuel Lapaz en el decano, generó el ingreso de Lara en el medio campo y la presencia de Ignacio San Martín, como hombre de punta, acompañando a Antúnez en el ataque. 

Ese cambio posicional fue clave. Dos minutos antes de llegar a la media hora de juego de la etapa complementaria, una pelota larga, al mejor estilo de juego de Fraternidad, encontró a San Martín entre los dos defensas, y como teniendo un resorte en su pecho, amortiguó el impacto del balón y ante que se diera contra el piso, saco un remate cruzado que dejó sin asunto al arquero de Wanderers. Era el segundo de la vista y aquel rumor del primer tiempo cobraba más veracidad que nunca. De ahí en adelante Wanderers perdió la línea, nervioso dejó de jugar por la bandas, y centró su ataque, yendo por el camino que más le favorecía a la defensa decana. 

A ocho minutos del final, llegó el premio a un hombre que se cansó de robar pelotas en el medio campo, fue el generador de la jugada del primer gol, y quien metió la cabeza para el tercero, Daniel Iturrióz, jugó un partido de diez puntos. 

De ahí al final la suerte estaba echada. Aquella posibilidad de que Fraternidad festejara hoy por partida doble dejó de ser un rumor y se convirtió en una realidad. 

En su aniversario número 93, Fraternidad honró su historia, cargada de gestas que imposibles como la de hoy, cuando quisieron amargarle su aniversario, no hicieron otra cosas que engrandecer los palmares de un equipo que cumplió con su mandato íntimo, llegar a la sede y celebrar con su gente, pero con la copa de campeón. 

Detalles 

Parque “José Peruchena” (Palmitas). Público, 800 personas. Jueces: César Andrés López, José Sierra y Alfredo Flores (Correcta actuación). 

Fraternidad (3). S. Ciganda, G. Sosa, J. Calero, S. Luzardo, N. Sosa, D. Bertocchi, D. Iturrióz, I. San Martín, M. Pastorino, S. Antúnez, N.Lapaz. DT: G. Souberville. Goles: 22' Sebastián Antúnez, 73' Ignacio San Martín y 82' Daniel Iturrióz.

Wanderers (1). R. Roacio; P. Pérez, F. Castro, O. González, C. Echenique, M. Rostan, C. Echenique, G. Echenique, D. Fernández, N. Videla y E. Yona. DT. L. Graña. Gol: 48' Fabricio Castro.

 

',videos='0',published='1',column_id='0',cont='1' WHERE id = 19917